Ideología, ser humano y democracia

Toda ideología supone una visión del ser humano. O de la persona, implícita o explícitamente. Lo importante es que la misma sea clara, y si es así, sus afirmaciones, serán vistas como consecuencias de la misma. O como fundamento. Nada es dado sin más, gratuito. Al menos si se quiere dar razones a una democracia. Es que, convengamos, la democracia actual no debe ser meramente formal o como se dice, procedimental, sino sustancial, dado que su “sustancia” es la defensa de los derechos humanos. Y esto requiere saber quiénes somos. Esta es una realidad histórica: los derechos humanos, su cumplimiento, son el gozne que mide la calidad democrática. Seguir leyendo Ideología, ser humano y democracia