¿Sufre Ud. nomofobia?

Cada civilización, a su tiempo, ha padecido enfermedades propias de su época. Roma, fundada sobre lagunas y pantanos, padeció por siglos la fiebre cuartana, una variedad de malaria que los mataba de a miles… hasta que inventaron las cloacas, los acueductos y las carreteras y Roma se convirtió en una auténtica city. En la Edad Media eran comunes los vasos y platos de plomo, así que los europeos de aquella era no tuvieron más remedio que enfermarse –y frecuentemente, morir- de saturnismo, que no es otra cosa que el envenenamiento por plomo, un metal pesado que se acumula en los huesos, sustituye al calcio y al hierro y… ya podemos imaginar lo que ocurre con el enfermo. Dicen que a Beethoven lo volvió sordo y Goya, el de las majas desnudas y los desastres de la guerra, tuvo que dejar su arte afectado por el plomo de sus pinturas. Y mejor ni meterse con las enfermedades del siglo XX porque necesitaríamos una biblioteca médica completa. Seguir leyendo ¿Sufre Ud. nomofobia?

Dorian y los huracanes de la política internacional.

Comenzamos en Asia, concretamente en Hong Kong que experimenta un gran éxito civil, pues, la Jefa del Ejecutivo Carrie Lam, anunció luego de 3 meses de fuertes protestas, el retiro total del polémico proyecto de ley que habilitaría extradiciones de hongkoneses a China comunista. El tardío anunció, tal vez resulte ahora muy poco, en virtud a que los manifestantes elevaron sus exigencias: justicia para la brutalidad policial y mayor democracia. La tensión se mantiene, administrativamente los territorios pertenecen al coloso gobernado por Xi Jinping. Seguir leyendo Dorian y los huracanes de la política internacional.

DEPRESIÓN

Bueno, hablemos sobre la DEPRESIÓN, y cómo explicarle a la gente que no la entiende y la minimiza. Entre un 8 y un 15% de uds. que están leyendo esto tendrán depresión clínica en algún punto de sus vidas. En el 2009 era la 4ta causa mundial de discapacidad. Hoy es LA PRIMERA.
Veamos el contexto: A todos nos pasan cosas malas, a todos nos agarra un bajón cada tanto. Sufrimos, nos angustiamos, y después de un tiempito… nos sentimos mejor. Lidiamos con los problemas. Sanamos. ESO es lo que conocen tus seres queridos. Para ellos no existe otra cosa. La persona con depresión clínica sufre ese bajón… y pasa el tiempo… y NO PUEDE SALIR. Es muy común que el entorno no comprenda, y diga: “Dale, dejate de joder, ¡ponete las pilas!”, ignorando que no es una cuestión de voluntad. La depresión clínica es un DESORDEN BIOLÓGICO tan real como la diabetes tipo 1. Nadie agarra a un diabético y le dice: “A ver, a ver… ¿cuál es tu problema con la insulina? Dale, dejá de mariconear y empezá a producir insulina”. No. ¿Por qué con la depresión pasa esto? Seguir leyendo DEPRESIÓN

El mito de los recursos naturales

Cuando estudiaba economía internacional en los 1960, una de las explicaciones ofrecidas para la riqueza de las naciones era su dotación de recursos naturales. Por entonces, los países se percibían ricos o pobres con base a esos recursos. Naciones con abundantes recursos naturales eran consideradas ricas o potencialmente ricas; naciones pobres en dichos recursos estaban destinadas a ser pobres. Seguir leyendo El mito de los recursos naturales