Delata, delata, que algo queda …

Yaguareada con premio
Está empezando a hacer carrera entre algunos legisladores la idea de importar de los sistemas judiciales de Argentina y Brasil el modelo de “delación premiada”, que los españoles trataron con pinzas al hablar de “fórmulas premiales”, “justicia negociada” y eufemismos por el estilo. En algunos países llegó a tener ciertos efectos benéficos en el combate a la corrupción pública, la “delincuencia de cuello blanco” o ladrones con licencia del Estado. En Estados Unidos tomó el formato de “programas de inmuni­dad” o “delación compensada”, instrumento que rindió sus frutos en las investigaciones abiertas a grandes corporaciones que repartían sobornos a altos funcionarios de estados extranjeros para colocar sus productos. Seguir leyendo Delata, delata, que algo queda …

La verdad sin miedos

En tiempos en que cuesta reconocer la verdad, más aún si implica la renuncia de algún pensamiento o beneficio propio. En un contexto en el que faltan referentes de compromiso honesto y serio con la profesión y las ciencias, recordar al médico y genetista francés Jérôme Lejeune, el descubridor de la causa del síndrome de Down –la trisomía del cromosoma 21– es más que necesario, es una urgencia.
Hablamos de una figura notable. Junto a sus colaboradores descubre el mecanismo de varias patologías cromosómicas. Fue designado como experto en genética humana en la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Director del Centro nacional de Investigaciones Científicas de Francia. En su carácter de experto de la ONU sobre los efectos de la radiación atómica en la genética, desempeñó un papel admirable como mediador entre Estados Unidos y la Unión Soviética durante la guerra fría. Seguir leyendo La verdad sin miedos