está leyendo ...
.

El mutismo de Hillary Clinton

Como una de las muchas víctimas de la aversión de Hillary Clinton a la prensa, no me sorprendió que su campaña ocultara durante dos días que le habían diagnosticado neumonía, y que solo lo reveló después de que la candidata fue filmada tambaleándose mientras trataba de entrar a un vehículo.


La afición de Clinton al silencio ha sido durante mucho tiempo un secreto a voces entre los periodistas, lo mismo que su renuencia a dar conferencias de prensa. Clinton dio su primera conferencia de prensa formal en más de nueve meses el 8 de septiembre, y duró menos de 20 minutos.

Lo que es mucho más sorprendente es por qué la campaña de Clinton todavía no la ha convencido de que sea más abierta con los medios, y ponga fin a las teorías conspirativas de Trump.

Increíblemente, la campaña de Clinton ha permitido que Trump se presente a sí mismo como un paladín de la transparencia, cuando la realidad es que él es mucho menos transparente que ella (regresaré al tema en un momento).

Como bien lo dijo David Axelrod, exestratega de campaña de Obama, “los antibióticos pueden curar la neumonía. ¿Cuál es la cura para una afición poco saludable por la privacidad que crea constantemente problemas innecesarios?”.

Es difícil comprender por qué Clinton se rodea en un manto de silencio, y trata de evitar a la prensa. Al igual que muchos otros periodistas, he estado solicitando una entrevista con ella durante más de un año, sin resultado alguno. A estas alturas de su campaña en el 2008, el presidente Obama me había concedido dos entrevistas, y luego me dio una tercera ya como presidente en el 2011.

Al preguntársele al respecto, Jorge Silva, portavoz de la campaña de Clinton, me dijo que la candidata ha dado más de 300 entrevistas este año, y que “la estrategia de la campaña ha sido enfocarse en los medios locales, y hablar sobre temas locales”.

Puede que así sea, pero eso no explica la renuencia de Clinton a hablar sobre temas de mayor alcance. Luego de ocho años en la Casa Blanca como primera dama, cuatro años como senadora federal y otros cuatro como secretaria de Estado de EE.UU., Clinton tiene más experiencia en temas de política doméstica e internacional que probablemente nadie.

Una posible explicación de la aversión de Clinton a la prensa es que ella es abogada, y los abogados suelen hablar lo menos posible sobre sus casos. Otra es que la investigación de los escándalos durante el gobierno de Bill Clinton la convencieron de que es mejor errar del lado de la precaución.

Sea cual fuere la razón, el silencio de Clinton le está haciendo daño. Ha permitido que Trump aumente sus ataques sobre la supuesta falta de transparencia. Increíblemente, muy pocos están hablando sobre la falta de transparencia y los conflicto de intereses de Trump, que son mucho mayores.

Trump es el primer candidato presidencial en casi cuatro décadas que no ha dado a conocer sus declaraciones de impuestos. Ha basado su narrativa en su supuesto éxito empresarial, y en el haber creado una fortuna de US$ 10.000 millones de dólares, pero no hay modo de saber si eso es cierto. Varias de las compañías de Trump se han ido a la quiebra, y reportajes de The New York Times, Bloomberg y otras publicaciones han concluido que su fortuna es mucho menor de lo que él dice.

Lo que es más, Trump ha divulgado muy poco sobre su Fundación Trump, o sobre sus intereses comerciales en 22 países, incluidos Arabia Saudita y China.

Y Trump ha rechazado la sugerencia de crear un fideicomiso ciego para sus activos en caso de ser electo, y ha dicho que, en lugar de eso, entregará los negocios a sus hijos. “Eso es un conflicto de interés impresionante”, dijo el politólogo Norman Ornstein.

Mi opinión: Es hora de que Clinton sea más abierta con la prensa, y de que ponga a Trump a la defensiva en lo que hace a la transparencia, y a la honestidad. Si todos estamos hablando sobre el sigilo de Clinton después del “Neumoníagate”, es culpa de ella. Y es algo que ella podría fácilmente corregir, y revertir en contra de Trump.

Por Andrés Oppenheimer

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La frase

“La muerte no existe, la gente solo muere cuando es olvidada; si puedes recordarme, siempre estaré contigo”.1/12/16
.“Eva Luna”, Isabel Allende

archivos

estadísticas

  • 2,584,252 visitas
Follow laoveja100 on WordPress.com

calendario

septiembre 2016
D L M X J V S
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Peichante-Py en FB

A %d blogueros les gusta esto: