está leyendo ...
terrenal

El hombre de la sabiduría prestada

Las pupilas se me derretían. El calor caía como una maldición beduina. Así que hurgué en el fondo de mi faltriquera y llamé a un taxi climatizado. Como en este país no existe mucha conexión entre una palabra y la realidad que ella dice evocar, no me hice muchas esperanzas sobre la mentada climatización. Minutos después me subí a un vehículo que expedía un tufo que haría escandalizar al mismísimo Satanás.

Con ganas de ser irónico, lancé: –Calor, no.

No hubo respuesta.

–Vamos a un lugar fresco –dije entonces. Impertérrito, el chofer me miró por el retrovisor como diciéndome te llevo a la morgue. Pero por suerte enfiló hacia la zona de los shoppings.

Para olvidar el candor enfermizo de la tarde, pretendí entablar de nuevo conversación.

–Qué pucha, chera’a, viste esa mujer que iba a ser jefa de un centro comunal y tenía la sabiduría de una piedra.

–”El problema de este mundo es que los locos conducen a los ciegos”, Shakespeare.

Me quedé patitieso. Pero insistí atontado por el calor y esa extraña irrupción de cultura.

–Estos políticos son capaces de contratar a un mono por un par de votos.

–”La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”, Groucho Marx.

–Es una joda. Estos políticos de mier…

–”Perdona siempre a tu enemigo. No hay nada que le enfurezca más”, Oscar Wilde.

–Este tema de los inundados me da un no sé qué. Por un lado, me parece justo que pidan mejoras; pero, por otro, me parecen unos cómodos que ven la crecida como la única oportunidad de que les den algo de atención y sacar una tajada.

–”No es vergonzoso nacer pobre; lo es el llegar a serlo por acciones torpes”, Menandro de Atenas. “El día que la mierda tenga algún valor, los pobres nacerán sin culo”, Gabriel García Márquez.

Dos en uno pensé. Che suertete pio. Pero agregué:

–Encima mi mujer se puso mística y quiere transformar mi humilde ateísmo.

–”La felicidad es tener una gran familia, cariñosa, diligente, que se preocupe por uno y que esté unida, pero que viva en otra ciudad”, George Burns. “La felicidad es sencillamente buena salud y mala memoria”, Albert Schweitzer.

–Qué pesado que sos…

–”El problema de nuestra época consiste en que los hombres no quieren ser útiles, sino importantes”, Wiston Churchill.

Le dije que pare el auto y al bajarme escuché por último.

–”Nunca olvido una cara, pero con la suya voy a hacer una excepción”, Groucho Marx.

Por Arnaldo Alegre

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

la frase

"Una de las alegrías de la amistad es saber en quien confiar".29/05/17
Alessandro Manzoni

archivos

estadísticas

  • 2,728,967 visitas

admin

Un jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: