está leyendo ...
laoveja100

Democracia autoritaria

El debate sobre la realidad venezolana hace mucho tiempo excedió la racionalidad e ingresó en un campo de especulación del absurdo. Hace unos días el canciller de un país como Uruguay con una larga tradición de respeto institucional y jurídico tuvo que admitir que Maduro debe presidir el Mercosur a pesar de las deficiencias y graves faltas a los derechos humanos porque tiene aún una “democracia autoritaria” donde aún se respetan algunas normas. Este oxímoron está a la par de la decisión del Mercado Común del Sur de excluir a Paraguay en el 2012 por cuestiones aún menores y aprovechar para hacer ingresar a Venezuela por la ventana. Aquella vez, entre Mujica –el presidente– y su canciller Almagro –hoy secretario de la OEA– afirmaron muy sueltos de cuerpo que excluir al Paraguay era una cuestión discutible desde el punto de vista jurídico, pero sostenible en el plano político. Creo que en esa ocasión ya la “doctrina uruguaya” estaba orientada a permitir todo aquello del que fuera nuestro amigo y ser intolerante con quien no lo fuera.

Este es un precedente nefasto para la consolidación de los bloques y claramente le hace una herida más al Mercosur que, desde que se convirtió en baza política y no en mecanismo de integración cultural y económica de sus miembros, ha jugado cada vez más un rol ambivalente y absurdo.

No quieren aplicar la cláusula democrática a un país que claramente ha dejado de actuar como tal. Al desconocimiento del Congreso opositor se le suma la detención de los opositores, una absoluta domesticación del poder judicial y una condición límite a su población hambreada y hostigada. Cuando le dicen a los que presumen de respetar la Constitución de convocar a un referéndum y sabiendo de antemano el resultado, manipulan al poder electoral y encuentran sospechosamente que hay varios cuyos números de identidad no coinciden. En realidad, no quieren una convocatoria popular porque saben que mayoritariamente les dirán que se vayan.

Con mecanismos internos cada vez menos escuchados y valorados, con una comunidad internacional apática y cómplice están empujando a Venezuela a una salida por la fuerza, que podría dar amplio margen para el retorno del militarismo al área de las soluciones o problemas mayores. Maduro lo sabe, por eso endulza los oídos de sus jefes militares y claramente después sabremos por qué otras razones crematísticas además de eso.

No debemos llorar después por lo que pueda pasar en la región cuando ni el Mercosur, Unasur o la OEA fueron capaces de actuar como debieron y se contentaron con la doctrina uruguaya de la “democracia autoritaria” para hacerle la cama a los que resolvieron por la fuerza lo que no pudo la razón.

Benjamín Fernández Bogado

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

2 comentarios en “Democracia autoritaria

  1. Cuba y Venezuela: el límite de la pobreza

    Por Gina Montaner (*)

    Mientras en Venezuela la gente tiene que cruzar a Colombia para encontrar víveres y en Cuba aumenta la huida en balsas de los más jóvenes, en plena crisis económica el propio gobierno cubano se permite seguir cantinfleando a costa de los ciudadanos.

    En la última sesión de la Asamblea del Poder Popular, donde el recientemente cesado ministro de Economía Marino Murillo reconoció que el país atraviesa una delicada situación económica, hubo quienes abogaron porque se ponga “un límite a la riqueza permitida”. Se trata de otro dardo contra la iniciativa privada de los escasos emprendedores que luchan contra la elefantiasis de un Estado fallido.

    En el cónclave, nada menos que un poeta llamado Alpidio Alonso dijo que eso no se podía aceptar “en el modelo de socialismo que nos estamos proponiendo”. Una propuesta dogmática en un país donde desde hace más de medio siglo no hay poesía que valga en medio de la pobreza y la represión.

    El destino quiso que el chavismo venezolano y el castrismo cubano se casaran en los tiempos en los que el difunto Hugo Chávez y el hoy anciano Fidel Castro comenzaron a romancear ideológicamente. La revolución bolivariana pretendía ser una extensión de la revolución cubana, y en el casamiento las arras que se intercambiaron fueron el petróleo venezolano para la famélica economía de la isla a cambio de la presencia en Venezuela de médicos y de la Inteligencia cubana. Allá por el año 2000 todo apuntaba a que el discípulo de Fidel propagaría con éxito su evangelio en la Región. Y su mentor había encontrado a un providencial benefactor dispuesto a mantenerlo tras la pérdida de un subsidio soviético de unos cuatro mil millones de dólares al año que se cortó con el colapso del comunismo en Europa del Este.

    Como el destino no está escrito, la luna de miel de la alianza castro-bolivariana hoy se ha trasmutado en hiel. Bajo la gestión desastrosa de Nicolás Maduro, Venezuela hace aguas y el suministro de cien mil barriles de crudo diarios (del cual Cuba reexportaba el 40%) que Chávez acordó se le hiciera llegar a Cuba, ha menguado a consecuencia de la grave crisis que atraviesa el país sudamericano.

    Al gobierno de Maduro ya no le basta con el aparato policial importado de Cuba para controlar a una población que aún tiene memoria de tiempos mejores y cuenta con la representación de una oposición que se moviliza contra los atropellos. Con la escasez reinando, el chavismo abre la espita en la frontera con Colombia y ofrece al mundo el espectáculo de más de 35.000 venezolanos cruzando en un día para comprar productos básicos como harina, café, aspirinas y compresas. El otro gran alivio a la maltrecha situación que se está viviendo lo ofrecen las remesas que los migrantes venezolanos envían a sus seres queridos.

