está leyendo ...
laoveja100

Un aventurero en la era de Twitter

¿Pueden sobrevivir los aventureros a un siglo XXI ultraglobalizado que rompe con todo tipo de fronteras? ¿Pueden los soñadores apuntar al horizonte y seguir descubriendo maravillas en un mundo en el que nos pintan certezas absolutas incuestionables? Es muy difícil destrabar las respuestas a estas interrogantes; pero sí podemos afirmar que hasta el viernes, en España, había un aventurero, un periodista, un atleta, un loco, que vivía la vida a pleno, sin reservas y contagiando su sabiduría y simpatía a todos los que le rodearon. Ese quijote de la Edad Contemporánea fue don Miguel de la Quadra-Salcedo, fundador de Aventura 92, conocida después como Ruta Quetzal y hoy como Ruta BBVA, quien falleció a los 84 años.

Don Miguel fue un apasionado del periodismo, corresponsal de guerra, batió un récord mundial en lanzamiento de jabalina, representó a su país en las Olimpiadas de Roma en 1960 y entrevistó a decenas de personalidades influyentes del siglo XX. Por sugerencia del rey Juan Carlos fundó el programa científico y académico Ruta Quetzal, que desde 1979 hasta ahora becó a alrededor de 10.000 jóvenes, principalmente españoles, portugueses y latinoamericanos, aunque algunos años se adhirieron más de cincuenta países. ¿Su idea? Unir simbólica y efectivamente a Iberoamérica, a través de una expedición que se trasladara a ambos lados del océano Atlántico y pudiera romper prejuicios, disfrutar de la historia viva y aprovechar al máximo el entusiasmo de los adolescentes en un viaje inigualable.

Cada año, decenas de jóvenes de nuestra región y de la península Ibérica comparten una expedición por unas semanas en España y algún país latinoamericano, con el fin de estrechar lazos, construir más puentes y mejorar el entendimiento entre los estudiantes. Tienen clases de historia, literatura, ciencia y arte, en alguna selva, desierto, montaña o playa. Esa experiencia, que hoy se llama Ruta BBVA, sigue siendo posible por el liderazgo de don Miguel.

El currículum del madrileño que conquistó TVE y a miles de quetzaleros es extenso, pero lo que más resalta de su fructífera vida fue su entrega a la curiosidad, a la causa de la tolerancia y a la juventud. Enemigo de las redes sociales y de la ociosidad, defensor de la literatura clásica y de la exploración científica, Miguel tenía cientos de seguidores en todo el mundo. Ruteros que alguna vez conocieron el Amazonas, la ciudadela de Machu Picchu, los templos mayas, los clásicos molinos de viento de Castilla la Mancha o los grandes museos de Madrid hoy se muestran tristes por la pérdida del gran expedicionario.

Mucha gente está de luto en Iberoamérica, pero no resignada al dolor ni al consuelo. Todavía hay mucho por descubrir, todavía hay mucho por explorar, dentro y fuera de nuestras fronteras. En una era en la que vamos a conocer nuevos mundos más allá de la Tierra, el ejemplo de Miguel de la Quadra-Salcedo está muy presente. El puente que construyó hace unas décadas don Miguel, entre España e Hispanoamérica, se fortaleció a través de los años. Nunca se encontraban discursos vacíos o con dobles intenciones en su persona, sino todo lo contrario; una mezcla de entusiasmo y sabiduría completaban su visión honesta de la vida.

Miguel de la Quadra-Salcedo se hizo aventurero leyendo libros de Verne y Salgari. “Mi madre apagaba la luz y yo agarraba una linterna y seguía leyendo debajo de las sábanas”, afirmó en una entrevista. En la era de Twitter, Facebook y YouTube, en la que se inventan realidades y se inflan los egos en las redes sociales, sí había un aventurero que podía influenciar en varias generaciones de soñadores, que como él, solo trataban de mejorar el mundo, de manera literal, construyendo ciudadanos del mundo más tolerantes, menos miedosos y más abiertos. Don Miguel sobrevivió a un mundo lleno de falsas aventuras, de exploraciones fútiles. Esperemos que sus ideas también sobrevivan, por lo menos, en los ruteros.

Por Eduardo Quintana

 

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La frase

"No hay nada nuevo bajo el sol, pero ¿cuántas cosas viejas hay que no conocemos?"18/01/17
Ambrose Bierce

el clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

admin

Arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

archivos

estadísticas

  • 2,617,483 visitas
Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: