está leyendo ...
TRASCENDENTE

El Buen Pastor. Amor al Papa

La figura del buen Pastor determina la liturgia de este domingo. El sacrificio del Pastor que ha dado la vida a las ovejas y las ha devuelto al redil. En el Antiguo Testamento se habla frecuentemente del Mesías como del buen Pastor que habría de alimentar, regir y gobernar al pueblo de Dios, frecuentemente abandonado y disperso. En Jesús se cumplen las profecías del Pastor esperado, con nuevas características. Él es el buen Pastor que da la vida por sus ovejas y establece pastores que continúen su misión.

En su última aparición, poco antes de la Ascensión, Cristo resucitado constituye a Pedro pastor de su rebaño, guía de la Iglesia. La imagen del pastor que Jesús se había aplicado a sí mismo pasa a Pedro: él ha de continuar la misión del Señor, ser su representante en la tierra.

Las palabras de Jesús a Pedro –apacienta mis corderos, apacienta mis ovejas– indican que la misión de Pedro es de guardar el rebaño del Señor, sin excepción. Y “apacentar” equivale a dirigir y gobernar.

Sobre el primado de Pedro –la roca– estará asentado, hasta el fin del mundo, el edificio de la Iglesia. La figura de Pedro se agranda de modo inconmensurable porque realmente el fundamento de la Iglesia es Cristo, y, desde ahora, en su lugar estará Pedro. De aquí que el nombre posterior que reciban sus sucesores será el de Vicario de Cristo, es decir, el que hace las veces de Cristo.

En una reflexión del papa Francisco con respecto al Evangelio de hoy dijo: “Cristo es el verdadero pastor, que realiza el modelo más alto de amor por el rebaño: Él dispone libremente de su vida, nadie se la quita, sino que la dona a favor de las ovejas. En abierta oposición a los falsos pastores, Jesús se presenta como el verdadero y único pastor del pueblo: el mal pastor piensa en sí mismo y explota a las ovejas; el pastor bueno piensa en sus ovejas y se dona a sí mismo.

A diferencia del mercenario, Cristo pastor es un guía pensativo que participa en la vida de su rebaño, no busca otro interés, no tiene otra ambición que la de guiar, alimentar y proteger a sus ovejas. Y todo esto al precio más alto, el del sacrificio de la propia vida.

En la figura de Jesús, buen pastor, nosotros contemplamos la Providencia de Dios, su preocupación paterna por cada uno de nosotros. La consecuencia de esta contemplación de Jesús Pastor verdadero y bueno, es la exclamación de asombro conmovido que encontramos en la segunda Lectura de la liturgia de hoy:

“Mirad qué amor nos ha tenido el Padre, mirad qué amor nos ha tenido el Padre, …” Es realmente un amor sorprendente y misterioso, porque donándonos Jesús como Pastor que da la vida por nosotros, ¡el Padre nos ha dado todo lo más grande y precioso que podía darnos! Es el amor más alto y más puro, porque no está motivado por ninguna necesidad, no está condicionado por ningún cálculo, no es atraído por ningún deseo de intercambio interesado.

Frente a este amor de Dios, nosotros experimentamos una alegría inmensa y nos abrimos al reconocimiento por lo que hemos recibido gratuitamente”.

Extractamos algunas palabras del papa Francisco efectuadas el pasado miércoles en la Audiencia General: “Hemos escuchado el Evangelio de la llamada de Mateo… Todos somos pecadores, todos hemos pecado. Llamando a Mateo, Jesús muestra a los pecadores que no mira su pasado, la condición social, las convenciones exteriores, sino que más bien les abre un futuro nuevo. Una vez escuché un dicho bonito:

“No hay santo sin pasado y no hay pecador sin futuro”. Esto es lo que hace Jesús. No hay santo sin pasado, ni pecador sin futuro. Basta responder a la invitación con el corazón humilde y sincero. La Iglesia no es una comunidad de perfectos, sino de discípulos en camino, que siguen al Señor porque se reconocen pecadores y necesitados de su perdón. La vida cristiana, entonces, es escuela de humildad que nos abre a la gracia”.

(Del libro Hablar con Dios, http://es.catholic.net y http://w2.vatican.va)

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

3 comentarios en “El Buen Pastor. Amor al Papa

  1. Cristo y los cristianos

    Por Hno. Joemar Hohmann, franciscano capuchino

    El capítulo 10 de Juan es una comparación que Jesús hace afirmando que él es el Buen Pastor y nosotros, sus ovejas. Más precisamente, este capítulo habla de la Puerta, del Pastor y de las Ovejas, juntamente con la reacción de los judíos ante este discurso.

    Sobre la persona de Jesucristo y su misión, la Sagrada Escritura expone de modo claro y son casi incontables los textos.

    Recordemos el libro del Apocalipsis: “El Cordero que ha sido inmolado es digno de recibir el poder, la riqueza, el honor y la gloria” y, justamente Él, es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

    San Pablo dejará notorio: “Él que era de condición divina, no consideró esta igualdad con Dios, al contrario, se anonadó a sí mismo y por eso Dios lo exaltó”.

    Lucas dice que el arcángel Gabriel comunicó a María que el Espíritu Santo la cubriría con su sombra y el Santo que nacería de ella sería llamado Hijo del Altísimo y su reino no tendría fin.

    Pedro garantiza que Dios, que es el Padre de nuestro Señor Jesucristo, nos hizo renacer a una esperanza viva por la Resurrección de Cristo.

    Juan declara de modo tajante que Cristo es quien da la vida eterna a sus ovejas.

    Consideremos ahora tres características de los cristianos en relación a Cristo.

    Jesús explica que sus ovejas escuchan su voz, es decir, llevan en cuenta toda su enseñanza y sus ejemplos y no tienen miedo de encarnar en su propia vida las consecuencias morales, al revés, se alegran de remar contra la corriente, si necesario, con tal de poner en práctica lo que Jesús les habla.

    También dice que sus ovejas le siguen, para indicar que no lo olvidan por causa del dinero y del poder y no ponen estas cosas en primer lugar. Inclusive, tienen el valor de divagar menos en internet para leer más la Biblia.

    Asimismo, sus ovejas no perecerán, sino que vivirán para siempre, pues Él es quien les da la vida eterna, indicando que la amistad con Cristo es para esta vida y para la otra.

    Por tanto, no tengamos recelo de adherirnos sinceramente a la persona de Jesucristo, de orientar nuestra existencia por sus palabras, pues Él y el Padre forman una unidad y unidos a Cristo, estaremos con Dios en la felicidad eterna.

    Para concluir, hoy celebramos el Día del Obispo y la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones: recemos más por las vocaciones y colaboremos generosamente con nuestros obispos.

    Paz y bien.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 18 abril, 2016, 09:03
  2. “Mis ovejas conocen mi voz y yo las conozco a ellas. Ellas me siguen y yo les doy la vida eterna.” (Jn 10, 27)

    Después de la muerte y resurrección de Jesús, la vida de sus discípulos no podía ser la misma. Ellos ahora sabían que Jesús es el Señor, que es el Dios viviente y todopoderoso. Todas las cosas que él había dicho antes: sus promesas, sus enseñazas, sus mandamientos… tienen mucho más sentido y valor. La luz de la resurrección de Cristo iluminaba todo el pasado que ellos habían vivido juntos y ven perspectivas muy bonitas y desafiantes para el futuro.
    Ciertamente fue muy reconfortante para los discípulos recordar que Jesús había dicho “yo soy el Buen Pastor”. Ahora que ya había pasado todo (la pasión, la cruz, la muerte, la sepultura y su gloriosa resurrección), ellos podían entender mejor lo que significaban aquellas palabras, antes tan enigmáticas: “El buen pastor da su vida por sus ovejas.” o “yo mismo doy mi vida, y la volveré a tomar.”
    En la época de Jesús, todos estaban acostumbrados con los pastores. Ellos sabían que muchos pastores trabajaban solamente por la plata, y que jamás correrían peligro por sus ovejas. Sabían que muchos pastores eran incapaces de renunciar a alguna comodidad, para salir a buscar una oveja que se había extraviado. Sabían también que hasta los mejores pastores cuidaban las ovejas por interés, para tener lana, para tener leche, para tener un día la carne, pues nadie hacía este trabajo sólo por amor a las ovejas. Por todo esto, las palabras de Jesús cuando fueron dichas, antes de su misterio pascual, no tenían mucho sentido. Jesús les hablaba de un modo de ser pastor, como ellos nunca habían visto antes. No podían ni imaginar que un pastor pudiera dar la vida por sus ovejas, esto era simplemente un absurdo, un hombre vale mucho más que estos animales. Así como no les era concebible pensar en la posibilidad que un Dios pudiera aceptar ser torturado y ser muerto para salvar a los hombres.
    Por eso, yo me imagino la consolación y la fuerza que sintieron los apóstoles cuando empezaron a recordar las palabras de Jesús.
    También nosotros estamos invitados en este domingo a escuchar a Cristo resucitado que nos repite a cada uno: “Yo soy tu buen Pastor. Y estoy dispuesto a sufrir todo de nuevo por ti. Soy capaz de dar mi vida para que seas feliz. Nadie me obliga, pero con el amor que te tengo, no puedo cruzar los brazos y dejarte. No quiero perder a ninguno de los que el Padre me dio.”
    Pero, por otro lado, los discípulos se sentían comprometidos con este Señor. No era solamente un recuerdo sentimental, que dejaba todo igual. Ellos querían escuchar la voz de este Buen Pastor. Ellos querían seguir sus pasos. Ellos querían tener ya la vida eterna. Y lo hicieron con mucha fuerza y decisión.
    ¿Y nosotros?

    El Señor te bendiga y te guarde,
    El Señor te haga brillar su rostro y tenga misericordia de ti.
    El Señor vuelva su mirada cariñosa y te de la PAZ.
    Hno. Mariosvaldo Florentino, capuchino

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 17 abril, 2016, 08:53
  3. domingo 17 Abril 2016

    Cuarto domingo de Pascua

    Ver el comentario abajo, o clic en el título
    San Gregorio Magno : “Yo les doy vida eterna”

    Libro de los Hechos de los Apóstoles 13,14.43-52.
    Pero ellos continuaron su viaje, y de Perge fueron a Antioquía de Pisidia. El sábado entraron en la sinagoga y se sentaron.
    Cuando se disolvió la asamblea, muchos judíos y prosélitos que adoraban a Dios siguieron a Pablo y a Bernabé. Estos conversaban con ellos, exhortándolos a permanecer fieles a la gracia de Dios.
    Casi toda la ciudad se reunió el sábado siguiente para escuchar la Palabra de Dios.
    Al ver esa multitud, los judíos se llenaron de envidia y con injurias contradecían las palabras de Pablo.
    Entonces Pablo y Bernabé, con gran firmeza, dijeron: “A ustedes debíamos anunciar en primer lugar la Palabra de Dios, pero ya que la rechazan y no se consideran dignos de la Vida eterna, nos dirigimos ahora a los paganos.
    Así nos ha ordenado el Señor: Yo te he establecido para ser la luz de las naciones, para llevar la salvación hasta los confines de la tierra”.
    Al oír esto, los paganos, llenos de alegría, alabaron la Palabra de Dios, y todos los que estaban destinados a la Vida eterna abrazaron la fe.
    Así la Palabra del Señor se iba extendiendo por toda la región.
    Pero los judíos instigaron a unas mujeres piadosas que pertenecían a la aristocracia y a los principales de la ciudad, provocando una persecución contra Pablo y Bernabé, y los echaron de su territorio.
    Estos, sacudiendo el polvo de sus pies en señal de protesta contra ellos, se dirigieron a Iconio.
    Los discípulos, por su parte, quedaron llenos de alegría y del Espíritu Santo.

    Apocalipsis 7,9.14b-17.
    Después de esto, vi una enorme muchedumbre, imposible de contar, formada por gente de todas las naciones, familias, pueblos y lenguas. Estaban de pie ante el trono y delante del Cordero, vestidos con túnicas blancas; llevaban palmas en la mano y exclamaban con voz potente:
    Yo le respondí: “Tú lo sabes, señor”. Y él me dijo: “Estos son los que vienen de la gran tribulación; ellos han lavado sus vestiduras y las han blanqueado en la sangre del Cordero”.
    Por eso están delante del trono de Dios y le rinden culto día y noche en su Templo. El que está sentado en el trono habitará con ellos:
    nunca más padecerán hambre ni sed, ni serán agobiados por el sol o el calor.
    Porque el Cordero que está en medio del trono será su Pastor y los conducirá hacia los manantiales de agua viva. Y Dios secará toda lágrima de sus ojos”.

    Evangelio según San Juan 10,27-30.
    Mis ovejas escuchan mi voz, yo las conozco y ellas me siguen.
    Yo les doy Vida eterna: ellas no perecerán jamás y nadie las arrebatará de mis manos.
    Mi Padre, que me las ha dado, es superior a todos y nadie puede arrebatar nada de las manos de mi Padre.
    El Padre y yo somos una sola cosa”.

    Extraído de la Biblia: Libro del Pueblo de Dios.

    Leer el comentario del Evangelio por :

    San Gregorio Magno (c. 540-604), papa y doctor de la Iglesia
    Homilía 14 sobre el evangelio; 3-6: PL 76, 1129-1130

    “Yo les doy vida eterna”

    Añade: “Conozco a mis ovejas, es decir, las amo, y ellas me conocen a mi.” Es como si dijese con toda claridad: «Los que me aman me obedecen.» Pues el que no ama la verdad es que todavía no la conoce. Ved, hermanos, si sois verdaderamente ovejas suyas, ved si de verdad lo conocéis, ved si percibís la luz de la verdad. Me refiero a la percepción no por la fe, sino por el amor y por las obras. Pues el mismo evangelista Juan, de quien son estas palabras, afirma también: Quien dice: «Yo conozco a Dios», y no guarda sus mandamientos, miente. (1 Jn 2,4) Por esto el Señor añade, en este mismo texto: Como el Padre me conoce a mí, yo conozco al Padre y doy mi vida por mis ovejas, lo que equivale a decir: «En esto consiste mi conocimiento del Padre y el conocimiento que el Padre tiene de mí, en que doy mi vida por mis ovejas; esto es, el amor que me hace morir por mis ovejas demuestra hasta qué punto amo al Padre».

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 17 abril, 2016, 08:52

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

archivos

Estadísticas del blog

  • 2,772,070 visitas

Clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

A %d blogueros les gusta esto: