está leyendo ...
laoveja100

Elija su profesión sin miedo de errar

Elegir una profesión no es tarea fácil. Aún más cuando se es joven. En Brasil, es injusto que la opción por una carrera –conquistada en la mayoría de las veces a través de la prueba de acceso a la enseñanza superior– sea elegida tan temprano. A los 17, 18 años, cuando la propia individualidad está en formación, ¿cómo decidir qué hacer por los próximos 30 o 40 años?

Es por este motivo que el principal consejo que ofrezco a los jóvenes antes de la prueba de selección es: sea menos riguroso consigo mismo, porque siempre hay tiempo para cambiar. Tal no significa que la elección del curso superior ocurra sin criterios.

Para comenzar, conózcase a sí mismo. Piense en sus habilidades innatas, aquellas que orienta sus preferencias desde su niñez. Siempre hay una disciplina o área que a usted le interesa más y con la cual tiene más afinidad.

Por ejemplo, quien siempre tuvo facilidad con números podrá ser mejor en profesiones como ingeniería o ciencias de la computación. Aquellos que tienen facilidad en las relaciones humanas pueden seguir áreas como administración, psicología, ventas o marketing. ¡Eso, por supuesto, es una observación!

Una recomendación útil es visitar ferias de profesiones ofrecidas por las universidades.

Normalmente, ellas ocurren en agosto o septiembre, época de inscripción para los exámenes de ingreso. En la feria, intente aprender más sobre las profesiones que le interesan y verifique si sus conocimientos anteriores son verdaderos.

Mucho del glamour de una profesión puede ser solamente construcción sin fundamento real. En el caso de que usted ya eligió un curso, intente visitar empresas donde esa profesión es ejercida. Hable con profesionales, conozca su cotidiano y piense si será feliz siguiendo esa rutina.

Recuerde que aún existen varias profesiones que no dependen de universidades. Muchos profesionales exitosos abandonaron la formación académica y buscaron conocimiento en la práctica, en sus propias experiencias. Existen, aún, opciones de cursos técnicos o tecnológicos.

Principalmente, no sienta miedo de cambiar su opinión en el caso de que piense que su elección anterior fue errada. Recuerde que el pasado es “perfecto”: él no puede ser cambiado, entonces usted necesita convivir bien con él y utilizar todo aquello que aprendió en decisiones para el futuro. El curso universitario es una parte de su vida, pero no existe un camino único para el éxito y la felicidad. Usted necesita construir el suyo de su propia manera.

Por Bernt Entschev

 

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

arquitecto jubilado, hoy "hurgador" de la filosofía de vida, de las cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

4 comentarios en “Elija su profesión sin miedo de errar

  1. SEPA CUÁNDO BUSCAR UN CONSEJO PROFESIONAL

    Todo cambia tan rápidamente hoy en día que cada vez es más difícil planificar, formular metas y encontrar el mejor camino para alcanzar el éxito, cuando nos envuelve un remolino de problemas. Ya sea para el desarrollo de su carrera o de su empresa, hay momentos en los que es necesario buscar el consejo de alguien con más experiencia y/o conocimiento. A fin de cuentas, nadie lo sabe todo.

    Imagine, por ejemplo, las empresas de directorios de teléfono. En determinado momento, sus gestores se dieron cuenta de que las personas estaban sustituyendo su servicio por otros, disponibles online. Era el momento de adecuarse, buscar ajustes. Esto no sucedió y hoy siquiera escuchamos hablar de la mayoría de esas empresas. Quizá si hubieran tenido un asesoramiento adecuado, pudiesen haber creado nuevos servicios y estarían actuando hoy con el mismo vigor.

    Si usted observa que está en una encrucijada en su empresa o en su carrera, puede contar con algunas soluciones interesantes disponibles en el mercado. Empresas de consultoría en capital humano ofrecen el servicio de counseling, tanto para ejecutivos como para gestores de empresas. La idea es poner a disposición especialistas, con conocimiento en vertical sobre el tema (ya sea de finanzas, administración, logística, marketing) y que pueden poner esa visión a servicio del cliente, orientándolo sobre los mejores rumbos a tomar.

    La metodología es diferente de un coach, que promueve el autoconocimiento, a través de preguntas al asesorado, haciendo que éste encuentre sus respuestas y soluciones. En el counseling, el especialista realiza un diagnóstico e indica los pasos a seguir para alcanzar los objetivos deseados. El servicio toma de tres a seis meses, en promedio. Puede ser un cambio de metodología, la adopción de nuevos procesos u otros factures de los que el cliente hasta el momento no había tomado conocimiento o coraje para llevar a cabo.

    Si es usted un empresario o gestor, quédese atento a los signos de que las acciones actuales no están dando el buen resultado en su organización. Si el problema es su carrera, enfréntese a los problemas y evalúe si sus objetivos son realmente viables. Es posible que sea el momento de buscar ayuda. Y esto puede hacer toda la diferencia en su futuro.

