está leyendo ...
laoveja100

El libro detrás de la película

“Siempre el libro es mejor que la película”. “Me defraudó la película, porque nada tiene que ver con el libro”. Frases como estas las hemos escuchado muchas veces; vamos a ver una película basada en un libro que leímos y nuestras expectativas son enormes. A veces salimos satisfechos, pero la mayoría de las veces no. ¿Por qué nos ocurre esto?

La literatura es un género artístico que ha desarrollado unas técnicas peculiares a lo largo de siglos de existencia. Particularmente la novela –que es el género que más utiliza el cine– se desarrolló y maduró en el Siglo XIX, y esto trajo consigo toda una nueva forma de leer y recrear la realidad. El cuento también fue creciendo a la par, volviéndose universal, con cultores maravillosos como Hoffman, Poe, pasando por Borges y Porter, hasta llegar a contemporáneos como Munro o Benedetti. Pero el teatro también tiene su lenguaje propio, así como su escritura y escritores particulares. Y es este género el primero que se relacionó con el cine, pues la puesta en escena era algo que tenían en común.

Pero lo más importante era que debía haber una historia que contar. El cine nació con esa necesidad y los guionistas empezaron a surtirle de grandes ficciones. Pero en muchos casos la novela, el cuento y la dramaturgia, y desde un buen tiempo el cómics, fueron sus principales inspiradores, y esa relación sigue muy fructífera hasta hoy.

Muchos apasionados del cine saben que muchas de las películas que disfrutan han salido de la literatura, algunos son libros clásicos que es imposibles obviar. Otras veces no conocemos los libros, pero el cine al menos nos acerca una idea sobre ellos. Se han dado ocasiones en que es el libro el que luego nos lleva a buscar la película. Pero a esta altura del desarrollo de la cinematografía, ya hay muchas novelas y cuentos relatados en un estilo cinematográfico. Su adaptación a la pantalla grande es mucho más sencilla. Pero ¿significa esto que ambos géneros se están fusionando? Particularmente no lo creo.

En realidad, lo primero que debe saberse de ambos géneros es que cada uno conlleva un lenguaje muy particular. Si seguimos la tesis del historiador del arte Hans Belting, que dice que el ser humano es un lugar de las imágenes, es decir, que en nuestro interior vivir significa proyectar imágenes todo el tiempo, entendemos que el cine y la literatura son campos de donde nos surtimos, campos que tienen cosas en común, y otras no en que difieren radicalmente.

De esta relación, se hablará hoy y todos los lunes en la Cafebrería (Malutín 675). En cada encuentro se pasará una película y luego un invitado hablará de ella y el libro en cual fue inspirada. Los invitados serán escritores, cineastas y académicos. Será una buena ocasión para seguir pensando sobre la relación apasionante entre cine y literatura.

Por Sergio Cáceres

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La frase

“Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad”.25/03/17
K. Menninger

el clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

admin

Arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

archivos

estadísticas

  • 2,673,960 visitas
Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: