está leyendo ...
.

Trabajando una cultura multigeneracional

Estamos viviendo un momento muy interesante para hablar de cultura organizacional. Las empresas están enfrentando desafíos permanentes por cuenta principalmente de la tecnología, que hace todo mucho más ágil, dinámico y cambiante. Además, la manera de hacer negocios se reinventa a cada momento, y para completar el cuadro, las personas también están cambiando la forma como ven el trabajo, el liderazgo y el mismo sentido de sus vidas.

En este escenario, tres generaciones muy distintas conviven en las organizaciones y necesitan trabajar juntas en un propósito compartido. Pensar que cada generación necesita algo diferente no se ajusta tanto a la realidad. Esta población multigeneracional tiene varias cosas en común cuando hablamos de la cultura.

Algunos temas comunes tienen que ver con el orgullo, los vínculos y el liderazgo. En estos aspectos, conocemos algunas prácticas de organizaciones que son excelentes lugares para trabajar y que hacen, además, un muy buen trabajo a la hora de entender las generaciones.

Todas las generaciones sienten orgullo de decir a otros donde trabajan

Las empresas con culturas de alta confianza nos cuentan que las personas se sienten particularmente orgullosas de las iniciativas que tienen en tecnología, en innovación y en el impacto que logran en la comunidad. En este sentido, se valoran los beneficios que aportan en el mundo real, sacando el trabajo fuera del trabajo. Se trata de ver el producto o el servicio de la empresa haciendo la diferencia en el mercado, y beneficiando a los clientes, a sus familias y a sus comunidades.

También es muy fuerte el orgullo por su trabajo, por su tarea, y por la posibilidad de crecimiento y aprendizaje dentro de su organización. En este punto la generación Y valora el sentimiento de que en su empresa aprenden más que en la universidad o cualquier otra instancia de educación formal.

Los vínculos que conectan a las personas entre sí en un ambiente de trabajo

La posibilidad de vincularse en el trabajo es valorada por las tres generaciones. Es importante generar prácticas que propicien el conectarse y conocerse.

Algunas organizaciones tienen programas con actividades diferentes que involucren a todos desde el entretenimiento y la diversión. Una empresa de informática de Nueva Zelanda ofrece a todos sus colaboradores un vale de almuerzo adicional al suyo, para que puedan invitar a otra persona y conocerse mejor. Varias empresas han tomado la iniciativa de generar eventos que propicien conversaciones para que las personas piensen en su futuro y se enfoquen en sus carreras.

Una industria de productos masivos en Brasil creó un programa con grupos de mujeres para hablar sobre los hijos a los nuevos padres.

En México una compañía de telecomunicaciones tiene un programa que permite que colaboradores de distintas edades puedan compartir sus pasiones (hobbies, talentos) poniéndolos al servicio de otros en programas comunitarios.

La necesidad de conectar mejor a las distintas generaciones ha llevado a algunas organizaciones a realizar entrenamientos con los jefes para trabajar con los Millennials.

El nuevo liderazgo multigeneracional

Más que habilidades técnicas, el desafío de liderar generaciones diferentes requiere foco en la confianza, escuchar y comunicar. Las organizaciones están generando fuertes programas de comunicación, propiciando mesas redondas de líderes, respondiendo preguntas en 24 horas como máximo, y pensando en que la comunicación debe siempre comenzar desde arriba, desde el número uno y bajando en cascada a los distintos niveles. Son populares las prácticas en que el presidente tiene reuniones con los empleados todo el tiempo para conversar.

Se repiten programas que hablan de puertas abiertas, donde puedes hablar con cualquiera, y de líderes con distintos roles, controlar, hacer, enseñar, entrenar, etc.

Otras recomendaciones para trabajar con las distintas generaciones

Cada generación tiene sus atributos. Encontramos que los Viejos Millennials y los Nuevos Millennials tienen sus diferencias. Los de 29 años son distintos a los de 21. Los primeros toman notas, mientras que los otros no usan lápices, toman fotos. Hay que estar al tanto de estos cambios y potenciar estas habilidades y actitudes distintas.

Un tema clave es entender los beneficios que son importantes para cada generación. Los Baby Boomers valoran los seguros médicos, seguros de vida y poder tomarse un año sabático. Los X prefieren planes de maternidad y ayuda para realizar especializaciones o posgrados. Los Y valoran programas de ayuda universitaria, eventos de entretenimiento y participar en proyectos de responsabilidad social.

Conocer las semejanzas y las diferencias generacionales permite hoy a las organizaciones diseñar prácticas, programas y beneficios que sean integrativos y valorados por todos y que, en definitiva, logren alinear a todos en la búsqueda de resultados.

Por CARINA GOMEZ HERNÁNDEZ

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Un comentario en “Trabajando una cultura multigeneracional

  1. Empresa júnior puede ser el punto de partida para la experiencia profesional

    Iniciar una carrera profesional siempre fue un desafío para cualquier generación. No sería diferente para la actual, que aún altamente conectada y bien formada enfrenta el viejo problema de tener que comprobar experiencia curricular para concurrir a determinadas vacantes en el mercado.

    Para esta generación, existen también algunos factores agravantes: las familias contemporáneas, prefieren que los hijos se dediquen integralmente a los estudios, sin incentivarlos a buscar experiencias profesionales, independientemente de la función. Otro punto que también alejó a la muchachada del trabajo fue la legislación que en las últimas décadas se volvió más rigurosa, restringiendo a las empresas a que ofrezcan vacantes a los iniciantes.

    Claro que tenemos disponibles buenos programas en el mercado, con el objetivo de preparar esta mano de obra. Entre ellos los pasantes e, incluso, el joven aprendiz. Entretanto quiero atenerme aquí a un programa que es específico para universitarios: la actuación de estudiantes en las empresas júnior, programa que muchas facultades ofrecen, contemplando diferentes áreas de actuación.

    Participar de estos programas es algo provechoso para el joven que aún no tiene experiencia. Primero porque el alumno tiene la posibilidad de ejercitarse en la práctica el contenido que recibe en la sala de clases. Segundo porque el estudiante, presenciando actitudes en la práctica puede compartir la experiencia con compañeros y profesores.

    Las características de las estructuras júnior son semejantes a empresas existentes en el mercado. El alumno ‘empleado’ tendrá que arremangarse para hacer que la estructura gire, acompañando su facturación, los impuestos que deberán pagarse, la presentación de la contabilidad mensual, etc.

    Las ganancias también se observan en el desarrollo comportamental de la persona, como respeto a plazos, el trabajo en grupo, la negociación con clientes y proveedores, la relación e interacción junto al mercado. Dependiendo de la posición del estudiante dentro de esta empresa júnior, este joven profesional tendrá que desarrollar el perfil de liderazgo, se deparará con la triste realidad de confiar y delegar. Tendrá que madurar al punto de hacer autoevaluaciones, superar frustraciones y también con el fracaso de proyectos.

    Conceptos teóricos también son vistos en la práctica como ética, la importancia de la colaboración con otros para el éxito de un buen proyecto, la realidad de la competitividad y la importancia del estudio para fortalecer buenas ideas.

    Al final de este proceso el currículo del joven profesional estará denso y condensado. Las empresas que se deparen con profesionales de esta categoría seguramente abrirán con mayor facilidad las puertas, y no lo hacen porque son “buenitos”, y sí porque saben que una experiencia en una empresa júnior le agrega mucho al currículo. Por otro lado, los recién graduados pueden, además, optar por una carrera emprendedora. La experiencia dará el soporte para que los riesgos sean amenizados. Este es un buen punto de partida.

    Por Bernt Entschev

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 5 julio, 2017, 10:44

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

Frases de poetas

“No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo”.16/08/17
Walt Whitman.

archivos

Estadísticas del blog

  • 2,793,059 visitas
Follow laoveja100 on WordPress.com

Calendario

agosto 2016
D L M X J V S
« Jul   Sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
A %d blogueros les gusta esto: