Cuando la humillación se hace viral

Un comentario tonto, una ironía mal interpretada, un chiste a destiempo, una declaración sacada de contexto, un error, una falta de ortografía, una salida de tono, hasta una observación inocente sobre el tema más pueril. Todo usuario deredes sociales con cierto nivel de actividad sabe que “cualquier cosa que diga puede ser utilizada en su contra”. Sólo que, a diferencia de las películas americanas, no será ante un tribunal (que a veces también), sino ante una suerte de jurado popular compuesto por otros usuarios de la Red, que no se caracteriza precisamente por su benevolencia.

http://www.elmundo.es/sociedad/2016/02/27/56cf29ccca47419d318b4576.html

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s