“Cómo cambiaría la docencia si todos los que enseñan supieran esto…”

Cuando doy mis conferencias de neurodidáctica, una de las frases más revolucionarias que suelo repetir y la que más exageradas aperturas oculares entre asombradas y espantadas provoca en mi audiencia, es esta: “Si ustedes supieran que el cerebro de sus alumnos no es anatómica ni funcionalmente el mismo al terminar una buena clase comparado con el que era antes de empezar, todos nosotros haríamos dos cosas: enseñaríamos mejor o nos dedicaríamos a otra cosa”. Y es así: el cerebro cambia en su anatomía cuando aprendemos algo. Seguir leyendo “Cómo cambiaría la docencia si todos los que enseñan supieran esto…”

“La silla del águila”, de Carlos Fuentes

“Hemos vivido con los ojos pelones sin saber qué hacer con la democracia. De los aztecas al PRI, con esa pelota nunca hemos jugado aquí”.

Carlos Fuentes me puede. Una vez que lo conocí, me leí fácilmente diez libros suyos después, con voracidad. Considero que la publicación en 1962 de “La Muerte de Artemio Cruz” lo consagró como uno de los padres de la novela política. Uno de los que mejor la radiografían y escriben sobre ella como si de una amante conocida se tratara. Seguir leyendo “La silla del águila”, de Carlos Fuentes

El “modo internet” de hacer las cosas

Si a alguien aún le quedan duda acerca de la potencia de la economía digital, lean esto: MercadoLibre. com, una empresa argenti­na dedicada a las compras entre usuarios inscriptos en su servicio de com­pras, ventas y pagos por Internet, salió a vender acciones en Nueva York y logró colocar activos por US$ 1.000 millones, luego de recibir ofertas por US$ 6.000 millones. Seguir leyendo El “modo internet” de hacer las cosas

LAS MUJERES NO SE VICTIMIZAN.-

El feminismo no es necesariamente una ideología ni precisa de militancia. Que mis derechos personales no sean atropellados no me impide ver la injusticia y violencia que sufren mis congéneres alrededor y en el mundo. Puedo no sentirme identificada con ciertas formas tal vez exageradas de expresar los reclamos. Pero eso no invalida la consistencia y la necesidad de la petición. Seguir leyendo LAS MUJERES NO SE VICTIMIZAN.-