Reyes Padres…

– Mamá, mamá.. mis amigas del cole dicen que los Reyes Magos son los padres ¿Es verdaaaad?
La madre de Maria sonríe, le da un beso y le dice:
– Mira Maria… Tengo que enseñarte algo que guardo en este cajón desde hace 7 años.
Su madre saca del cajón un sobre blanco. Lo abre y le dice a María:
– Esta carta la recibimos en casa el día en que naciste. Es una carta escrita por los Reyes Magos y que nos piden que les hagamos tres favores. ¿Quieres que te la lea?
– ¡Sí mamá, por faaaavor!

Seguir leyendo Reyes Padres…

“Prohibido morir aquí”, de Elizabeth Taylor

Empatía. Todo se trata de empatía. Vi antes de cumplir 30 una película sobre una cuarentona en Toscana, rehaciendo su vida. Se imaginarán de qué película estoy hablando, mi biblia en DVD, y lo poco que me pude haber conocido o apreciado quién pensó que yo a esa edad debería haber estado preocupada por otras cosas. La maldita empatía, la maldita necesidad de comprender a ese ser humano que viaja al lado tuyo en el ómnibus: leemos por eso, vemos cine, televisión y hasta jugamos videojuegos por eso: tratar de entender lo que pasa en la cabeza y en el alma de OTRO ser humano. Lo hermoso de los libros es lo aleatorio. Es casi como una rifa, te recomiendan un libro porque es “bueno” y me encantaría contarle a la señora Elizabeth Taylor que solo comparte con su homónima el nombre, pero no sabía actuar ni tenía ojos color violeta, así que escribió libros maravillosos y profundos, irónicos, que llegan hasta la médula espinal.

Seguir leyendo “Prohibido morir aquí”, de Elizabeth Taylor