Besar es tendencia.-

Adiario, la mejor chapería de cualquier alma sensible sufre tremendas abolladuras producidas por la pedrada de noticias desalentadoras. Pero de pronto, en medio del estrés, de la traumatización vicaria y demás daños colaterales, surge inesperada, como fresca y atrevida, la noticia de un beso. Se trata de un piquito festivo que se dieron las representantes de Tailandia y Suecia, en el marco del reciente concurso de Miss Universo, en Atlanta. Sonrientes, las reinas grabaron su roce de labios, lo subieron a las redes y en segundos la imagen dio la vuelta al mundo provocando reacciones de aprobación, aplausos y, como no faltan las mentes rígidas, también de rechazo.
Los hombres persas se besaban en la boca como muestra de pertenencia a la misma clase social. Los antiguos griegos también se besaban en la boca entre ellos, los padres a los hijos (solo hombres) o entre amigos muy cercanos, para simbolizar respeto y hospitalidad.

Histórico es el beso fraterno que se dieron en la boca (1979) el líder alemán, Honecker, y Brezhnev, líder soviético. Diez años después, otra vez en Berlín y poco antes de la caída del muro, un beso gélido, de extraño presagio, intercambiaron en la boca el ruso Mijail Gorbachov y el alemán Honecker.

El beso de la traición se le adjudica a Judas, el apóstol que con tal gesto entregó a Jesús a sus captores. El beso mitológico plantea la unión incondicional, ciega, que se da entre el amor, Eros, y Psique, el alma.
La predisposición humana para el beso amoroso es siempre saludable. Filemanía o filemamanía le dicen los científicos al deseo intenso de besar a alguien. Filematología es la especialidad que lo estudia. Sesudas investigaciones afirman que el beso genera importantes procesos químicos en el organismo. Se libera oxitocina, hormona relacionada con el enamoramiento, el orgasmo y el parto. También dopamina, neurotransmisor relacionado con el bienestar, y endorfinas de efecto analgésico asociadas con la felicidad. La ciencia del besar dice que las mujeres se sienten atraídas por el olor de los hombres portadores de un código genético distinto del de ellas, porque de esa manera se aseguran mejor descendencia.

Como la pasión tiene fecha de vencimiento en una misma relación, la química erótica inicial del beso cambia con el paso del tiempo y se transforma en un estado de menor erupción volcánica. Según estudios biológicos, esto sucede porque se saturan los receptores del cerebro, la intensa pasión disminuye para dar lugar a una forma de estar a gusto con la misma persona, y aunque los besos bajan su intensidad, la relación se vuelve cariñosa y estable.

Los labios cerrados como puertas herméticas no permiten que fluya el amor. El beso francés tiene lo suyo y compartir la experiencia con la persona amada puede ser muy placentera. No confundir el beso francés, salivado encuentro de lenguas, con el beso dentista que recorre con la lengua diente por diente la otra boca, o con el beso otorrino explorador de orificios.
Siempre será buena la ocasión para besar a nuestra hija, a nuestro hijo, a mamá, papá, hermanas, hermanos y amistades queridas. Besemos como un mensaje de amor, de intimidad física y emocional, como prueba de lo mucho que queremos. El beso sigue vigente en las relaciones humanas, ya sea para demostrar afecto filial, ternura cariñosa en la amistad o profundo amor en la pareja.

POR CARLA FABRI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s