está leyendo ...
laoveja100

Con bombos y platillos

Así recibieron los seguidores a Cristina Fernández, expresidenta argentina, a su arribo a Buenos Aires para declarar en un caso penal que la involucra. Los excesos del poder quedaron atrás como cuando se hacía llevar los diarios que la criticaban en el avión presidencial desde la capital a su refugio en Santa Cruz, en el extremo sur de su país. Ahora es cuestión de organizar la defensa judicial que puede acabar con ella en prisión o notablemente deteriorada ante unos casos que no serán pocos en los años por venir. La justicia será atacada frontalmente por ella y sus adherentes calificándola de servil al poder político, como lo fue durante el largo periodo gubernamental de ella y su marido. Cómo extrañará no haber conformado instituciones sólidas e independientes que no la expongan a peligros de acabar con sus huesos en la cárcel.

Los gobiernos autoritarios de fachada democrática creen tontamente que el poder político es inacabable y que la sensación de inmunidad e impunidad, eterna. No reconocen los tiempos y menos le dan importancia a los demás poderes del Estado que deben operar en equilibrio y mutua interdependencia. El poder Ejecutivo lo quiere todo y arrasa con el Legislativo y Judicial, a los que doblega y los vuelve serviles. Cuando se acaba el ejercicio del poder comienzan los lamentos y ataques. Los corruptos se agavillan acusando al poder Judicial que osa investigarlos de estar en connivencia con alguna extraña corrupción mundial con ramificaciones locales, en el vano intento de ponerse a resguardo de los casos que los involucran. Lula en Brasil ha ido más lejos, buscó refugiarse en un cargo ministerial y amenazó con lanzarse a la conquista presidencial en el ánimo de amenazar a quienes lo enjuician de lo que puede aún lograr hacer desde el ejercicio del poder Ejecutivo.

Sin embargo, hay que ser realistas. Los tiempos para ellos se acabaron y uno puede volver de todo pero nunca de la ridiculez de pretender convencer a algunos de que no han tenido nada que ver en los hechos de corrupción que han estado en boca de todos, incluso cuando tenían el poder principal en las manos. El espectáculo que brindan es lamentable y la erosión a la democracia enorme. Se demuestra con claridad la directa relación de un poder ejercido sin contrapesos ni balances que le han hecho sentir intocables por cualquiera. No pueden incluso ver la realidad en la que han dejado a sus países y ahora solo les toca alquilar el apoyo para con bombos y platillos recibirlos en los aeropuertos y en los pasillos y entradas de las oficinas judiciales. El triste espectáculo solo nos muestra que no hemos aprendido nada en todo este tiempo de democracia. Que tontamente se cree que la justicia nunca llegará a quienes hicieron de las arcas públicas extensiones de su fortuna personal y que el poder podría ser eterno.

La realidad, sin embargo, nos muestra unas figuras deshilachadas que desfilan su decadencia en un cuadro de democracia erosionada por la corrupción y el escaso respeto institucional.

Benjamin Fernandez Bogado

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

la frase

"Esta vida se va a ir rápido, no pelee con la gente, no critique tanto su cuerpo. No se queje tanto." "No se preocupe en comprar lujos y comodidades p/su casa, ni se mate dejandoles herencia a su flia. Los patrimonios deben ser ganados."22/05/17
Papa Francisco

archivos

estadísticas

  • 2,723,264 visitas

admin

Un jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: