está leyendo ...
laoveja100

La trampa política

El Mercosur está a la deriva porque ha colocado lo político por sobre lo jurídico y lo oportunista por sobre lo económico. Ahora Venezuela reclama su derecho de presidir por seis meses cuando en realidad el país tendría que estar suspendido por su abierta violación a los derechos humanos y su clara contestación a los mandatos democráticos. Una vez afirmé que el ingreso del país bolivariano era en verdad un caballo de Troya y que ahora parece que terminará por cumplir la misión de implosionar un proyecto de integración ambicioso que no ha tenido ni en Brasil ni en la Argentina el rol de locomotoras como lo han sido Alemania y Francia en la Unión Europea. A la posición intransigente de Paraguay –que también votó por legitimar el ingreso ilegal de Venezuela al bloque– ahora se le suman Argentina y Brasil con lo cual el impasse se profundiza y claramente pone en riesgo la continuidad del bloque nacido por el Tratado de Asunción de 1991. El Mercosur está entrampado.

Las opciones son mínimas y la capacidad de maniobra llevan a todos a soluciones políticas que terminarán por herir de muerte al bloque. Si se aplican los mismos criterios que se aplicaron contra Paraguay en el 2012, Venezuela debe dejar no solo la presidencia sino también el Mercosur. Si no lo hace y continúa afirmando que nada ni nadie le sacará lo que considera su derecho natural de presidir el bloque, tendremos una agenda bloqueada, sin desarrollo de nada incluido el proyecto de acuerdo con la Unión Europea y una muestra más de la incapacidad adolescente de América Latina de llevar adelante un proyecto compartido.

Chávez descreía profundamente de toda organización donde su país no tuviera un rol central. Así cuestionó todo en la OEA para posteriormente crear instancias políticas que se mostraron absolutamente incapaces de enfrentar crisis del tamaño de Venezuela actual, como es el caso de Unasur y de otras instancias económicas cuasi moribundas como la Celac. Si le agregamos la nula capacidad de España de continuar el proyecto iberoamericano, vemos que en realidad todos los bloques están muriendo por la incapacidad de sus miembros de cumplir los mandatos jurídicos y por buscar atajos políticos que lo único que han logrado es agravar las crisis pero nunca resolverlas.

Queda por ver qué hace Maduro ante una abierta confrontación con Brasil y Argentina con el apoyo de Paraguay. Le quedan Uruguay y Bolivia, cuyo peso regional es pobre y en donde parece que las acreencias petroleras son más trascendentes que el cumplimiento de las normas y mandatos. A Venezuela no le queda otra que cumplir lo que manda la carta democrática firmada en Ushuaia: convocar al referéndum revocatorio, aceptar el veredicto popular manifestado en un Congreso opositor y dejar que la justicia se libere del yugo político que la ha vuelto sirvienta del Ejecutivo.

No es poco, pero no hay opciones para salir de esta trampa en la que se encuentra metido el Mercosur.

Por Benjamín Fernández Bogado

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

3 comentarios en “La trampa política

  1. Se acaba el tiempo en Venezuela

    Por Andrés Oppenheimer

    El viaje del secretario de Estado, John Kerry, a Sudamérica fue planeado para que asista a la inauguración de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, pero será una excelente oportunidad para que se reúna con los presidentes de Brasil, Argentina y Paraguay para hablar sobre la creciente crisis humanitaria en Venezuela.

    Kerry hará mucho más que mirar los fuegos artificiales en Río. El secretario de Estado se reunirá allí con varios jefes de Estado, y visitará también Paraguay y Argentina antes de regresar a Washington. Según me dijo un alto funcionario estadounidense: “Venezuela estará ciertamente en la agenda de las discusiones”.

    Sea o no sea una coincidencia, Paraguay, Argentina y Brasil fueron los países que —en ese orden— anunciaron en días recientes su oposición a que Venezuela asumiera la presidencia rotativa del Mercosur, señalando que Venezuela no ha cumplido con los compromisos democráticos del grupo.

    El bloque del Mercosur tiene una presidencia rotativa que cambia cada seis meses, y que fue ocupada por Uruguay hasta el 30 de julio. La democión de Venezuela —incluso después de que el país se proclamara unilateralmente presidente del bloque— fue una de las derrotas diplomáticas más vergonzosas para Venezuela en los últimos tiempos.

    Entretanto, Venezuela se está convirtiendo rápidamente en una dictadura cívico-militar con una creciente crisis humanitaria. Se estima que la economía de Venezuela caerá un 10 por ciento este año. Según los pronósticos más optimistas, la inflación será del 500 por ciento este año —la más alta del mundo— y del 1.700 por ciento el año próximo. Los estantes de los supermercados están semivacíos, hay escasez de medicinas esenciales.

    El presidente Nicolás Maduro ha colocado a militares a cargo de la mayor parte del Gobierno para evitar un caos aún mayor, y firmó un decreto estilo cubano que permite al Gobierno reclutar a la fuerza a los venezolanos para que trabajen en el campo. Amnistía Internacional, el grupo defensor de los derechos humanos, ha descrito la medida como “equivalente al trabajo forzado”.

    Mientras la violencia callejera alcanza récords sin precedentes, y Venezuela se hunde en el caos, Maduro y sus jefes militares parecen estar cerrando todas las avenidas para una normalización política y económica.

    A pesar de la victoria abrumadora de la oposición en las elecciones legislativas del 6 de diciembre que le dio el control absoluto de la Asamblea Nacional, el Tribunal Supremo de Justicia controlado por Maduro ha bloqueado ilegalmente casi todas las leyes aprobadas por la Asamblea Nacional.

    Y a pesar del hecho de que más del 70 por ciento de los venezolanos quieren que Maduro abandone su cargo a través de un referendo revocatorio que está permitido por la Constitución, el Gobierno está poniendo todo tipo de obstáculos.

    Maduro está usando tácticas dilatorias para posponer el referendo revocatorio hasta el año próximo, cuando —bajo la Constitución— no habría una elección general para reemplazarlo. Según la ley, si el revocatorio se celebrara después de la mitad del mandato de Maduro, el 10 de enero del 2017, y se decidiera revocarlo, sería reemplazado por su vicepresidente, que gobernaría hasta el final de su mandato en 2019.

    El Consejo Nacional Electoral, también controlado por Maduro, exige que la oposición reúna en un plazo de tres días 4 millones de firmas pidiendo el referendo revocatorio, pero está dilatando la decisión sobre la fecha para el voto, y postergando la habilitación de las máquinas de votación. A menos que Maduro deje de sabotear el proceso, será muy difícil que se pueda realizar el referendo revocatorio este año.

    Mi opinión: Cuando Kerry se reúna con los presidentes de Brasil, Argentina y Paraguay, debería tratar de convencerlos de que suspendan a Venezuela de Mercosur y de Unasur, a menos que Maduro permita el revocatorio antes del 10 de enero del 2017.

    Si Maduro no es presionado por sus vecinos en las próximas dos semanas para que permita realizar el referendo revocatorio este año, será demasiado tarde, y se habrán agotado los caminos para una resolución pacífica de la crisis venezolana. El mensaje de Kerry debería ser que queda muy poco tiempo para evitar una catástrofe mayor en Venezuela.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 6 agosto, 2016, 07:16
  2. Decisiones que perjudican al Mercosur y al pueblo venezolano
    05 Ago 2016

    La entrada de la Venezuela de Chávez al Mercosur fue por la ventana y con alevosía. La destitución constitucional del ex presidente Lugo sirvió de disculpa para hacerla entrar, en un Mercosur dominado política e ideológicamente por una claque que abusó de su predominancia para incorporar a un país cuyo gobierno no cumplía con las obligaciones democráticas y de respeto a los derechos humanos establecidas en el Tratado de Asunción y los protocolos y acuerdos sucesivos.

    Cabe recordar que el grupo de los cuatro fundadores nació cuando aún estaban abiertas las heridas de las dictaduras que dominaron, expoliaron y martirizaron a la región durante décadas de terror y abuso contra las libertades, de saqueo de bienes públicos y privados para el enriquecimiento de los detentadores del poder.

    Ese fue el fundamento para que el proyecto de unión naciera, más allá de los propósitos económicos, con la consigna de garantizar las libertades y los derechos humanos.

    Y esa fue la causa fundamental de que el Congreso Nacional no aprobara la incorporación del “chavismo”, pues nunca hubo una traba Venezuela, sino para su gobierno que, a todas luces, pese a su origen democrático electoral, se volvía cada vez más totalitario.

    La destitución de Lugo sirvió, entonces, de disculpa para que gobiernos de la región con preeminencia de simpatía con el chavismo confundieran sus tendencia políticas con las nacionalidades, es decir, apropiarse de la democracia abusando de su hegemonía democrática coyuntural, confundiéndose con las dictaduras militares, que asumieron que ellos eran los dueños de las naciones. No fue un acto de simpatía con Venezuela, país y pueblo, sino con la cúpula dominante de ese momento, ya que el pueblo venezolano iba sufriendo cada vez con más penuria el abuso del yugo feroz de la dictadura chavista.

    Los gobiernos “bolivarianos” de la región, con gran influencia de los “petrodólares” de Venezuela, aprovecharon la coyuntura de crisis en Paraguay para saltar por encima de las normas del Tratado de defensa de los principios democráticos, para protagonizar un acto que pasará a la historia regional con vergüenza, en un intento de fuyimorazo para incitar a los militares paraguayos a derrocar al Parlamento Nacional.

    Y abrieron la ventana del Mercosur, violentando los principios democráticos que, hasta hoy, el gobierno de Maduro no ha signado ni piensa respetar, como se puede palpar, en la tragedia que sufre el pueblo venezolano, que resuena con indignación, afortunadamente en todo el mundo democrático.

    Es decir, que los pruritos de “legalidad” esgrimidos por el canciller uruguayo en su intento de continuar la farsa de un bloque democrático no tienen la menor consistencia.

    La postura firme del Gobierno Nacional ha servido de base para que se haya producido la reacción para poner la cuestión en su lugar: el gobierno venezolano, que ahora trata de amordazar, aterrorizar y aniquilar a la mayoría democrática opositora que ha surgido de las urnas, pese a las condiciones terroríficas y totalitarias en que tienen que vivir y que votar, no cumple con las condiciones fundamentales para integrar el bloque.

    Y si el Mercosur quiere sobrevivir, y relacionarse con los otros bloques con los que comparte intereses y principios democráticos, como los ya iniciados y avanzados con la Unión Europea o el Grupo del Pacífico, debe rever las obtusas decisiones del bloque bajo el dominio de gobiernos alineados en el “socialismo del Siglo XXI”, con más rémoras del pasado que del presente, más semejante a las dictaduras militares bananeras –con las mismas ínfulas militaristas– de los recientes siglos pasados y superados.

    Es lamentable que el Mercosur, un proyecto de unión regional y con el fin de hermanar y hacer crecer a los países miembros, siga postergado por los errores cometidos en el pasado reciente y que no se quieren asumir hoy. Los errores cometidos por las decisiones de gobiernos regionales han perjudicado y siguen perjudicando a los países, y a los pueblos, incluido el pueblo venezolano.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 5 agosto, 2016, 06:06
  3. La fórmula

    Por Danilo Arbilla

    Yo tengo la fórmula para el revocatorio, proclamó Diosdado Cabello ante una audiencia, con muchos uniformes, que lo festejó alborozada.

    El senador estadounidense Marco Rubio dijo que Diosdado Cabello “es el ladrón más grande de Venezuela”.

    Atención: el “ladrón más grande” en el país “más corrupto del continente, que además tiene presos políticos que son torturados y víctimas de tratos crueles…”, y donde se desconoce un poder del Estado (la Asamblea Nacional) y el Poder Judicial está sometido al Poder Ejecutivo, según el Secretario General de la OEA, el uruguayo Luis Almagro.

    El presidente argentino Mauricio Macri, coincide y suma: “Lo que sucede en Venezuela es inaceptable, es la violación absoluta de los derechos humanos”, dijo recientemente en Lima.

    Y ¿cuál es la fórmula del capitán y diputado Cabello para el referendo revocatorio?

    Cabello ha afirmado repetidas veces que no puede hacerse el referendo este año y que no lo van permitir. Esto es, si fuera en el 2016 y el Gobierno pierde, debe llamarse a elecciones, pero si es en el año próximo, su efecto ya se limita a la salida del Presidente y el traspaso al Vicepresidente.

    Y partir de esa postergación (en lo que parecería trabajan –“por la vía del diálogo”– los expresidentes Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández, Martín Torrijos y Ernesto Sámper, estos dos últimos por el lado de la Unasur) surge la fórmula de Cabello.

    Según este, se llama a referendo en enero y en marzo se realiza y sacan a Nicolás Maduro, “que es el objetivo”. “Entonces –explica Cabello–, siguiendo el ejercicio legal, corresponde que asuma el vicepresidente (Jorge Arreaza), quien ya en la presidencia, y en función de las normas legales, designa como su vicepresidente a Nicolás Maduro, y a la semana renuncia y Nicolás nuevamente asume como presidente”. Impecable: “Y todo dentro de la Constitución; de lo que dice el artículo 233”, afirma el capitán diputado.

    “Y ya no hay más chance de otro referendo”, se ufana, al tiempo que se burla de los Rubio, los Almagro, los Macri y de todos los venezolanos y del resto del mundo, y deja en ridículo y desnuda a los mediadores aceptados por Maduro y a todos los “dialoguistas”.

    Esta “fórmula” de Cabello fue uno de los tantos hechos y razones (presos políticos, los que vienen de atrás como López y las decenas de las últimas semanas); concentración total del poder; eliminación, por parte de una Justicia sometida, del 95% de las leyes aprobadas por la Asamblea Nacional; juicios y prisiones dispuestas desde el Ejecutivo a los que los jueces y tribunales le dan formalidad jurídica; poderes excepcionales; censura de prensa; persecución de los periodistas; etc.,etc.), que me enumeró el chileno José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, para fundamentar que huelga preguntarse si en Venezuela hay o no democracia o algún tipo de democracia. “Los hechos hablan por si mismos”, afirma.

    La semana pasada Vivanco visitó la Argentina y se entrevistó y entregó a sus máximas autoridades, incluidos el Presidente y la Canciller, el lapidario último informe de HRW, sobre la situación venezolana.

    No hay cláusula democrática que pueda resistirlo, advirtió. “Venezuela no califica para presidir el Mercosur, viola todas sus normas y exigencias en materia de defensa de las libertadas, los derechos humanos y la democracia, y sus miembros están obligados a defenderlas y hacerlas respetar”.

    Y, hablando del Mercosur, que quedó para lo último por tratarse de “un rubro” que está muy embarullado en estas horas, ya Uruguay “se desprendió” de la presidencia pro tempore para que asuma “el que sigue”. El presidente Tabaré Vázquez, por problemas internos de su propio Partido, incondicionalmente chavista, y para no tener choques con el gobierno de Maduro, entre otras razones, se quitó el tema de encima. Sin cumbre de presidentes o, por lo menos Consejo de Ministros, como había ocurrido hasta ahora. Según el gobierno uruguayo, en Venezuela hay “una democracia autoritaria” y es lo que “jurídicamente” corresponde hacer en el Mercosur (todo dentro de la Constitución como diría Cabello).

    “Lo del gobierno uruguayo es sorprendente y se ubica en la línea contraria que ha comenzado a primar con nuevos gobiernos resueltos a llamar las cosas por su nombre”, me señaló Vivanco.

    Maduro, en tanto, aplicó “la fórmula” y se autoproclamó presidente del Mercosur.

    Pero quizás no sea todo tan fácil. Paraguay, país que fue suspendido del Mercosur (para que pudiera ingresar Venezuela) porque “lo político está por encima de lo jurídico”, también según el gobierno uruguayo (entonces presidido por José Mujica, del mismo partido que Vázquez), ya le salió al paso y desconoció la presidencia venezolana, “la que no vamos a aceptar”, dijo su Canciller.

    A su vez, el gobierno argentino, a través de su Cancillería, cuestionó el procedimiento uruguayo-venezolano y advirtió que no se puede asumir la presidencia de la organización si no hay un traspaso de mando formal.

    Habrá que esperar qué pasa con el correr de las horas: que es lo que hará Brasil, que hasta ahora de hecho ha acompañado al Paraguay en su firme oposición contra el gobierno chavista. Es más, el canciller brasileño José Serra ya dijo que “Venezuela no va a presidir (el Mercosur), no tiene condiciones”. El gobierno venezolano no logra hacerse cargo ni de Venezuela”, afirmó el jefe de Itamaraty.

    Pase lo que pase, parecería que la suerte del Mercosur está muy comprometida. A los tumbos y los tropezones y con la imagen muy deteriorada, su futuro dependerá de lo que resuelva con Venezuela, la que, como se sabe, entró por la ventana, y es un dato a tener en cuenta.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 5 agosto, 2016, 06:03

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

la frase

"Esta vida se va a ir rápido, no pelee con la gente, no critique tanto su cuerpo. No se queje tanto." "No se preocupe en comprar lujos y comodidades p/su casa, ni se mate dejandoles herencia a su flia. Los patrimonios deben ser ganados."22/05/17
Papa Francisco

archivos

estadísticas

  • 2,723,264 visitas

admin

Un jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: