está leyendo ...
.

Valorice sus talentos

Cada persona tiene un talento especial. Puede ser artístico, técnico, matemáticas, escrita, en fin, todos tenemos algo en lo que nos destacamos. Aprovechar ese don en el mercado de trabajo es más que un privilegio: es necesario. Significa que usted estará haciendo lo que le gusta y haciéndolo mejor que la mayoría de las personas.

Además del talento, en la profesión hay habilidades que se pueden adquirir y desarrollar con la práctica y el esfuerzo personal. Entre ellas está la capacidad de entender y relacionarse bien con las personas. Es un recurso bastante valorizado. Algunas personas ya nacen con la vocación para el liderazgo. Otros aprenden al observar a los líderes y seguir sus pasos.

Para valorizar y destacar sus talentos, el primer paso es hacer un autorretrato. No piense que es simple. Es necesario tener sinceridad y objetividad. Siéntese y escriba sus mejores atributos. Sea bastante específico. Guarde ese texto y reflexione sobre él durante algunos días. Discuta esas ideas con alguien de su confianza, que lo conozca a usted a fondo. Después de una semana, vuelva a la lista y analícela con frialdad. ¿Cuáles son realmente sus cualidades? ¿Dónde usted se destaca? ¿Qué tiene de más positivo? Quédese con los puntos más relevantes.

Una vez que esté consciente de esas informaciones, usted debe destacarlas en su currículo (si está buscando un empleo) o en su día a día profesional (si está trabajando). Al relacionarse profesionalmente, acuérdese siempre de evidenciar esas cualidades, hasta en los pequeños gestos. Hay una frase cómica, bastante repetida en los medios empresariales: “no basta poner un huevo, hay que cacarear”. No deja de ser verdad. Por medio de sus actitudes y comportamientos, deje claro su potencial, sin ser arrogante, pero de forma clara. Así todos alrededor suyo estarán conscientes de lo mejor que puede ofrecer en la profesión.

Por Bernt Entschev

Anuncios

Acerca de jotaefeb

arquitecto jubilado, hoy "hurgador" de la filosofía de vida, de las cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Un comentario en “Valorice sus talentos

  1. El itinerario de la vocación

    Las metas compatibles entre quienes se proponen alcanzarlas permiten que los implicados se ayuden a lograrlas. La construcción de relaciones armónicas encuentra en la elaboración de objetivos un paso notable para poder desarrollarlas.

    Es que si en la fijación de los propósitos hay contradicciones es posible que se avecinen vínculos expuestos a obstáculos que eran evitables. La coexistencia de criterios diferentes no impide el entendimiento de las partes, si quienes los esbozan están dispuestos a elaborar alternativas que faciliten la consecución de lo querido.

    Las afinidades se descubren cuando los intereses son nobles y pregonan causas que ameritan la búsqueda de coincidencias. Si lo que está en juego es para beneficio de unos y en detrimento de otros es probable que la situación se torne complicada.

    Y según el caso y a quienes involucre la repercusión de las discrepancias puede no tener fin. E incluso mutar y transformarse en un complejo entramado de disparidades cargada de dimes y diretes. Ingresando en este terreno la acritud se halla en su salsa. ¿Y quién puede parar esto? La razón de lo coherente. Lo congruente pide atención y hacia ello hay que virar. El intelecto es capaz de derribar bloques de ignorancia.

    Ingresando en el mundo del discernimiento se pueden identificar las motivaciones que cada cual tiene. Y si son claras facilitan los vínculos. El tema es cuando son oscuras o difusas y no pueden ser vistas. O cuando los bocetos explicativos son precisos y las intenciones ocultas.

    En estos casos la cordura exige su presencia y pide que se redoble el esfuerzo en la concentración de los acontecimientos que suceden. La cuestión requiere tiempo. ¿Y quién está dispuesto a detenerse en asuntos antagónicos de raíz? Para responder cada uno podrá pensar sobre lo que vive y lo que le pasa en su vida y en el entorno donde normalmente se vincula con los demás.

    De todas formas, y para la generalidad de los casos, será la voluntad enfocada en las soluciones la que podrá aportar lo esencial para intervenir y dedicarse a destrabar lo que acontece. Podemos preguntarnos si en los espacios donde participamos respondemos con intenciones concretas y transparentes, si aportamos nuestra inteligencia para elaborar ideas que después las materializamos a través de nuestros comportamientos, si generamos acuerdos basados en la creación de diferentes visiones que engloben el conjunto de creencias que las motivan.

    Hay que pregonar el valor de los argumentos sólidos, de la serena dación al explicarlos, de la activación de los sentidos al exponerlos. Es el diálogo ameno y respetuoso el que enriquece los ambientes frecuentados por las personas entregadas a la aceptación de las diferencias; dado que a través de ellas son capaces de lograr grandes acercamientos, de generar nuevas bases para vislumbrar juicios concordantes y satisfactores.

    Decididamente hay maneras de vivir lo que pasa cotidianamente y la vocación hacia la confluencia o la confrontación de pareces sustentados razonablemente ejerce un lugar preponderante en nuestras vidas.

    Por Marcelo A. Pedroza

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 1 abril, 2017, 15:28

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

la frase

“La felicidad es un yugo y ser feliz oprime porque es un estado cierto”.30/04/17
José Saramago.

archivos

estadísticas

  • 2,704,112 visitas

admin

Un jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: