está leyendo ...
.

Escenas #1

¿Qué esperan dos hombres sentados en un banco de la avenida bajo la difusa luz de la tarde que se escabulle, como se escabullen sus miradas del todo al suelo y las miradas furtivas de los transeúntes que fingen no verlos? El banco que está a diez metros de la cafetería iluminada ya a esas horas. De la que entran y salen individuos y parejas, sonrientes o circunspectos, que fingen no ver. Los hombres también fingen que no los ven. En realidad no están. Sus miradas nunca se cruzan, se repelen. La cafetería es el hogar pasajero de los que buscan calor y pueden pagárselo. En el banco no hay luz, sólo el halo frío de la tarde que expira. Los hombres beben agua de botellas de plástico casi vacías y rebuscan entre sus bolsas el medio bocadillo o la manzana. Quizá sean mendigos, o extranjeros. Su aspecto es descuidado y no se hablan. Miran al suelo, fuman y rebuscan entre sus cosas. A esas horas, los amantes aguardan con ansia el crepúsculo, los adolescentes se reúnen en plazas, esquinas y escaleras, los viejecitos se acuestan, los niños ultiman sus deberes o cenan soñando quizá con el sueño inmediato, los juegos de mañana, la gente se recuesta en sus sofás y se conecta a la tele o al PC o al móvil. Los artistas se dejan invadir por el instante y pergeñan bocetos preñados de naranja y púrpura, las tiendas cierran, el ruido cesa, la ciudad entera se dispone a hibernar. Yo paso en la guagua y los veo sentados, de espaldas, en un banco de la avenida. Pero, ¿qué piensan? ¿Qué esperan esos dos hombres en el gris de una calle gris de una ciudad gris que bosteza bajo la difusa luz de la tarde que declina? ¿La noche? ¿El próximo amanecer? A mí me da la impresión de que no esperan nada.

Un saludo,
Manuel M. Almeida

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

la frase

"La soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes"24/05/17
Arthur Schopenhauer

archivos

estadísticas

  • 2,724,891 visitas

admin

Un jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: