Las verdaderas bestias

Laika se llamaba el fantasma que se materializó como por arte de magia tras escuchar yo una conversación de adultos hace más 40 años. Recuerdo que en esa ocasión los mayores comentaban con gran emoción que ese era el nombre de una perrita, la primera que había volado al espacio sideral, que por entonces era el mayor misterio para la humanidad y tema favorito en las reuniones sociales mientras se devoraban canapés, apurados por escoceses con soda y hielo. Era la moda de aquella época. Seguir leyendo Las verdaderas bestias