Roa Bastos

Centenario del más reconocido escritor paraguayo, Augusto Roa Bastos, fue parte de la mejor generación de las letras latinoamericanas. Tuvo el respeto y admiración de sus pares,  fue premiado entre otros países en Reino Unido, Argentina, Chile, Francia, Cuba y, por supuesto, en España recibió el Cervantes 1989. Recomiendo a quien no lo haya hecho a leer sus poesías y descubrir su faceta de guionista de cine.

“Un pueblo solo es libre por voluntad del espíritu colectivo, y por nadie más que por el mismo puede ser liberado”
“Por ahora la posteridad no nos interesa. La posteridad no se regala a nadie. Algún día retrocederá a buscarnos”.
“Siempre hay tiempo para tener más tiempo.”
“No se ha sabido nunca si la vida es lo que se vive o lo que se muere”

Anuncios

7 pensamientos en “Roa Bastos”

  1. “Estamos vivos, no somos colonia ni de Brasil, ni de Argentina”

    Por Laura Bado y Jorge Zárate
    √ Es una de las últimas entrevistas que se le hicieron. Fue publicada en la Revista Dominical del diario La Nación de Asunción
    Escribe Un país detrás de la lluvia, la novela en la que cuenta sus preguntas iniciales en su Iturbe natal, el descubrir del Paraguay, el dolor del exilio de cinco décadas, el techagau. El regreso lo tiene dando clases en escuelas del interior, reviviendo la magia de escuchar el guaraní, reencontrándose con paisajes de infancia. Allí brega por hacer conocer la convulsiva historia nacional, por acercar elementos que provoquen unidad, por consolidar lo paraguayo. En esta generosa entrevista que concedió a La Nación, el maestro nos impone de su deber moral con la exquisita cadencia de su narrar.

    Me gusta

  2. Roa Bastos, el novelista que desenmascaró al poder
    A Augusto Roa Bastos solían repetirle en entrevistas y foros que él sufría una obsesión por Paraguay. A este comentario, él respondió: “A todo aquel que quiere a su patria le entra una especie de obsesión por ella. Sobre todo cuando es un país muy desdichado”.
    Hoy se cumplen cien años del nacimiento de Roa Bastos. Muerto el 26 de abril de 2005, pasó más de 50 años en el exilio, acosado por las dictaduras de su país. Pudo volver a Asunción en 1989, cuando el dictador Alfredo Strossner fue derrocado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s