está leyendo ...
.

Firmes como el roble

“El Gran Capitán” como le llamaban en China, Mao Tse Tung, dice en su “Librito Rojo”: “Hay que ser firme como el roble en los principios y flexible como el bambú en los detalles”. No deja de ser una observación bastante sagaz. Nosotros, en las antípodas de la China, logramos transformar el dicho en todo lo contrario ya que somos firmes como el roble en los detalles y flexibles como el bambú en los principios.

El último escandalete que entretiene a nuestra opinión pública tiene que ver con el espionaje a una compañera de este diario por parte, nada más y nada menos, que del sistema de inteligencia del ejército. No guarda relación con la seguridad nacional ni con la lucha antiterrorista contra la guerrilla armada que azota una amplia región del país, sino simplemente para saber quién está informando, desde adentro, sobre actividades no muy claras adentro de los cuarteles.

Esto se puede considerar un detalle a pesar de la gravedad que entraña y la amenaza que conlleva a la libertad de expresión y la libertad de prensa. Sin embargo, no se le ha dado ninguna importancia a la reciente creación, en Bolivia, de una escuela de “comando militar antiimperialista” que estará ahora, de acuerdo al Gobierno de Evo Morales, “para la defensa del pueblo y no del imperio”. La nueva “escuela” se encuentra en la localidad de Warnes, ubicada a unos 30 kilómetros al norte de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, capital del departamento del mismo nombre y que limita con nuestro país, al norte del Chaco.

Las crónicas periodísticas señalan que la divisa de la Cuba de los Castro, “¡Patria o muerte!”, se escuchó continuamente en el acto de inauguración. Este año la escuela recibirá a cien alumnos y el paso por sus aulas será obligatorio para ascender al grado de capitán. De acuerdo al general Gonzalo Durán, jefe de las tres fuerzas militares, “el imperialismo, por sus intereses ideológicos, políticos y económicos, hizo que las Fuerzas Armadas se enfrenten con su pueblo en tiempos de dictadura”.

En pocas palabras, lo que está haciendo Evo Morales es ideologizar a su ejército. Y esto no es fruto de un pensamiento “conspiranoico” sino la preocupación fue expuesta por figuras de la propia oposición boliviana lamentando que las fuerzas militares “estén sometidas a la ideología de la élite en el poder, que además es partidaria del totalitarismo comunista como el que rige en Cuba”.

Se han escuchado voces críticas como la del dirigente opositor Samuel Doria Medina quien dijo que “Morales subordina las FF.AA. a la rosca en el poder”. Y un excomandante del Ejército y excongresista, el general Marcelo Antezana, dijo que “Evidentemente en la Escuela de las Américas (centro estadounidense para militares de Latinoamérica) trataron de imponernos la doctrina de la seguridad nacional con el enemigo interno que eran los socialistas. Pero Bolivia siempre ha tenido ‘enemigos internos’ (..), ¿acaso no llama enemigos el gobierno del presidente Morales a los que piensan diferente?”

En nuestro país nadie parece preocupado por la deriva totalitaria del gobierno de Morales y su defensa apasionada del “bolivarianismo” o “chavismo“, como prefieran llamarlo. Ahora mismo se está enfrentando con la prensa a la que culpa de haber perdido el referéndum por la reelección que, de ganarlo, le habría permitido gobernar incluso más allá de su muerte, como sucede con Chávez en Venezuela o Perón en Argentina. Tener un ejército altamente ideologizado no solo es peligroso internamente como lo vimos con aquellos militares que pasaron por la famosa Escuela de las Américas y terminaron instaurando dictaduras despiadadas y crueles, sino también para sus vecinos. No se debe olvidar que Bolivia ha tenido y sigue teniendo problemas de límites con Chile, al que le reclama salida al mar; con Perú y con Paraguay por la posesión del Chaco. Fue motivo de una guerra: 1932-1935, que Bolivia perdió pero no estoy seguro que haya renunciado tan fácilmente a aquellas pretensiones.

Este es el panorama. Mientras tanto, más nos preocupa saber quién se fue con el chisme a la prensa de la ONG de la esposa de un general instalada en pleno cuartel del marido. Cuando el enemigo se nos venga encima nos preguntaremos: ¿El enemigo? ¿Qué enemigo? Entonces ya será tarde.

Por Jesús Ruiz Nestosa

 

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

admin

Un arquitecto jubilado.Aprendiz de todo, oficial de nada.Un humano más.Acá, allá y acullá.Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.Desde Asunción/Paraguay.(Correo:laovejacien@gmail.com) (Twitter:@jotaefeb) (Instagram:JAVIER_FDZ_BOGADO)

Trabajo, seriedad y respeto.

Mis padres me enseñaron tres cosas fundamentales: que para poder estar orgulloso de ti mismo y ser alguien hace falta trabajar; que es preciso actuar con seriedad; y que debes respetar a los demás para recibir respeto a cambio. Trabajo, seriedad y respeto. “Si haces estas tres cosas, podrás ser alguien en la vida”, me dijeron. (Zinedine Zidane)

archivos

estadísticas

  • 2,588,916 visitas
Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Sígueme en Twitter

el clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

Peichante-Py en FB

A %d blogueros les gusta esto: