Archivo de la etiqueta: Filosofia de vida

Ejercicio y música: la mejor combinación

No es ningún secreto que el ejercicio físico es más agradable si lo realizamos con música, sobre todo la que nos gusta. En todos los lados donde se practica ejercicio vemos música presente, ya sea a través de auriculares de los que corren o andan en bicicleta, o a todo volumen en el interior de los gimnasios o acompañando los ejercicios al aire libre. La música y el ejercicio se llevan bien. Pero, ¿por qué sucede esto? Seguir leyendo Ejercicio y música: la mejor combinación

Nuevo año, nuevas metas

En algunas de las capacitaciones que dicto suelo preguntar ¿Quiénes tienen metas fijadas en su vida? Generalmente un 50% del grupo levanta las manos. Luego sigo preguntando ¿Quiénes tienen escritas esas metas? Ahí se observan aún menos manos levantadas.

Un buen porcentaje de la población no tiene el hábito de fijarse metas y los pocos que las tienen no las escriben. Seguir leyendo Nuevo año, nuevas metas

El olvido…

“El último rey de una comunidad tenía diez perros salvajes. Los usaba para torturar y que se comiera a cualquiera de sus servidores que cometiera un error.
Uno de los criados hizo un dictamen mal y al rey no le gustó en absoluto. Por lo que ordenó que el sirviente debería ser arrojado a los perros.
El sirviente dijo: “Yo te serví durante diez años, y tú me haces ésto a mí? iPor favor, dame diez días antes de lanzarme a los perros”, y el rey se los concedió.
En esos diez días, el criado se dirigió al guardia que se ocupa de los perros y le dijo que le gustaría servir a los perros durante los próximos diez días. El guardia estaba desconcertado, pero estuvo de acuerdo, y el criado se dedicó a la alimentación de los perros, la limpieza, a bañarlos y con todo tipo de confort para ellos.
Cuando los diez días habían terminado, el rey ordenó que el sirviente fuera arrojado a los perros para su castigo. Cuando fue lanzado, todos estaban sorprendidos de ver a los perros voraces solamente lamiendo los pies del criado!
El rey, desconcertado ante lo que estaba viendo, dijo,
“Qué es lo que ha sucedido con mis perros?”
El sirviente respondió: “Serví a los perros sólo diez días y ellos no olvidaron mis servicios. Sin embargo, le serví por diez años y usted se olvidó de todo, en mi primer error!”
El rey se dio cuenta de su error y ordenó al criado que ser puesto en libertad”.

Dedicado a todos aquellos que se olvidan de las cosas buenas que una persona hizo por ellos y tan pronto como la persona comete un error, lo ponen fuera.

Besar es tendencia.-

Adiario, la mejor chapería de cualquier alma sensible sufre tremendas abolladuras producidas por la pedrada de noticias desalentadoras. Pero de pronto, en medio del estrés, de la traumatización vicaria y demás daños colaterales, surge inesperada, como fresca y atrevida, la noticia de un beso. Se trata de un piquito festivo que se dieron las representantes de Tailandia y Suecia, en el marco del reciente concurso de Miss Universo, en Atlanta. Sonrientes, las reinas grabaron su roce de labios, lo subieron a las redes y en segundos la imagen dio la vuelta al mundo provocando reacciones de aprobación, aplausos y, como no faltan las mentes rígidas, también de rechazo. Seguir leyendo Besar es tendencia.-

No esperes mucho

Muchas veces esperamos que los demás nos traten como nosotros les tratamos. Hay una frase que dice: Haz por los demás lo que te gustaría que hagan por ti. Varios se aprovechan de eso y tratan a uno como títeres. No todos tienen la misma percepción de la vida. Estamos formados con valores distintos, por más de que estemos en un mismo país, ciudad o barrio. No depende de eso sino de lo que somos como personas. Si creés que los demás actuarían como vos, te vas a decepcionar. No te esfuerces en ser la persona ideal para todos en su vida, sé la persona ideal para la tuya. Seguir leyendo No esperes mucho

¿Querés que todo cambie?

Llegamos a diciembre cansados… Cansados por el día a día, por las cosas que no conseguimos, por el clima, por el tráfico, por las mil y una actividades que nos quedan por hacer. Y cuando estás cansado/a, querés que todo cambie: “Ojalá nuestro gobierno sea mejor”, “cómo quiero que la educación paraguaya sea como la finlandesa”, “me encantaría tener un clima más fresquito, tipo Buenos Aires”, “sería fabuloso que la recesión económica se revierta lo más rápido posible”, “ojalá los paraguayos fueran más responsables, así no tendría que estar detrás de mi gente como un niñero/a”. Seguir leyendo ¿Querés que todo cambie?