    Algo similar sucede con Cuba, una nación en quiebra y parasitaria que hasta ahora ha salido a flote gracias a los subsidios: el soviético durante treinta años, el chavista en los últimos dieciséis años y ahora la esperanza de que la apertura con Estados Unidos, su antiguo archienemigo, traiga a la isla los dólares de un turismo socorrido y los créditos blandos tan pronto se levante el embargo, combinados con las remesas que el exilio cubano provee a sus familiares desde hace casi sesenta años.

    A pesar de que Venezuela es un país potencialmente rico y con infinitos recursos naturales, el chavismo es responsable del hundimiento de la nación. En cuanto a Cuba, muy pronto el régimen castrista condenó a la población a la miseria copiando el modelo estatista de la ex Unión Soviética y convirtiéndose en un satélite de esta. Cuando aquel grifo se cerró, los cubanos padecieron las penurias del llamado “periodo especial” y hoy la sombra de aquella época de hambruna y enfermedades como la neuritis óptica vuelve a asomarse.

    Por eso resulta escandaloso que en sus asambleas llenas de doctrina casposa los poetas oficialistas (qué triste papel para un poeta) pretendan frenar los sueños de quienes aspiran a vivir mejor. Lo que estos señores deben preguntarse es cuál es el límite de la pobreza. En Cuba y Venezuela parece ser infinita.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 18 julio, 2016, 05:45
  2. Disyuntiva de hierro

    Por Danilo Arbilla

    MONTEVIDEO. Menudo aprieto lo de la entrega de la presidencia pro tempore del Mercosur a Venezuela. Una disyuntiva nada fácil para los países fundadores, la que no quedó resuelta, ni de cerca, el lunes 11 en la reunión a nivel de cancillerías celebrada en esta capital. Se vuelven a reunir este jueves. Difícil adivinar lo que pasará.

    La reunión, para resolver el embrollo, era entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, pero hubieron permitido la participación de la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, que no estaba invitada y que no ayudó en nada. Al que no dejaron entrar fue al embajador de Bolivia, que también se hizo presente con mandato de su Presidente. Evo Morales pretendía remarcar su solidaridad bolivariana y al tiempo “acompañar” al Gobierno uruguayo –que ocupa hasta ahora la presidencia pro tempore– que había anunciado su decisión de traspasar el mando a Venezuela.

    Ese trámite, precisamente, fue el que se complicó por la decidida oposición de Paraguay a que Venezuela asumiera, por no cumplir con la cláusula democrática (Protocolo de Ushuaia). Tras los paraguayos se sumó Brasil, con algunos otros argumentos y el tema se empantanó.

    El argumento de Uruguay era de que se trata de un tramite jurídico y corresponde cumplirlo. En realidad, la inquietud del presidente Tabaré Vázquez era salirse de eso cuanto antes, con el menor ruido posible –ni se citaba una cumbre presidencial como era de orden– y de ese modo esquivar problemas internos de su partido, el Frente Amplio, en donde una mayoría apoya a Venezuela en forma incondicional.

    El tema jurídico alegado no ha tenido mucha fuerza ante la argumentación paraguaya –“la cláusula”– y las de Brasil por los “incumplimientos” de la propia Venezuela de varias exigencias y normas del Mercosur.

    Otro elemento en consideración, es la necesidad de intensificar en este período –en que Nicolás Maduro estaría al frente– las negociaciones para un acuerdo de libre comercio con la Comunidad Europea, al que se opone Venezuela en el seno de la organización.

    Hay razones más fuertes aún, aunque se repiten en voz baja y en los pasillos, y tienen que ver con la responsabilidad de los miembros de preservar la imagen del Mercosur, y la propia, ante el riesgo de un mayor agravamiento de la situación venezolana. Al régimen bolivariano le va quedando el apoyo de la Unasur –cada vez menos sólido– y de José Luis Rodríguez Zapatero. La fundamentación del canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, de que se trata de una “democracia autoritaria” en la que funciona una Asamblea Nacional con mayoría opositora, electa legítimamente, también pierde fuerza. En los patios del Palacio Santos –sede de la cancillería uruguaya– la visión entre los delegados es otra: “¿Democracia? ¿Con presos políticos? ¿Sin libertad de prensa? ¿Con comités y comisarios de barrio y para el abastecimiento? ¿Con represión de las organizaciones sociales? ¿Con hostigamiento a los opositores?”.

    “¿De qué democracia se habla?”, preguntó privadamente, por ahora, un miembro de la representación de Argentina, el país que se ha mantenido más equidistante. “En cualquier momento eliminan o disuelven la Asamblea Nacional o le quitan todos los poderes por resolución de la Justicia o el Tribunal Electoral y nos escracha a todos”, alertó el diplomático del país vecino.

    La propia actuación de la canciller Rodríguez alimentó más temores: anunció que este jueves se haría el traspaso, lo que tuvo que ser desmentido por el propio Nin Novoa, y dijo que los representantes de Brasil y Paraguay se escondieron en los baños.

    El análisis de uno de los corresponsales presentes fue lapidario: “Eso es lo que asusta a Itamaraty y a todos: el vocabulario, el abuso, la falta de respeto. Tienen que sopesarlo mucho antes de cederle semejante tribuna a Maduro; puede utilizarla para lo que sea y decir cualquier cosa, como es de estilo. Y peor en estos momentos, en que, como dijo el expresidente uruguayo José Mujica, “está más loco que una cabra”.

    Se entiende que es una decisión para no tomar a la ligera, ni para un lado ni para el otro. Ahora, ¿postergarla? ¿Hasta cuándo? En algún momento deberán decidirlo.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 14 julio, 2016, 07:48

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La frase

“Si te propones algún día mandar con dignidad, debes servir con diligencia”.27/03/17
Conde de Chesterfield

el clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

admin

Arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

archivos

estadísticas

  • 2,676,246 visitas
Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

Peichante-Py en FB

A %d blogueros les gusta esto: