Archivo de la categoría: terrenal

De la tierra o relativo a ella, por oposición a lo celestial:
paraíso terrenal.

Matar un ruiseñor

“Atticus le dijo un día a (su pequeño hijo varón) Jem: Preferiría que disparaseis contra botellas vacías en el patio trasero, pero sé que perseguiréis a los pájaros. Matad todos los arrendajos azules que queráis, si podéis darles, pero recordad que matar un ruiseñor es pecado”. Esta pequeña lección moral y también de respeto a la naturaleza y a toda forma de vida, le dio nombre a un libro: “Matar a un ruiseñor” cuya autora, la escritora norteamericana Harper Lee acaba de fallecer a los 89 años de edad. Seguir leyendo Matar un ruiseñor

Construye tu vida y sé muy sexy

El tipo no es filósofo ni científico, es estrella de Hollywood. Uno de los galanes más codiciados del mundo del cine se paró frente al auditorio y comenzó a tirar algunas ideas tan sorprendentes como oportunas. Ashton Kutcher admitió que se sintió un fraude porque ni siquiera es conocido por su verdadero nombre: Chris. En un par de minutos, desglosó tres consejos durante la entrega de los premios Teen Choice 2013. Seguir leyendo Construye tu vida y sé muy sexy

Un homenaje a la luz

En tres días más se conmemorarán cuatro siglos del primer proceso incoado por la Sagrada Congregación de la Romana y Universal Inquisición contra Galileo Galilei, acusado de sostener la teoría del heliocentrismo, “filosóficamente falsa y contraria a las Sagradas Escrituras”, específicamente en relación con el relato contenido en el Libro de Josué, en que este ruega a Jehová que pare la marcha del sol hasta que pueda terminar el asedio a Jericó, prodigio concedido.

Seguir leyendo Un homenaje a la luz

Juan Pablo II: historia de un celibato casi manchado por la tinta

La BBC de Londres emitió un documental sobre una relación que el papa Juan Pablo II, ahora santo, sostuvo con una filósofa polaca, Anna Teresa Tymieniecka, quien era casada y tuvo tres hijos. “Eran más que amigos, pero menos que amantes”, afirma el periodista que leyó las más de 350 cartas que Wojtyla cruzó con Timienenka por 30 años.