Un ejemplo de convivencia en derecho consuetudinario

Pese a que la justicia nacional argentina, por diferenciarla de alguna forma, investigaba el caso del caratulado policialmente “suicidio de una menor mbya guaraní”, de Misiones, Argentina, según relata el diario Clarín de Buenos Aires, ante las serias dudas que despejaba el caso, los mbya “decidieron actuar” más rápido, según la crónica periodística, hacer su propio juicio, con la participación de 21 caciques de la región, encarando su propia investigación, que dio como veredicto la confirmación de la sospecha de asesinato y, por ende, de acuerdo al derecho consuetudinario de los mbya, la pena de muerte. Seguir leyendo Un ejemplo de convivencia en derecho consuetudinario

Corea del Norte: La diferencia entre la fuerza y la determinación

Donald Trump repitió de manera reiterada en su discurso ante la Asamblea Nacional de Corea del Sur que su política con Corea del Norte es la “paz desde la fuerza”. Esta es una línea de acción que adoptó Ronald Reagan y que hacía sentido por dos razones quizá irrepetibles: la primera, a quien Ronald Reagan tenía al otro lado era Mijaíl Gorbachov, un líder que probó ser extremadamente racional (y un gran reformador) y, la segunda, que en el estado de carrera armamentista entre Estados Unidos y Rusia hacia los 1980, podía ser discutible que tener más fuerza haría una significativa diferencia. Seguir leyendo Corea del Norte: La diferencia entre la fuerza y la determinación

El absurdo y alto costo del “progresismo retardatario”

Amparándose en uno de los fenómenos más delirantes del siglo pasado, los “progresismos retardatarios”, que fueron causa y disparador de dos sangrientas guerras mundiales, han vuelto a florecer. Son casi los mismos que produjeron en el siglo pasado las dos primeras guerras de carácter mundial y de gran destrucción del aparato político y social construido laboriosamente por la humanidad, y unas cuantas “revoluciones” que no propusieron otro cambio que el de mandamases, embanderados en el discurso de las razas o los pueblos superiores… para esclavizarlos luego y tratarlos como inferiores para lanzarlos al frente de batalla, desde las cómodas butacas de los fiures, los duches y los padres de la madrecita patria… Seguir leyendo El absurdo y alto costo del “progresismo retardatario”

Pompe

“Muchas veces me rendí, pero volví a levantarme”. Liz Varela no puede articular palabras. Está sujeta a un respirador artificial y con suerte puede respirar por sí misma cuatro o cinco horas al día. Sufre la enfermedad de Pompe, que es un debilitamiento muscular de origen genético. Hay 40.000 casos en todo el mundo. Dos diagnosticados en Paraguay. Seguir leyendo Pompe