Padres presentes alejan la violencia

Los casos de violencia entre estudiantes se están saliendo de control. Aquellas peleas de antes, en las que había bronca, pero también códigos de respeto a la vida de la persona, quedaron enterradas. Los crímenes existían, por supuesto, patotas violentas o asesinos solos, pero eran extremos y se daban en los cinturones de ciudades populosas; aquí en la nuestra eran prácticamente inexistentes. Hoy perdimos ese orgullo y tranquilidad, en cualquier colegio de la capital o el interior hay ataques cobardes y son a matar, con armas contundentes o varios contra uno, patadas en el tórax, en la cabeza, golpear hasta dejar inconsciente. Pelean como si la vida fuera ese problema, ese instante de “odio”. Seguir leyendo Padres presentes alejan la violencia