está leyendo ...
.

Argentina en libertad bajo palabra

Cuando desde esta columna editorial insistimos sobre el papel trascendente que juegan los políticos en la conducción de un país no estamos ejerciendo el derecho a la perogrullada, es decir, a formular de vez en cuando alguna “verdad o certeza que, por notoriamente sabida, es necedad o simpleza el decirla”, como define la Academia.


Cuando desde esta columna editorial insistimos sobre el papel trascendente que juegan los políticos en la conducción de un país no estamos ejerciendo el derecho a la perogrullada, es decir, a formular de vez en cuando alguna “verdad o certeza que, por notoriamente sabida, es necedad o simpleza el decirla”, como define la Academia. Muchas veces, esas verdades o certezas están a la vista de todos pero se las pone a un lado porque resultan incómodas en ciertos tramos del debate político. Quienes se están enfrentando a esa realidad son los argentinos, que tras nueve meses del gobierno de Mauricio Macri están empezando a sentir algunas leves brisas de recuperación en una economía convaleciente de uno de los peores episodios de populismo de su historia. En medio de ese nuevo clima se llevó a cabo un encuentro multitudinario de inversionistas extranjeros encabezados por CEOs de grandes corporaciones muchas de las cuales fueron levantando sus negocios a lo largo de los once letales años del kirchnerismo. Para estos peces gordos de las multinacionales –Coca Cola, Cisco, IBM, etc.-, Argentina despliega un amplio menú que puede abarcar desde cadenas de comida rápida hasta complejos hidroeléctricos de gran magnitud. Si se habla de infraestructura, está casi todo por hacerse: rutas, puertos, aeropuertos, trenes, centrales de energía, vías navegables, etc. Ahora bien. No es que este mundillo ultra selecto de ejecutivos haya llegado a Buenos Aires con la chequera lista pero sí con buena predisposición para plantar bandera y empezar a negociar. Claro que la pregunta iniciadora no es muy cómoda para la clase política: “Macri está haciendo las cosas bien pero… ¿y si en cuatro años vuelven los peronistas?”.

Para un inversionista europeo, yanqui o asiático, no hay matices entre “justicialistas” o “kirchneristas”. Para ellos, por necesidad de síntesis en el lenguaje de negocios, el término “peronismo” encierra lo peor de una economía intervenida y desestimulante para clavar capitales de cierta magnitud. Tal vez alguien arriesgue abrir una franquicia de ropa deportiva pero difícilmente invierta en una terminal automotriz o en un tren bala si antes no le responden la pregunta clave: “Pero, ¿y si vuelven?”.

Un interrogante de difícil respuesta. Nadie, en su sano juicio, podría asegurar que Argentina está definitivamente vacunada contra estos accesos de caudillismo carismático financiados con el tesoro público. Argentina es hoy como ese convicto que obtiene su “sustitutiva” –canje de reclusión penitenciaria por domiciliaria- durante la cual deberá probar que es persona confiable y de palabra. A ese extremo de precariedad llevan las aventuras populistas a las que pocos políticos se resisten, sobre todo, cuando sus entornos áulicos van cantándole al Presidente su canción preferida: “Usted es el único, lo queremos para otro periodo…” etcétera. Tonadilla que, estremece decirlo, se oye con demasiada insistencia en ciertos enclaves de la politiquería local.

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La frase

“La muerte no existe, la gente solo muere cuando es olvidada; si puedes recordarme, siempre estaré contigo”.1/12/16
.“Eva Luna”, Isabel Allende

archivos

estadísticas

  • 2,584,252 visitas
Follow laoveja100 on WordPress.com

calendario

septiembre 2016
D L M X J V S
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Peichante-Py en FB

A %d blogueros les gusta esto: