está leyendo ...
terrenal

Algunos países emergentes, en dificultades

Las noticias económicas se precipitan últimamente una tras otra, no solo en la secuencia, sino también en su importancia. Eso hace que diversas instituciones internacionales estén corrigiendo semana tras otra sus proyecciones de macro-variables para el mundo, para el hemisferio y para la región. El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, que han dado en estos días su visión económica mundial, coinciden en lo fundamental. Algunos fenómenos son de larga data y se los está teniendo debidamente en cuenta. Otros, son solo recientes y hay que calibrarlos mejor en las proyecciones.

CHINA CRECE MENOS. Por ejemplo, la cotización del petróleo y derivados está ya por debajo de USD 28 el barril y su tendencia es claramente hacia más abajo. La entrada de Irán en el mercado mundial, como uno de los más importantes países proveedores del combustible fósil, impulsa ese valor de mercado aún más a la baja. Otro ejemplo: está confirmado que la China continental creció en 2015 por debajo del 7% y que en 2016 lo hará con 6,3% anual. Estas dos noticias por sí solas sacuden la estantería de datos internacionales, volviéndolos poco estables. Son fenómenos coyunturales, de estos últimos meses. Pero existen otros de varios años, de carácter estructural, que condicionan fuertemente el desempeño de la economía mundial.

En los últimos quince años, especialmente desde la crisis mundial a partir de 2008, fueron China, India, Rusia y Brasil, entre otros, los que crecían a tasas tan altas que compensaban las caídas significativas registradas entonces en los países industriales de economía de mercado, como los EEUU y los mayores países de la Unión Europea. Japón se debatía en sus problemas internos, sin poder crecer. Estas tendencias pueden leerse en la última publicación del Banco Mundial, titulada Proyecciones Económicas Globales, de enero de 2016: http://www.worldbank.org/en/publication/global-economic-prospects

ESTREPITOSA CAÍDA DE BRASIL. Hoy en día son Brasil (-3,5%), Rusia (-3%) y China (+6,3%) los que caen o crecen por debajo de sus propios registros históricos, mientras que los EEUU crecen sólidamente a 3,6% anual y la Unión Europea solo en 1,6%. Es como si hubiese ocurrido un llamativo cambio de roles a nivel de grupo de países. No obstante, las diferencias entre uno y otro bloque así como en cada país son así mismo significativas. Vale la pena echar un vistazo panorámico. Todos ellos tienen influencias directas e indirectas en América Latina y el Caribe.

Tras la sustancial caída de los precios del petróleo –un factor positivo neto para el crecimiento mundial–, las perspectivas de la economía mundial siguen siendo poco alentadoras, lastradas por la debilidad en otros sectores, afirma el FMI en la Actualización del informe WEO: http://www.imf.org/external/Spanish/pubs/ft/survey/so/2015/NEW012015AS.htm

AUMENTO SOLO LEVE EN EL CRECIMIENTO MUNDIAL. La proyección del crecimiento mundial ha sido la siguiente, en la óptica del Fondo Monetario: de 3,3% en 2014 a 3,5% en 2015 y 3,7% en 2016, con las últimas correcciones a la baja de 0,3% en 2015-16 en comparación con la edición de octubre de 2014 de Perspectivas de la economía mundial (WEO: World Economic Outlook). En la visión y con las palabras del FMI: “Los nuevos factores que respaldan el crecimiento –la caída de los precios del petróleo, y también la depreciación del euro y del yen– están más que compensados por fuerzas negativas persistentes; entre ellas, las secuelas que ha dejado la crisis y la disminución del crecimiento potencial en muchos países”. El Fondo hace referencia a la última mega-crisis mundial, a partir de 2008, y el crecimiento potencial en descenso alude a la caída de Brasil y Rusia así como a las menores tasas de crecimiento en China.

En las últimas Proyecciones Económicas Globales del Banco Mundial, la recuperación mundial va a ocurrir solo moderadamente en 2,9% durante 2016, después de haberse ubicado solo en 2,4% en 2015.

Por Ricardo Rodríguez Silvero

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Un comentario en “Algunos países emergentes, en dificultades

  1. La realidad es muy porfiada

    ¿Cuántas veces ha leído títulos o le han anunciado que es el “partido del siglo”, o “la final del siglo” o “la pelea del siglo”? Nada es por menos de cien años. En el siglo pasado -en los 1900- debe haber habido no menos de 70 u 80 partidos de fútbol que se consideraron el mayor y el único, y lo mismo con finales de fútbol, de tenis o de lo que sea, y combates por la “máxima corona”.Y en lo que va del presente ya se han dado varios casos. Cada vez que se enfrentan el Barcelona y el Real Madrid, por ejemplo.

    No es tan grave que se pretenda cautivar al público con ese tipo de alarido, con esa exclusividad secular. Lo malo es que los protagonistas se lo creen. Siempre o casi siempre. Y uno se ha atragantado con cada bodrio.

    Es en la cancha que hay que probarlo. Ahí se acaban las promesas, pronósticos, discursos y promociones. Es lo mismo que pasa con la economía, el blablablá dura un rato -a veces el ciclo hasta se alarga un poco más-, pero después la realidad llama a la puerta.

    En este campo, más que en ningún otro, hay que ser prudentes, cuidar los titulares y en especial, para los protagonistas, no creérselos. Engañar a la gente es una cosa -una cosa fea-, pero que ellos, los protagonistas, se la crean ya es mucho más peligroso y sus consecuencias, indefectiblemente, son dañinas. ¿Qué me dicen de los emergentes? ¿De los BRICS? Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Se comían a los niños crudos. No solo marcaban y eran dueño del futuro -quizás hasta por los siglos de los siglos-, sino que, prácticamente, ponían fin a la civilización occidental.

    China, no hace tanto, era la niña más que bonita. Muchos, incluso gente muy seria y respetable, la ponían como ejemplo. Ese era el camino hacia el desarrollo del nuevo tiempo.

    Es extraño, personas defensoras de la libertad en Occidente o declarados progresistas ponían como ejemplo a un sistema de tipo capitalista, con libertad económica y a la vez con un férreo control político y del poder y con ausencia total de las libertades ciudadanas. Dictadura con libertad económica: la peor de las combinaciones.

    Quizás se diga que, si hay libertad económica, ya de por sí ello implica una filtración para el autoritarismo imperante. Pero en el caso que se cita, se trata de una libertad autorizada para operar unos cuantos rubros, pero vigilados. Válido para grupos económicos, empresariales y hasta para internet.

    Un sistema que, si se observa, repiten muchos gobiernos progresistas de la región, dando “patente” a empresas capitalistas e imperialistas, y extranjeras, pero amigas y socias. Son esas que luego cursan las invitaciones -con gastos pagos y honorarios extras- a dar conferencias en congresos, o las que ayudan financieramente en la campaña electoral. Pero, como decíamos, en algún momento, la realidad, tan porfiada ella, toca timbre.

    Parece que algunos emergentes han comenzado a sumergirse. Es lo que viene diciendo el FMI, que cada trimestre hace unos pronósticos más oscuros.

    Se desacelera la economía china. De dos dígitos, el crecimiento del PIB baja al 6,8% en el 2015 y para el 2016 sería del 6,3%. En Rusia ( también emergente entre otras características), se anuncia un 1% negativo y en Brasil, tras caer un 3,8%, se prevé una nueva caída del 3,5% para este año. Sudáfrica se mantiene ahí. Y la India, cuyos dirigentes son los que hacen menos alharaca, tiene el mejor pronóstico: crecimiento del 7 a 7,5%.

    Y en materia de alharacas y autobombos, el caso de Brasil -más precisamente del Brasil de Luiz Inácio Lula Da Silva- es patético. En diciembre, por ejemplo, se perdieron casi 600.000 puestos de trabajo. Se dice que en marzo los desempleados serán 10 millones. El ministro de Trabajo, Miguel Rossetto, dijo que ha sido un año difícil. Y que lo diga. Y lo que viene: 10 millones de desocupados en Brasil, sin dinero para repartir, puede ser más grave que el enriquecimiento de uranio en Irán.

    Lula dijo un día -en su estilo de campeón- que Brasil había dejado de ser el permanente gran país del futuro y que ya era el gran país del presente. Se equivocó Lula: puede que lo siga siendo del futuro, pero, con un futuro bastante incierto.

    Cosas de la realidad.

    Por Danilo Arbilla

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 5 febrero, 2016, 14:52

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

la frase

"La soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes"24/05/17
Arthur Schopenhauer

archivos

estadísticas

  • 2,725,528 visitas

admin

Un jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: