La baja motivación en las parejas

Un informe médico proveniente de Barcelona (España) indica que las emociones están ausentes, hoy día, en las relaciones de pareja, especialmente en el plano sexual, donde se nota una acentuada apatía y poco entusiasmo. Además, les llamó la atención a los profesionales que los jóvenes estén consumiendo viagra para alcanzar una mayor potencia sexual.
Siempre se habló del estrés como principal causante de este problema, que si no se llega a solucionar a tiempo, puede llevar a una crisis matrimonial y hasta a divorcios.

Generalmente, son los hombres los que se niegan a pedir ayuda profesional a médicos, psicólogos o sexólogos para resolver el conflicto, cuando que lo ideal es que ambos recurran a los servicios de los especialistas.

No faltan los psicólogos que indiquen la escandalosa exposición del cuerpo de la mujer en la publicidad y los medios como una de las causas de este fenómeno.

Realmente, ese bombardeo incesante y pornográfico de la oferta del cuerpo desnudo de la mujer llega a cansar a la vista y a la mente. Tal vez por eso, la revista “Playboy” ya dejó de publicar fotos de mujeres desnudas, pues ya no es marketing y ya no vende. Como en el Paraguay vivimos atrasados con relación al resto del mundo, los senos y las colas al desnudo todavía venden. El contexto social nuestro sigue exhibiendo mujeres sin ropa, especialmente en el mal llamado modelaje, que no es sino una prostitución encubierta, en la mayoría de los casos, y que algunos espacios televisivos, revistas y diarios fomentan bastante. No hay que negar que el consumismo salvaje que ofrece erotismo barato vende y no está dispuesto a renunciar al rating ni al dinero. La publicidad influye en el comportamiento de las personas, nos guste o no. Y también arrastra a los jóvenes, que es un sector vulnerable. Claro que después las madres y los padres nos quejamos porque nuestra hija adolescente viene con un embarazo indeseado, está en las drogas o “anda por su cabeza”.

Hoy día, los muchachos se preocupan por tener un físico escultural, que les hace sentirse importantes. Pero no todo está ahí. No hay que confundir el amor con el simple deseo, ni la mera atracción física con el verdadero cariño. Quizás también estos factores intervienen para que las relaciones hoy día sean tan efímeras e intrascendentes. Las chicas también se pasan la mayor parte del tiempo en los gimnasios, se matan no comiendo y recurren a cirugías costosas para tener lolas o colas, narices perfectas o labios sensuales. Pobres niñas ingenuas, alienadas por el consumismo y la moda, que les dicen qué tienen que hacer, a dónde tienen que ir, qué comida ingerir, qué ropa lucir, qué cuerpo mostrar y en qué tienen que gastar. Todo porque, en casa, mamá y papá no tienen la autoridad suficiente de poner reglas y es más cómodo dejarse arrastrar por la corriente que lleva, como en el mar, a una plantita frágil, de aquí para allá, sin dirección fija.

En fin, muchos factores influyen para la pérdida de emoción en las relaciones. Y aunque parezca una paradoja, lo que más incide es la falta de los afectos. Hacer el sexo sin amor es simplemente hacer gimnasia. Y es eso lo que hay que tener en cuenta. Si nos interesa verdaderamente la otra persona, escucharemos con atención todas sus necesidades; y si somos menos egoístas y vanidosos, la cosa mejorará increíblemente. Tal vez la recuperación de las emociones, los afectos, el romanticismo y una vida espiritual plena sean los remedios infalibles para estos problemas.

Por Blanca Lila Gayoso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s