    Por Bernt Entschev

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 27 septiembre, 2016, 08:15
  2. Milenials

    Así se los denomina en inglés a la generación que nació bañada en bytes y que dentro de poco tiempo será mayoría en América Latina y el mundo. Han ingresado a un cambio de era dominado por lo digital, conducidos por una generación de analógicos que muy poco lleva ayudando a construir con ellos un mundo más previsible y menos incierto. Una generación que será la primera que en términos mayoritarios no superará a sus padres y que se enfrenta a una era del conocimiento brutal que genera la más difícil de las brechas por llenar y la que supera cualquier ideología: la de los que saben y los que no.

    Mientras vivimos en este mundo real, en cambio, la empresa de un joven –que salió de Harvard porque la universidad no le respondía a sus reclamos vitales y fundó Facebook–, hoy, su valor de mercado supera en mucho el PIB de Ecuador y de varios países latinoamericanos juntos. Nosotros lamentablemente seguimos debatiendo la propiedad de la tierra, el tamaño del hato ganadero, la dependencia del norte y las miles de maneras de intentar justificar la incapacidad de responder a las grandes interrogantes del mundo. La política sigue mirando el dedo y no la luna que señala.

    Y dicen algunos que solo estamos en el comienzo. La energía cambiará de origen y quienes dominaron el mundo desde el petróleo se quedarán sin precio ni mercado. La eólica y solar entre otros va a significar un cambio gigantesco no solo en el origen de la energía sino en la forma de administrar ese mundo. Alemania, un país industrial, prepara para dentro de una década una dependencia del petróleo menor del 40%. La robótica amenaza dejar sin empleos a casi mil millones de servicio doméstico, guardias de seguridad e inclusive perros. El sector más amplio y vulnerable de la economía lo será aún más en muy poco tiempo. De todo esto no hablan nuestros políticos cuya agenda está dominada por el pasado sistema de generación económica, organización del Estado y conformación de partidos políticos. El discurso de confrontación no alcanza y los enemigos reales o inventados están pensados de manera acelerada cómo adaptarse al tiempo que se viene sin buscar chivos expiatorios que expliquen la realidad. Las cuestiones del futuro son marginales en la preocupación del poder político que solo vive pensando en cómo sobrevivir desde el poder a un sistema resquebrajado y roto que amenaza con hacer fracasar por lo menos un par de generaciones si no buscamos respuestas eficaces a corto plazo.

    Cuando el modelo de generación de energía cambia, todo lo conocido se altera. Ella no solo es la que mueve los vehículos sino la que marca y orienta las líneas de un sistema que cayó hace un buen tiempo, pero que algunos políticos pretenden vanamente mantenerlo inhiesto sobre el agravio, el conflicto y la polarización. Eso no sirve ni para distraer.

    La generación X espera más cosas originales de la nuestra. Si no lo hacemos pronto, seremos padres de nuestros nietos y quizás deberemos hacer juicios de desalojo o desahucio a nuestros descendientes que no han podido encontrar respuestas a sus grandes interrogantes de sobrevivencia. Lo tendremos bien merecido.

    Benjamín Fernández Bogado

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 29 julio, 2016, 11:52
  3. Repensar el sentido del trabajo

    Se cumplen 125 años de lo que se considera el inicio de la Doctrina Social de la Iglesia. El 15 de mayo de 1891 el papa León XIII publicaba la encíclica Rerum novarum, sobre la situación de los obreros. Su contexto era el de un liberalismo radical y una expansión industrial capitalista que degradaron hasta el extremo las condiciones laborales y de vida de las familias trabajadoras. En esa situación, el Papa hacía un planteamiento fundamental sobre el trabajo humano: «A nadie le está permitido violar impunemente la dignidad humana, de la que Dios mismo dispone con gran reverencia; ni ponerle trabas en la marcha hacia su perfeccionamiento» (RN 30).

    Un año antes, en 1890, tal y como se había decidido en el Congreso Internacional Socialista Obrero de París de julio de 1889, se convocó por primera vez la celebración internacional del 1º de Mayo, cuya reivindicación central era la jornada laboral de ocho horas. El éxito de las manifestaciones hizo que las organizaciones obreras decidieran dar continuidad a esta cita anual. Con el tiempo, el 1º de Mayo se convierte en un símbolo de la lucha y solidaridad de los trabajadores y las trabajadoras por el reconocimiento de su derecho a ser y a vivir dignamente. En la tradición obrera las «ocho horas de trabajo, ocho horas de descanso y ocho horas de formación», representaban «vuestro reingreso en la vida humana, la libertad de cumplir vuestros deberes hacia vosotros y hacia vuestra clase».

    Si recordamos estos dos hechos es porque ambos apuntan hacia algo esencial que hay que subrayar: el trabajo es una necesidad radical del ser humano, vinculada a la dignidad de la persona; para ser y vivir es necesario un trabajo digno. Como dijo el papa Francisco en el Parlamento Europeo en noviembre de 2014, «es necesario sobre todo volver a dar dignidad al trabajo, garantizando también las condiciones adecuadas para su desarrollo». De la mano de un neoliberalismo tan fundamentalista como el del siglo XIX, que cree poder violar impunemente la dignidad humana, y de una cultura profundamente individualista y consumista, hemos sucumbido a una «idolatría del dinero» que mata, en palabras del Papa, porque lo somete todo a la rentabilidad económica, convirtiéndolo en producto de «usar y tirar», incluidas las personas. Las cada vez más precarias condiciones de trabajo son una de sus consecuencias más devastadoras para las personas, las familias y la sociedad. El trabajo está sometido a una esclavitud economicista que lo degrada, degradando con ello nuestra humanidad.

    Necesitamos liberar el trabajo de esa esclavitud, pero la respuesta no vendrá mágicamente de la mano del crecimiento económico; menos aún por el camino del empleo en las condiciones que sea. Solo encontraremos una respuesta humana si buscamos caminos para «devolver la dignidad al trabajo» y para un trabajo digno y con sentido humano. Para ello es imprescindible repensar en profundidad el sentido que damos al trabajo. No puede ser un instrumento para la rentabilidad económica al ser una necesidad de las personas para vivir dignamente, desarrollar su humanidad y construir una sociedad justa y solidaria. Por eso, el empeño social fundamental debería ser que «todos puedan poner sus capacidades al servicio de los demás» para «contribuir al desarrollo de las personas y de la sociedad» (ISP 32). Esto implica y exige empleo en condiciones dignas y que la economía esté al servicio del trabajo y no lo contrario. El trabajo es «una necesidad, parte del sentido de la vida en esta tierra, camino de maduración, de desarrollo humano y de realización personal» (LS 128). El empeño para que el trabajo pueda ser «proyecto de humanización» es esencial para la vida digna de las personas y para una sociedad decente.

    Editorial #1583 de «Noticias Obreras»

    fuente: Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC)

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 29 julio, 2016, 11:52
  4. Gobiernos con visión de futuro

    Hace algo más de un año, Ecuador hizo conocer su proyecto “Ciudad del Conocimiento” que funcionará en un distrito ya existente denominado Yachay, un enclave demográfico ubicado a unos 120 kilómetros de Quito.

    Allí ya funciona la Universidad de Investigación de Tecnología Experimental, la cual, dentro del proyecto “Ciudad del Conocimiento” apunta a generar un vínculo directo entre la Academia y empresas tanto ecuatorianas como transnacionales dispuestas a crear el primer parque tecnológico propio del Ecuador. Si todo marcha tal como está proyectado, será el primer emprendimiento de este tipo en Latinoamérica.

    Resulta curioso que para buscar un ejemplo similar haya que trasladarse, en primer lugar, nada menos que a Arabia Saudita, una monarquía absoluta y hereditaria. Pero tiránico o no, el régimen saudí no carece de imaginación y está trabajando ya con vistas a los días en que la península trasiegue sus últimos barriles de petróleo. Para entones, deberá estar en plena actividad la Ciudad Económica del Rey Abdullah (KAEC), lanzada en 2006 y que será el primero de cuatro nuevos centros urbanos con centros comerciales, fábricas, universidades, oficinas, hospitales y toda la infraestructura imprescindible para la vida en el siglo XXI. “Ante los cambios demográficos y los cientos de miles de sauditas que estudian actualmente en el extranjero, la idea es que espacios como KAEC acojan a los hombres y mujeres del futuro, en una época en que el talento sustituya la dependencia de las materias primas”, relata el periódico Granma de Cuba.

    Ecuador está invirtiendo en su ciudad Yachay 1.000 millones de dólares. Arabia Saudita, 100.000 millones. Pero dimensiones aparte, ambos países comparten una misma visión de futuro y se han puesto a trabajar en consecuencia. Eso convierte a sus gobernantes en estadistas, más allá de la teoría y praxis política que los definan.

    Veamos un ejemplo más cercano. Está en Uruguay. “Buscamos que los centros tecnológicos, dentro del sector en que actúan, sean capaces de detectar problemas que tengan relación con demandas tecnológicas de las empresas”. Esta expresión pertenece al presidente de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación, Santiago Dogliotti. La ANII dispone de ocho centros de investigación que operan en otros tantos niveles, desde el desarrollo de biotecnología hasta comunicaciones. Para reforzar su tarea, la entidad ha firmado un convenio con Alemania para contar con la experiencia de unos 12.000 profesionales senior, hoy jubilados, dispuestos a asesorar y a transferir conocimiento a sus contrapartes uruguayas.

    Tres ejemplos, tres dimensiones de abordaje y tres formas diferentes de encarar un mismo objetivo: prepararse para un mundo cambiante y lleno de nuevos desafíos, para enfrentarlos hay que comenzar a prepararse ya ahora. Muchos, ya lo están haciendo.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 29 julio, 2016, 11:51

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

la frase

"Esta vida se va a ir rápido, no pelee con la gente, no critique tanto su cuerpo. No se queje tanto." "No se preocupe en comprar lujos y comodidades p/su casa, ni se mate dejandoles herencia a su flia. Los patrimonios deben ser ganados."22/05/17
Papa Francisco

archivos

estadísticas

  • 2,723,886 visitas

admin

Un jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: