Y el muro se vino abajo

No fueron los grandes políticos ni los poderosos generales. Tampoco los ejércitos invencibles ni las amenazantes potencias. Fue un hombre solo, un funcionario de segundo rango, indolente, distraído, anestesiado por la insoportable burocracia quien derribó el temible muro de Berlín. Mañana, 9 de noviembre, se cumplirán treinta años de ese hito histórico, el que tumbó por el suelo el imperio soviético que se constituyó como la principal amenaza del mundo entero a lo largo de todo el siglo XX; desde 1917 para ser más precisos.

Seguir leyendo Y el muro se vino abajo