Ordenado

Un país donde los inversionistas extranjeros colocan a la Policía como la institución más confiable o la que resolvió una crisis germinal como república contratando a un venezolano como Andrés Bello para que sea su primer rector de universidad, miembro del Ejecutivo y de la Corte o que haya elegido en la historia al único presidente marxista por voto popular como Salvador Allende es claramente una nación diferente a muchas. Chile va camino a ser el primer país sudamericano de sacarse el sambenito de “subdesarrollado” que se cuelga de cada una de nuestras repúblicas, porque sencillamente ha hecho las cosas correctas, cambiado cuando debían y haber ordenado la administración pública y su relación con los mandantes. Podríamos decir que Chile es un ejemplo de muchas cosas. No es ciertamente un país perfecto ni lo pretende, pero frente a los similares de Venezuela, Cuba, Nicaragua u otros emerge de manera ejemplar. Seguir leyendo Ordenado