Escuela para hombres

En los últimos años, las mujeres hemos sido formadas e informadas sobre el tema de la violencia hasta el hartazgo. Conocer nuestros derechos, hacernos respetar, recuperar la autoestima y denunciar al agresor son solo algunos de los puntos que nos han enseñado hasta el cansancio.
Pero, al parecer, la educación no llegó adonde realmente hace falta: a los varones. Los feminicidios continúan como noticias en los medios y enlutando a muchas familias. Esto nos lleva a pensar que las campañas deben focalizarse a toda la familia, especialmente al sexo masculino, para un verdadero cambio.

Este trabajo de educación debe comenzar en casa y extenderse a escuelas, colegios, universidades, iglesias, clubes sociales, ongs y medios de comunicación. Desde chiquito, el varón debe ser inculcado para sentir amor y respeto a la mujer dentro de un clima cálido y cariñoso. En la época de nuestros abuelos, los mayores de la casa daban valiosos consejos a los jóvenes para que traten bien a las chicas y no hacer pasar vergüenza a la familia, embarazando por ejemplo a la novia. Antes de casarse, las parejas mantenían un largo noviazgo para conocerse profundamente. Muchas jóvenes llegaban vírgenes al altar, condición que ya no se exige ni existe hoy día. Una antropóloga francesa contemporánea afirma que la virginidad se pondrá de nuevo de moda principalmente por la cuestión del sida. Vemos como algo un poco difícil, pero imposible no es.

Continuando con el tema central, podemos señalar que urge una escuela para hombres. Contamos con personas expertas en estas cosas que pueden transmitir experiencias y conocimientos. No hay necesidad de que sean egresados de las mejores universidades del mundo, ya que la mejor es la escuela de la vida cotidiana, donde aprendemos todos los días algo nuevo. Hay hombres divinos, padres, tíos, abuelos, maestros, sacerdotes, pastores evangélicos, que respiran amor por todos los poros, tal vez por la enorme espiritualidad que cultivan.
Se habla mucho de la falta de la salud mental, y no cabe ninguna duda de esa tremenda carencia. Pero lo esencial es tener a Dios en nuestras vidas. Si nos relacionamos con él en forma armónica y permanente, es muy difícil que la relación se derrumbe. Al contrario, si la familia completa asiste a la iglesia, es más fácil resolver los conflictos. Por eso, en la escuela para hombres tampoco deben faltar las mujeres para conocer mejor a su consorte. Es hora de escucharles atentamente sobre sus ideas, emociones, acciones y reacciones para una mejor compresión. Tal vez nos hemos centrado mucho en nosotras mismas, y mirar las cosas con otras perspectivas sea un imperativo.

En las últimas décadas se publicitó mucho la inteligencia emocional, que tuvo bastante éxito. En la escuela para hombres tendrá que enseñarse una inteligencia espiritual, porque finalmente esta pedagogía tendrá que replantear asuntos tan complicados como el machismo, la equidad de género, la discriminación laboral, atropellos a la dignidad femenina, acosos y otros puntos espinosos,

Respetar y amar a la mujer, puede volver a ser una realidad en todos los lugares. Depende de la familia hacer una campaña, un marketing. En realidad, en la recuperación de la pareja sana y feliz intervendrán muchos factores. La educación es fundamental. Una educación que transforme la mentalidad de los hombres abriendo su mente y su corazón, para erradicar para siempre, la violencia intrafamiliar o contra la mujer. Si no actuamos pronto con campañas eficaces y positivas, vamos a seguir con los feminicidios que traen lutos a muchas familias y puede suceder a las hijas, sobrinas, amigas o vecinas.

 

POR BLANCA LILA GAYOSO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s