está leyendo ...
.

Lo que costó la serenata de Maduro a Fidel Castro

Venezuela está en la peor crisis económica de que se tenga memoria, pero eso no parece haber impedido al presidente Nicolás Maduro gastarse US$ 375.000 para viajar a Cuba con una delegación de 80 personas –incluyendo músicos, bailarines, familiares y amigos– para celebrar el cumpleaños 90 del ex máximo líder de Cuba, Fidel Castro.


Cuando leí esta noticia en el diario venezolano El Nacional, mi primera reacción fue preguntarme si las cifras serían correctas. De modo que llamé al diputado de la oposición Carlos Berrizbeitia, el legislador que había dado a conocer estas cifras en la Asamblea Nacional, y le pregunté cómo había llegado a ese cálculo.

Berrizbeitia, miembro de la comisión de contraloría de la Asamblea Nacional, me dijo que Maduro viajó a Cuba el 12 de agosto acompañado de unas 80 personas a bordo de tres aviones, incluyendo el avión presidencial, de 45 a 55 pasajeros, un avión presidencial más viejo también de 45 a 55 pasajeros y un Falcon de menor tamaño, propiedad del monopolio petrolero estatal PDVSA.

Los gastos de combustible de los tres aviones para el viaje de ida y vuelta representaron alrededor de US$ 270.000, dijo. Además, la delegación venezolana gastó alrededor de US$ 250 por persona al día en alojamiento y comidas, lo cual añadió otros US$ 105.000 a la factura total, dijo.

“El cumpleaños del dictador cubano nos costó a los venezolanos casi US$ 400.000, en un momento en que tenemos una escasez generalizada de alimentos y medicinas”, me dijo Berrizbeitia.

Añadió que casi toda esa información sobre el viaje de Maduro a Cuba es pública. Las fotos de los aviones de Maduro aterrizando en La Habana están por toda la Internet, y Maduro fue acompañado –además de su equipo de seguridad, periodistas, locutores, técnicos de la televisión oficial, familiares y amigos– por el grupo folclórico venezolano Corazón llanero, compuesto por decenas de cantantes y bailarines.

En efecto, el website TeleSur, la cadena de televisión financiada por el Gobierno venezolano, informó el 14 de agosto que al menos 40 miembros de Corazón llanero habían actuado ese día en un espectáculo especial por el cumpleaños de Castro en el teatro Karl Marx de La Habana.

“Venezuela homenajeó a Fidel con el espectáculo Corazón llanero”, decía el despacho de TeleSur. “Más de 40 venezolanos en escena, entre cantautores, artistas, copleros, bailarines y representantes de la música venezolana llegaron a territorio cubano para rendir homenaje al líder cubano”.

Según me dijo Berrizbeitia, Maduro ya ha gastado más de US$ 14 millones en 22 viajes al extranjero desde que asumió su cargo hace 3 años. El año pasado fue a China con más de 80 invitados –incluyendo los dos sobrinos de su esposa que están ahora presos en Nueva York bajo cargos de tráfico de drogas– a un costo de más de US$ 1 millón, dijo.

“Maduro debería tener que explicar estos gastos, pero este gobierno está acostumbrado a no rendirle cuentas a nadie”, me dijo Berrizbeitia. “Ellos operan con una impunidad total”.

Mi opinión: Los excesos de Maduro podrían haber sido comprensibles cuando los precios del petróleo andaban en US$ 146 por barril, y Venezuela nadaba en dinero. Pero ahora Venezuela está en ruinas, con una tasa anual de inflación de más del 700 por ciento, la más alta del mundo, y una economía que se proyecta caerá casi el 10 por ciento este año.

Los estantes de los supermercados están casi vacíos. Las personas tienen que esperar en fila durante horas bajo el sol para comprar cualquier cosa, y cientos de miles están tratando de irse del país.

Es hora de que la comunidad internacional presione a Maduro para que acepte ayuda humanitaria para Venezuela, y que se le pida que respete las exigencias de la Asamblea Nacional de que deje de tirar el dinero por la ventana. Venezuela está al borde de una crisis de refugiados que podría desbordarse a gran parte de América Latina, y Maduro no debería estarse gastando una fortuna en fiestas de cumpleaños de dictadores retirados.

Por Andrés Oppenheimer

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

admin

Un arquitecto jubilado.Aprendiz de todo, oficial de nada.Un humano más.Acá, allá y acullá.Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.Desde Asunción/Paraguay.(Correo:laovejacien@gmail.com) (Twitter:@jotaefeb) (Instagram:JAVIER_FDZ_BOGADO)

Trabajo, seriedad y respeto.

Mis padres me enseñaron tres cosas fundamentales: que para poder estar orgulloso de ti mismo y ser alguien hace falta trabajar; que es preciso actuar con seriedad; y que debes respetar a los demás para recibir respeto a cambio. Trabajo, seriedad y respeto. “Si haces estas tres cosas, podrás ser alguien en la vida”, me dijeron. (Zinedine Zidane)

archivos

estadísticas

  • 2,588,916 visitas
Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Sígueme en Twitter

el clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

Peichante-Py en FB

A %d blogueros les gusta esto: