está leyendo ...
.

El santo de los perros

El 16 de agosto, en coincidencia con el Día del Niño en Paraguay, se recuerda también el día de San Roque, protector de los perros; por eso en las estampitas figura con un perrito a su lado. Niños y cachorros, tal como hombres y mujeres compartimos comportamientos, sentimientos y emociones con estos animales, aunque no seamos iguales. Como era costumbre antiguamente seguir el calendario, muchos Roques y Roquelinas llevan su nombre en honor al santo de los peregrinos y de los canes.
Roque nació a mediados del 1300 en Montpellier (Francia), fue hijo único y su familia era pudiente. Cuando tenía 20 años quedó huérfano, vendió todas sus posesiones y peregrinó a Roma. En este tiempo se desencadenó la llamada “peste negra” que acabó con gran parte de la población europea. Con algunos conocimientos de medicina, se dedicó a ayudar a los pobres y enfermos. Durante su peregrinar logró ayudar a muchos, aliviándolos o dándoles cristiana sepultura, ya que nadie se animaba a acercarse a los cadáveres por miedo al contagio. Después de predicar y actuar, Roque contrajo la enfermedad. Para no contagiar a nadie, se retiró al bosque y se instaló en una cueva para morir. Pero un día apareció un perro llevándole un pedazo de pan en el hocico, además de proporcionarle alimento, le lamía las úlceras que la enfermedad le había causado, aplacando el dolor y conduciéndole hacia su sanación. Roque, curioso y agradecido, decidió un día seguir a su amigo, y así llegó hasta la casa del amo del animal. El hombre, llamado Pallastrelli, conmovido por aquella historia de afecto, dio hospedaje y cuidados médicos a Roque, quién, a su vez, lo instruía en el Evangelio. Más tarde, habiendo vuelto a peregrinar, fue acusado de espionaje y encarcelado; murió en una celda. Roque fue declarado santo por el papa Gregorio XIII (1584).

San Roque es considerado uno de los patronos protectores de los animales, por eso muchos le encomiendan que vele por sus mascotas. Un gesto espiritual para reconfortar y dar esperanza.

De niños aprendemos palabras, cualidades y valores a partir de los perros: ternura, bravura, fidelidad, protección, compañía. Hace miles de años, los perros eran relacionados con seres superpoderosos, colosos musculosos de potente mandíbula que resguardaban lugares sagrados y palacios, también compañeros de trabajo del pastor y el cazador. Hoy persiste el fuerte deseo de tenerlos como temibles guardianes de la casa. Pero además se fomenta su compañía para niños, solitarios, ancianos, enfermos.

Astutos y obedientes si se los sabe entrenar, los perros retribuirán lealtad hasta el final; contrariamente pueden volverse peligrosos e indóciles si se los maltrata. En nuestro país, educar a la población es urgente para superar tanto la crueldad y la indiferencia como caer en la humanización de las mascotas. No en balde una frase anónima dice “El mejor test antes de elegir un cachorro es mirarse honestamente en el espejo”.

San Roque de Montpellier: Enséñanos a saber convivir con nuestro perro cuidándolo y respetando su naturaleza, y prodigando lo mismo a perros ajenos o abandonados.

Si queremos pero no sabemos cómo elegir/criar un perro, busquemos fuentes, gente entendida. Tener un perro también se planifica.

Por Lourdes Peralta

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

la frase

"La soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes"24/05/17
Arthur Schopenhauer

archivos

estadísticas

  • 2,725,370 visitas

admin

Un jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: