está leyendo ...
.

Venezuela y el inicio de una etapa definitiva

La crisis política y humanitaria que vive Venezuela desde hace bastante tiempo sigue siendo sostenida por un gobierno que ha demostrado que hace prevalecer el fanatismo ideológico por encima de las necesidades de su pueblo.

La situación que ha generado la administración de Nicolás Maduro, además de causar estragos en la población venezolana, también afecta a la región, y pone en la mira de ataques sinsentido a países del continente, como Paraguay, que consideran que la mejor manera de gobernar es la democracia.

Venezuela se encuentra en este momento en una explosión social que llega a las calles. La marcha realizada en los últimos días en todo el país, evidentemente muestra que una mayoría de los venezolanos está cansada del régimen que los ha llevado al abismo político y económico. El gobierno chavista no lo entiende así y antes que abrir las puertas para escuchar a su pueblo, se encierra en la violenta estrategia de frenar la reacción popular incluso poniendo tras las rejas a líderes de las movilizaciones.

La comunidad internacional no puede quedar ajena a la crisis venezolana, y el gran paso para denunciar esta crítica situación lo dio la misma Organización de los Estados Americanos (OEA), a través de su secretario general, Luis Almagro, al definir al gobierno de Maduro como una dictadura.

De acuerdo con las informaciones provenientes de Venezuela, la oposición abrió una nueva etapa de presión en las calles para exigir un referendo revocatorio contra Maduro, fortalecida por la multitudinaria marcha del jueves en la que se reunió a más de un millón de personas. “Mostramos al mundo el tamaño inmenso de la Venezuela que quiere cambio. Es una marcha histórica”, señaló desde una tarima principal el vocero de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, según la agencia internacional AFP.

Las manifestaciones no pararán hasta lograr que se destrabe el pedido del referendo. Así, el mismo Torrealba aseguró que se dio “inicio de la etapa definitiva”, como señal de que, finalmente, el pueblo venezolano logrará su objetivo de llegar al referendo que podría poner fin al sistema político imperante.

Para no dejar la acostumbrada reacción de los gobiernos autoritarios, Maduro respondió a la oposición con otra concentración en el centro de Caracas. Actuó como bien sabe: la contramarcha estuvo sesgada de autoritarismo y violencia.

Según los informes periodísticos, durante la jornada, policías y tanquetas vigilaron varios puntos de la ciudad, y algunas calles y negocios permanecieron cerrados. Es bueno, entonces, señalar la incoherencia del gobierno chavista, que dice anteponer los intereses sociales, en verdad atropella el derecho de los que no comulgan con sus ideas.

Torrealba describió muy bien lo que pasa en ese país, al decir que “Venezuela se está movilizando por el derecho a votar, por encima de la estrategia del miedo, el chantaje y el amedrentamiento, para hacer la más importante movilización política de la historia reciente”.

Maduro, una vez más en su discurso desesperado, acusó a la oposición de planear un golpe de Estado y amenazó con mandar a la cárcel a más opositores si se desatan hechos de violencia en la manifestación: “Chillen, lloren o griten, ¡presos van!”, sentenció. Y lo está cumpliendo gracias a una justicia que, según la oposición, está al servicio chavista, aunque Chávez ya no esté. Fue así que en vísperas de la marcha, las autoridades detuvieron a dos dirigentes opositores y fue enviado a prisión un ex alcalde que estaba en arresto domiciliario.

Paraguay, a decir de las autoridades del Gobierno, se ha plantado desde un principio al gobierno venezolano, no por una cuestión ideológica, sino porque no puede avalar la violación de los derechos humanos. Esta fue la postura que llevó al interior del Mercado Común del Sur (Mercosur), que por culpa de Venezuela ahora vive una de sus peores crisis.

La posición paraguaya ha generado una serie de agresiones e insultos de parte del gobierno de Maduro, que no se mira al espejo cuando sostiene que Paraguay vive un régimen autoritario, cuando el mundo es testigo que, en realidad, la pobre Venezuela es la que en este momento está dominada por un gobierno dictatorial, como bien lo señala la propia OEA.

Venezuela vive momentos de tensión, de angustia y de temor. Ante esto, se debe insistir en que la comunidad internacional no puede quedarse con los brazos cruzados mientras los venezolanos, cansados de un sistema perimido, sufren los embates de un gobierno que endiosa a un personaje, mientras va matando a su gente.

 

 

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

2 comentarios en “Venezuela y el inicio de una etapa definitiva

  1. ¿SIRVEN DE ALGO LAS MARCHAS MULTITUDINARIAS?

    Tal vez fue la mayor marcha de la historia de Venezuela. ¿Sirvió para algo? Ya llegaremos a eso. Comienzo el análisis por la punta del gobierno.

    Maduro y los operadores cubanos de la DGI, que son los que mandan en el país, se enfrentaron a una disyuntiva: ante el anuncio de una gigantesca manifestación, ¿se quitaban el frágil antifaz democrático que todavía utilizan esporádicamente, declaraban el estado de excepción, suspendían las garantías constitucionales y disolvían la Asamblea Nacional, pretextando impedir un golpe planeado por la perfidia imperialista de Washington, o intentaban obstruir a los manifestantes, detener a los líderes y hacer abortar la manifestación disgregando la marcha en diversos puntos del trayecto?

    Optaron por lo segundo. Creyeron que lo lograrían. Es lo que hacen en Cuba. Detienen, dispersan, infiltran, acosan a los opositores, los enfrentan a unos contra otros con mil intrigas, y les impiden que tomen las calles. Las calles son de Fidel. A eso se dedica el vasto y secreto cuerpo de la contrainteligencia cubana (55 a 60 mil personas), la policía regular (80.000), más la gente de rompe y rasga del Partido Comunista, mientras los tres ejércitos regulares permanecen expectantes por si hace falta que entren en combate. Total: 350.000 perros feroces, sin contar al Partido Comunista, para acorralar a once millones de aterrorizadas ovejas.

    Se equivocaron. El control social no es el mismo. En Cuba se liquidó a la oposición a sangre y fuego en los primeros cinco años de la dictadura. Hubo resistencia, pero mataron a unas siete mil personas y encarcelaron a más de cien mil. Dos décadas más tarde, a fines de los setenta, cuando la jaula ya era hermética, comenzaron a soltarlos. Hace medio siglo que los Castro tienen en un puño a la sociedad cubana. El KGB soviético y la Stasi alemana les enseñaron cómo echar el cerrojo. Hoy Raúl ha perfeccionado su estrategia represiva. Fue la que inútilmente trataron de utilizar en Venezuela.

    La oposición venezolana se sostiene precariamente en una zona virtual del aparato estatal. Son alcaldes, gobernadores o diputados. Tienen cargos, pero no poder ni presupuesto. El chavismo los ha privado de recursos y de autoridad, aunque, como provenía de un esquema democrático, no le ha sido fácil construir la jaula. Según las encuestas, tienen en contra al 80% de las personas, incluida una buena parte de los sectores D y E. Es decir, los más pobres.

    Son una inocultable pandilla de pésimos gobernantes dedicados al latrocinio. Para ocultarlo y disfrazar la realidad, compraron, confiscaron o neutralizaron a los medios de comunicación, salvo un par de periódicos heroicos, pero la situación del país es tan catastrófica que no tienen forma humana de esconder el desastre.

    Sin embargo, la oposición carece de músculo para forzar la caída de Maduro y la sustitución del sistema. En general, son gente de paz adiestrada durante 40 años en el dulce ejercicio de la democracia electoral. ¿Qué podían hacer? Podían marchar. Golpear cacerolas. Protestar pacíficamente. Era la única forma de oponerse con que contaban en la desesperada situación en la que se encuentran.

    Podían llenar las plazas a la manera de Gandhi y de Luther King, pero contra un adversario mucho más inescrupuloso que los anglosajones. Lo han hecho decenas de veces. Era la forma civilizada de enfrentarse al acoso totalitario. La gente que mata, el malandraje, el hamponato, está con el chavismo. Las Fuerzas Armadas han sido intervenidas por los cubanos y la cúpula se ha encharcado en el narcotráfico. Dejar que se ensuciaran las manos fue la forma astuta y vil de atárselas. Hoy no los une el patriotismo sino el delito y el miedo a la DEA.

    En definitiva, ¿sirven para algo las marchas y las protestas pacíficas? Claro que sí. Los polacos y los ucranianos demolieron sus dictaduras caminando y gritando consignas. Es cuestión de persistir. El que se cansa, pierde. Pero hay un factor fisiológico importantísimo. Participar de una causa común que posee una expresión física –marchas, consignas–, provoca una secreción notable de oxitocina, la hormona de la vinculación afectiva producida por la hipófisis. Esa es la sensación de unidad, de bonding, que se experimenta durante las marchas militares, las competencias deportivas o las inocentes reuniones multitudinarias para escuchar a los músicos de moda. Es esta sustancia la que genera “espíritu de cuerpo” y lealtades permanentes.

    La oposición se siente fraternalmente unida en estos actos de calle. Surge la confianza en el correligionario y la esperanza en la resurrección de la patria. Todo lo que necesitan desesperadamente los venezolanos para encontrarse, de nuevo, en un abrazo profundo y solidario porque el país, en verdad, se les muere. Lo está matando el chavismo.

    Por Carlos Alberto Montaner

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 6 septiembre, 2016, 09:52
  2. EL FIN DEL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI
    La utópica e irracional concepción de una Latinoamérica unida por sobre las leyes y los derechos humanos, ideada por Hugo Chávez y compartida en un momento por los principales países de la región, está a punto de convertirse solamente en un mal recuerdo.
    Para vergüenza de quienes vieron en el Socialismo del siglo XXI propulsado por Venezuela la esperanza de que se terminaran las terribles asimetrías en el continente, quienes se habían convertido en los paladines en la lucha por la honestidad, dejan sus respectivos gobiernos con el escarnio de la población y acusados de corruptos.
    Cristina Fernández tuvo que soportar la derrota de su candidato porque el pueblo argentino ya estaba cansado de tanto abuso. Y ahora, un juicio político del Parlamento brasilero desalojó del Gobierno a Dilma Rousseff. Ambas cometieron los mismos errores e incurrieron en los mismos delitos de aquellos dirigentes de derecha a los que decían combatir.
    Solamente queda Nicolás Maduro. Venezuela sigue sufriendo los abusos de poder de este personaje mesiánico e irracional, que sigue convencido de que puede liderar una revolución ideológica en la región, sin percatarse siquiera de que se ha quedado solo y no le queda mucho tiempo en el poder.
    La multitudinaria marcha de ciudadanos, organizada por la oposición venezolana el jueves pasado, ha dejado en claro que el pueblo ya no está dispuesto a soportar los abusos de este dictador de pacotilla y exige la revocatoria de su mandato. Es un pueblo que lleva casi 4 años soportando todo tipo de abusos y persecuciones y ahora tiene hambre, literalmente, mientras el sinvergüenza sigue hablando de un país de maravillas, ignorando las penurias del pueblo al que tendría que proteger y dar una vida digna.
    Pero su tiempo se acaba. Aislado interna e internacionalmente, Maduro da patadas de ahogado, intentando pervertir cualquier estadio en el que pudiera tener algún tipo de influencias, como el Mercosur, pero de a poco irá aprendiendo que ya no la tiene porque quienes lo apoyaban y cerraban los ojos ante sus abusos ya no están.
    El único país de la zona que lo sigue apoyando, inexplicablemente, es Uruguay. Algo que sigue sin poder explicar de manera convincente Tabaré Vázquez. Y por supuesto, a nivel de tratado internacional, cuenta con el visto bueno del Alba (la Alianza Bolivariana para América), que está nomás luego bajo su poder.
    El resto de la comunidad internacional, que alguna vez haya podido pensar que el imperio americano perseguía injustamente a un país que pretendía la reivindicación de los derechos de los pueblos de Latinoamérica, ya ha abierto los ojos y entendido que todo ese cuento no era más que una excusa para que personas desequilibradas –primero Chávez y luego Maduro- pretendieran convertirse en las cabezas de una revolución regional, no buscando el bien común sino la posibilidad de bañarse en un poder inconmensurable e ilimitado.
    Los sondeos de opinión dicen que más del 60% del pueblo venezolano quiere que Maduro se vaya. Y es tanto su hartazgo que pretende que lo haga antes del 10 de enero, cuando se cumplirán 4 años de su mandato, porque si es después, deberá asumir su vicepresidente. Y los venezolanos no quieren a nadie que pudiera tener algún tufo que les recuerde a Maduro.
    Afortunadamente, ya no queda mucho para que el Socialismo del Siglo XXI no sea más que un mal recuerdo en esta región que ya está podrida de los personajes mesiánicos, de la tendencia que fueren, que los han sojuzgado por demasiado tiempo.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 4 septiembre, 2016, 15:59

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La frase

“La muerte no existe, la gente solo muere cuando es olvidada; si puedes recordarme, siempre estaré contigo”.1/12/16
.“Eva Luna”, Isabel Allende

archivos

estadísticas

  • 2,584,252 visitas
Follow laoveja100 on WordPress.com

calendario

septiembre 2016
D L M X J V S
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Peichante-Py en FB

A %d blogueros les gusta esto: