#LaVerdadSigueViva.

Cuando un periodista busca la verdad, muchas veces es la muerte lo que encuentra.
En 12 años, más de 1.000 periodistas han sido asesinados.
En una zona de guerra, sí. Pero también en su hogar. En la esquina de su calle. En la esquina de tu calle.
Fueron asesinados a sangre fría. Deliberadamente. Con impunidad. Para callar temas que algunas personas querían mantener ocultos.
9 de cada 10 casos no han sido resueltos.
El 2 de noviembre es el Dia Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes en contra de los periodistas.
Como ciudadanos, nos concierne a todos ayudar a proteger a los periodistas para que sigan informándonos. Reacciona. Comparte.
http://keeptruthalive.co #KeepTruthAlive

Tarde

Una buena parte del subcontinente ha venido agitándose por cuestiones políticas, económicas o sociales. En muchos casos se sabían de fallas estructurales pero no se tomaron los recaudos y, en otros, la historia ha sido pródiga en ejemplos incluso dramáticos que han terminado mal pero en todos los casos siempre se ha llegado tarde para evitarlo o para resolverlo. Los chilenos sabían de los niveles altos de desigualdad pero ni socialistas ni derechistas tomaron los recaudos hasta que incendiaron el país. Los bolivianos de Evo Morales saben muy bien en qué termina la historia cuando roban la voluntad del pueblo pero insisten en no someterse a la segunda vuelta porque creen que eso sería debilidad del actual gobernante y alto riesgo de perder el poder. Tarde lamentarán las consecuencias de no haber respondido en tiempo y en forma ante una ola que amenaza con convertirse en tsunami. Seguir leyendo Tarde

Las lecciones del lenguaje radical

Las derechas de América Latina andan despistadas, cuando no están haciéndose, directamente, las desentendidas. Tratan de explicarse —las que todavía buscan explicarse algo— el entuerto social en el que está sumido el país que han querido ver como modelo exitoso de sus proyectos políticos, desde el 11 de setiembre de 1973: Chile.
Algunos teóricos toman esta fecha —la del golpe del general Augusto Pinochet contra un gobierno electo en las urnas— como un símbolo fundacional del primer airoso experimento neoliberal aplicado al Estado, apuntalado en 1981 con una Constitución acorde ideológicamente con una dictadura del Tercer Mundo, de corte militar, pero instalada “modernamente”: al servicio de las empresas. Seguir leyendo Las lecciones del lenguaje radical