Huracán Greta Thunberg

Una buena idea, a veces, tiene más fuerza que mil cañones. La adolescente sueca Greta Thunberg, de tan solo 16 años, dejó en ridículo a los presidentes Donald Trump y Jair Bolsonaro, quienes se habían burlado de la chica por su apasionada campaña en defensa del medio ambiente y en contra del cambio climático. La prestigiosa revista norteamericana Time acaba de distinguirla como “la persona del año 2019” a escala mundial.


¿Quién es esta niña y qué hizo para ganarse tanta fama en todo el mundo y que millones de adolescentes y jóvenes tomasen su bandera a lo ancho del planeta? Su historia es simple y sorprendente al mismo tiempo.

La pertenencia al espectro autista por su síndrome de Asperger, no impidió que Greta, a partir de agosto de 2018, pasase días acampando frente al Parlamento sueco con un pequeño cartel en el cual se leía: “Huelga escolar por el clima”. Sus padres, al principio, no la apoyaban porque ella faltaba a la escuela, pero cuando notaron la profundidad de sus convicciones ecológicas, la respaldaron sin reservas.

Con el transcurrir de los meses, Greta ya no estaba sola frente al Congreso sueco; miles de estudiantes se unieron a la protesta y, gracias a la difusión en redes sociales y la repercusión en la prensa internacional, millones de jóvenes empezaron a imitarla en todo el mundo para expresar su preocupación por el fenómeno del cambio climático y la destrucción progresiva del medio ambiente a escala global.
Respaldada por asociaciones ecologistas, ONG y por la propia Organización de las Naciones Unidas, Greta llegó a Nueva York, tras un largo viaje en barco velero, pues se niega a subir a un avión que utiliza combustible fósil (petróleo).

En la ONU, ante decenas de jefes de Estado de todo el mundo, Greta emitió un mensaje muy duro contra los gobiernos, los políticos y las empresas multinacionales que, a su criterio, hablan mucho del cambio climático pero no hacen nada efectivo al respecto.

Con voz firme y en tono de desafío, Greta sermoneó a los líderes y jefes de Estado mundiales: “Ustedes dicen que aman a sus hijos más que a nada, pero les roban el futuro delante de sus propios ojos”.
En suelo norteamericano, dijo: “Mi mensaje a Donald Trump es ‘escucha a los científicos’, pero obviamente él no hace eso”, aseguró la adolescente, en un tono de resignación acerca de la actitud del mandatario. Criticó con dureza el sufrimiento de los indígenas por los incendios en el Amazonas y Bolsonaro no le dio importancia porque “es una mocosa”. En general, los paraguayos damos poca importancia a este clamor juvenil universal por el cambio climático. No nos preocupamos mucho por los fenómenos del calentamiento global, el deshielo de los polos Norte y Sur, la mortandad de peces por consumo de plásticos, el aumento del nivel del mar en algunas naciones, etc. Nos olvidamos que todos vivimos en un mismo y único planeta y más temprano que tarde, los efectos nocivos del cambio climático tocarán nuestras puertas. Quizás entonces, cuando sea muy tarde, recordaremos lo que ahora advierte la adolescente sueca.

POR ILDE SILVERO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s