Chantajistas de las emociones

Los manipuladores emocionales suelen ser como lobos con piel de cordero. Utilizan estrategias de chantaje emocional y consiguen poner a los demás a su disposición, manipulando. Suelen ser grandes oradores, le dan la vuelta a las cosas a su conveniencia y embaucan con la distorsión y la explotación emocional, para tomar el control y obtener beneficios o privilegios a expensas de su víctima. Las personas que practican el chantaje emocional tienen rasgos en común, “habilidades” que alimentan su conducta de manipulación. Se nutren del miedo, de la culpa, de la obligación para que la otra persona haga lo que desean. Seguir leyendo Chantajistas de las emociones