La mano que nunca vuelve vacía

Ellos hoy, están cumpliendo un papel protagónico en nuestras vidas, puede ser un médico, un dirigente político, tu jefe o tu vecino. Lo mentores tienen una característica común: Determinan algo y su decisión es firme e insobornable.

La historia atesora a grandes mentores inspiraciones; por ejemplo, a Roosevelt, líder americano, él no fue líder y mentor de la noche a la mañana, sino que se fue construyendo. De niño fue débil y enfermizo, su vista era muy pobre y sufría de un agudo asma que lo debilitaba. A los 12 años su papá le dijo:

“Ya tenes la mente, pero no el cuerpo y sin la ayuda del cuerpo la mente no puede ir tan lejos como debería. Tenes que construir el cuerpo”

Y así comenzó a concentrarse en cultivar ejercicios y rutinas diarias para su cuerpo y mente. Bajo su mandato EEUU sobresalió y se impuso como potencia mundial. La muerte lo sorprendió durmiendo.

El vicepresidente en ejercicio en ese momento dijo: “la muerte tuvo que sorprenderlo durmiendo porque si Roosevelt hubiera estado despierto, habría dado pelea”

Un mentor se construye a si mismo todos los días. Fortaleciéndose tanto como pueda ser posible, y reconoce su misma necesidad de tener el también el suyo.

Yo soy admiradora de quienes logran dejar una huella positiva en otros, y aunque suene utópico creo que cuando ayudas al otro a mejorar o a sostener un momento, “esa mano nunca vuelve vacía”

Hay estudios y estadísticas que han establecido, que cada uno de nosotros a lo largo nuestra vida influimos en promedio en diez mil personas. Y teniendo en cuenta estas cifras, abro un análisis al que quiero invitarte lo hagas. ¿cómo estas influyendo en las personas que tenes cerca? En tu familia, trabajo o en el barrio. ¿Y si te tuvieras que puntuar, cual sería tu calificación?

Te animo que en momentos tan desafiantes como los de ahora, si no tenes el tuyo, los busques, y te des la oportunidad de vivir la experiencia de recibir trasferencia directa de sabiduría, ellos tienen muchas características, estas dos a mi juicio las más relevantes y pueden ayudarte a identificarlos:

Un mentor ayuda a que formes y elabores un mejor concepto sobre vos mismo, y una imagen positiva, no ordenando ni guiando, sino orientando y restaurándola.

Sabe que el éxito debe juzgarse a diario, por las semillas que se siembran y no por las cosechas que se siegan.

Por Mariela Baez

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s