está leyendo ...
laoveja100

Distintos en la visión, similares en la corrupción

Los vientos socialistas del sur han soplado en Sudamérica desde 1999 cuando Hugo Chávez fue elegido presidente en Venezuela, dando fin a una partidocracia corrupta y marcando un derrotero ideológico en la región. Y resucitando a Cuba como farol político influyente.

Con él, otros gobiernos de corte socialista se impusieron a través de las urnas. Lula Da Silva, del Partido de los Trabajadores, en Brasil, en el 2003. Fue reelecto y gobernó hasta el 2010. Lo sucedió su ahijada política Dilma Rouseff, que va por su segundo mandato.

En el 2003 también se inauguraba la era K con Néstor Kirchner. Tal fue su impronta que su esposa Cristina heredó el poder, fue electa y reelecta y gobernó desde el 2007 hasta el año pasado. En Bolivia, el líder indígena Evo Morales, hizo historia al ganar en el 2005. Va por su segunda reelección y gobernará hasta el 2020. En Uruguay, el Frente Amplio entraba a escena en el 2004, de la mano de Tabaré Vázquez, siguió con Pepe Mujica. Vázquez volvió a recibir la banda presidencial de Mujica ya que fue reelecto en el 2015 y gobernará hasta el 2020. Los vientos siguieron soplando y en Ecuador, Rafael Correa se impuso en el 2007 y hace poco en el país se aprobó la reelección indefinida. En Paraguay, ese viento sur llegó en el 2008 con el ex obispo Fernando Lugo, cuyo mandato terminó abruptamente en el 2012 tras su destitución vía juicio político.

Pero la fuerza socialista va menguando su poder. Argentina ya dio el giro, Paraguay volvió a lo suyo y en los demás países los cimientos socialistas están resquebrajándose. Quizá por demostrar en el ejercicio del poder demasiada similitud con la derecha, tanto en la corrupción, tanto en la permanencia en el poder forzando reelecciones infinitas.

BRASIL. El mítico Lula está hoy en el centro de la escena por los escándalos de corrupción. Primero fue el Mensalao, o las coimas en el Congreso. Ahora está la operación Lava Jato, que investiga una multimillonaria red de corrupción de coimas y lavado de dinero. Se habla de 8 mil millones de dólares desviados de Petrobras. Lula está procesado y para salvarlo de un eventual encarcelamiento Dilma lo nombró ministro, desatando una crisis de alto voltaje con juicio político de por medio y una guerra de poderes con final incierto.

ARGENTINA. La era K finalizó con la victoria sorprendente del empresario de derecha, Mauricio Macri. Los cuestionados planes sociales no fueron suficientes para mantenerlos en el poder ante la descomunal corrupción que salpicaron durante la campaña y que hoy se confirman, dejando en bancarrota moral al kirchnerismo. “Ustedes hablan a veces como el Che Guevara pero viven como Isidoro Cañones”, ironizó días pasados un diputado radical, como trágica comparación de una herencia política que se desdibuja ante tantas denuncias.

VENEZUELA. En el país caribeño se acuñó la palabra “boliburguesía” para definir a los nuevos ricos de la revolución del siglo XXI. La era Chávez que finalizó abruptamente con su muerte y sigue a los trancos con Nicolás Maduro, a quien le está costando mantener el sueño bolivariano. Venezuela vive una severa crisis económica, con escasez de alimentos, desabastecimiento y una inflación por los cielos. Y una crisis política en estado latente.

BOLIVIA. Evo Morales, a diferencia de sus aliados, ha logrado la transformación de Bolivia, un hecho reconocido por sus adversarios políticos y organismos multilaterales. Tampoco resistió el reinado vitalicio y se sumó a la ola de las reelecciones. Su mandato empezó en el 2005 y va hasta el 2020. Sin embargo, un escándalo de corrupción con polleras de por medio, lo bajó de las nubes y un referendo le denegó la posibilidad de un cuarto mandato.

URUGUAY. Es el país más discreto del bloque y con menos escándalos de corrupción, aunque la petrolera estatal (Ancap) está dando titulares por su descomunal deuda, estimada en USD 800 millones, gastadas en frivolidades que tienen azorados a los uruguayos. Una crisis que dispara al corazón del Frente Amplio y pone entre las cuerdas a las autoridades.

EL MISMO CÁNCER. Esta breve crónica muestra que la corrupción es un rasgo que une a los gobiernos, más allá de sus banderas ideológicas. Pero hoy golpea especialmente a los socialistas que llegaron en el 2000 con los vientos de cambio, como un halo fresco en una región golpeada por las dictaduras y partidos de derecha que no hicieron otra cosa sino asaltar las arcas del Estado. Vinieron para cambiar las viejas estructuras y cayeron en la misma trampa. No resistieron el “discreto encanto de la burguesía”.

La gestión social y la lucha contra la pobreza pasan a segundo plano ante tanta corrupción.

Socialistas y conservadores de derecha serán diferentes en sus visiones con respecto a las respuestas a los problemas sociales y económicos, pero como se ve, la ideología es puro cuento cuando se empieza a investigar el uso y abuso de los fondos del Estado, y ese deseo incontenible de someter al Poder Judicial.

Tienen banderas distintas, pero todos roban del mismo banco.

por Estela Ruiz Diaz

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La frase

"No hay nada nuevo bajo el sol, pero ¿cuántas cosas viejas hay que no conocemos?"18/01/17
Ambrose Bierce

el clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

admin

Arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

archivos

estadísticas

  • 2,615,949 visitas
Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: