está leyendo ...
laoveja100

Valiosa paternidad

Hay ideas que se han transmitido de generación en generación en las sociedades. Aquí en Paraguay hay un idealismo exaltado por la figura materna, debido a aquellas mujeres que sobrevivieron a la Guerra Grande. Sin restar mérito a las protagonistas históricas, poco o nada se recuerda que hubo padres que tuvieron que dejar a sus hijos para salir a morir en el campo de batalla.


Muchos afirman como condición sine qua non que un bebé no puede sobrevivir sin su madre o que si falta el padre, la madre cubrirá este rol. Se dice y enseña que la mayoría de los hombres no se hace cargo de sus hijos, que abandonan cobardemente a su novia, amante o relación casual al enterarse de que están embarazadas, etc. Así podemos hacer una lista “roja” y folclórica de ideas en contra de los hombres.

Sin entrar en el lado pesado y amargo de las políticas de género, lo esencial es lo de siempre: transmitir a las nuevas generaciones que un niño necesita de ambos padres para su completo desarrollo. Visto y considerando este equilibrio y por el mes del padre, me parece esencial repasar que es él la primera imagen masculina que tendrán los niños, de ello dependerá cómo, tanto el niño como la niña, formen su modelo de hombre para el resto de su vida. Los tiempos cambian y, aunque lentamente, también en Paraguay, el rol del papá en la casa ya no es el del autoritario y castigador (y esto ameritaría discusión en nuestra cultura matriarcal), sino que los vínculos se han enriquecido por un contacto más cercano y cariñoso. A pesar de la herencia de ser únicamente proveedor, como dicen: “por lo menos que le pase una mensualidad a su hijo”, siempre hubo padres que cambiaron los pañales, cocinaron o se sentaron a hacer las tareas con sus hijos.

Un padre da al hijo varón el ejemplo de masculinidad que la mamá no puede dar por razones naturales. Especialmente a la niña le da un modelo de hombre que permanecerá, para mejor, peor y/o alternadamente lo uno y lo otro. Menciono a las niñas porque se multiplica el temor de las violaciones. No se debe instalar como una precaución la desconfianza hacia todos los papás; el miserable que viola a su hija lo es por algún trastorno mental, adicción, etc.

Leo que algunos textos dicen que “no importa quién sea, alguien cumplirá el papel del padre”, si bien esto se refiere a que, si no está el papá, el abuelo, un tío, un vecino, un líder ocupará ese lugar, el padre biológico no deja de serlo; y si el padre está y quiere vincularse, es preciso que las madres faciliten el acercamiento. Si no está que se ejerza el pedido como corresponde, pero en el trayecto no deben trabajar negativamente la imagen paterna sobre los pequeños. Los niños no perciben la situación como pareja, para ellos ninguno vale más que el otro.

Ser un buen papá es un desafío complejo para un hombre, lamentablemente el tema es poco incentivado a nivel global (salvo por la demanda de alimentos) y prácticamente no se toca en nuestra sociedad.

Recuerdo aquí finalmente una frase dicha por una celebridad que, a pesar de los altibajos, amó entrañablemente a su padre, quien dedicó toda su vida al desarrollo de su virtuosismo: “En el cielo, directamente después de Dios, viene un papá” (W.A. Mozart).

Por Lourdes Peralta

 

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

2 comentarios en “Valiosa paternidad

  1. Querido Papá, en tu día, te dejamos estos consejos de San Juan Bosco:
    1. Valora a tu hijo. Cuanto se siente respetado y estimado, el joven progresa y madura.
    2. Cree en tu hijo. Incluso los jóvenes “difíciles” tienen bondad y generosidad en el corazón.
    3. Ama y respeta a tu hijo. Muéstrale, claramente, que estás a su lado, míralo a los ojos. Nosotros pertenecemos a nuestros hijos, no ellos a nosotros.
    4. Elogia a tu hijo siempre que puedas. Sé sincero: ¿a quién de nosotros no le gusta un elogio?
    5. Comprende a tu hijo. El mundo hoy es complicado, rudo y competitivo. Cambia cada día. Procura entender esto. Quién sabe lo que él necesita de ti, esperando apenas un gesto tuyo.
    6. Alégrate con tu hijo. Mucho más que nosotros, los jóvenes son atraídos por una sonrisa; la alegría y el buen humor atraen a los niños como la miel.
    7. Acércate a tu hijo. Vive con tu hijo. Vive en medio de él. Conoce a sus amigos. Procura saber donde va, con quien está. Invítalo a traer a sus amigos a tu casa. Participa amigablemente de su vida.
    8. Sé coherente con tu hijo. No tenemos derecho a exigir de nuestro hijo actitudes que no tenemos. Quien no es serio no puede exigir seriedad. Quien no respeta, no puede exigir respeto. Nuestro hijo ve todo esto muy bien, tal vez porque nos conoce mejor que nosotros a él.
    9. Prevenir es mejor que castigar a tu hijo. Quien es feliz no siente necesidad de hacer lo que no es correcto. El castigo duele, el dolor y el rencor te alejan y separan de tu hijo. Piense, dos, tres, siete veces, antes de castigar. Nunca con rabia. Nunca.
    10. Reza con tu hijo. Al principio puede parecer “extraño”. Pero la religión necesita ser alimentada. Quien ama y respeta a Dios amará y respetará a su próximo. “Cuando se trata de educación, no se puede dejar de lado la religión”.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 21 junio, 2016, 09:00

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La frase

“Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad”.25/03/17
K. Menninger

el clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

admin

Arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

archivos

estadísticas

  • 2,673,960 visitas
Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: