Realidad e ideología

John Maynard Keynes no fue solamente un brillante economista sino también un sagaz intelectual. Entre otras cosas predijo y denunció públicamente que el Tratado de Versalles desencadenaría la Segunda Guerra Mundial. Y así fue. Inclusive acertó con poco margen de error cuándo empezaría la guerra.

Su honestidad le ganó bastantes enemigos. Entre otras críticas, sus detractores lo acusaban con frecuencia de cambiar continuamente de opinión. Cuando un periodista le preguntó qué pensaba de tales críticas, contestó: “Tienen razón. Cada vez que la realidad cambia, yo cambio mis ideas”.

Comienzo con esta anécdota, porque resulta un espléndido ejemplo de una mentalidad abierta y flexible que no se aferra a modelos de pensamiento predeterminados, ni se enamora de sus propias ideas, sino que las coteja permanentemente con la realidad.

Por desgracia, lo opuesto a esa posición de amplitud intelectual es demasiado frecuente en los tiempos que corren y también hay una frase que la resume a la perfección: “Si la realidad no coincide con mis ideas, que se joda la realidad”.

En términos filosóficos, las ideologías son un instrumento de comprensión del mundo, modelos teóricos que permiten analizar y comprender la realidad y generar lo que se suele llamar una “visión de mundo”. Sin embargo, en términos políticos, las ideologías se han convertido con frecuencia en un conjunto de normas y creencias inamovibles como dogmas de fe.

Por desgracia en nuestro país y en nuestro entorno regional, se han polarizado desproporcionadamente la diferencias ideológicas y, al polarizarse, se han radicalizado, ingresando en una fase de dogmatismo en la que el que piensa diferente es simplemente “un enemigo” al que no se escucha.

Por otra parte, el dogmatismo ha desnaturalizado la definición y los límites de las ideologías. ¿Qué entendemos hoy por derecha o qué entendemos hoy por izquierda? ¿Son de izquierda China Continental o la Corea dinástica? ¿Son de derecha Suecia o Francia con sus estados de bienestar? ¿Es de izquierda Nicolás Maduro y de derecha Felipe González o al revés?

Según explicaba el sociólogo y expresidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, en una entrevista concedida al semanario Veja, esa confusión ideológica se debe a que no entendemos “la nueva etapa del capitalismo global”.

En ese capitalismo actual ningún imperio imaginable ni ninguna corporación codiciosa puede desear que a un país le vaya mal… ¿Qué beneficio pueden obtener de la crisis brasileña? En cambio, de su prosperidad sí que obtienen beneficios. Son los propios errores y la incapacidad de administrar la realidad de los gobiernos, no las conspiraciones externas, los que llevan a la crisis a los países.

Así pues, como está el mundo hoy por hoy, ni las derechas pueden desconocer la necesidad de políticas sociales y de inversión en desarrollo humano, ni las izquierdas pueden pretender solucionar con subvenciones la falta de desarrollo económico real.

Ni es sostenible ser un país rico de gente pobre, porque lleva a un colapso social; ni ser un país pobre de gente rica, porque se genera un colapso económico. Pero lo cierto es que ambas ideologías, demasiado ocupadas con sus fórmulas dogmáticas, intentan lograr lo imposible, irrazonable e insostenible y “si la realidad no coincide con sus ideas, que se joda la realidad”.

La política puede y debe tener ideología, porque puede y debe tener objetivos; pero tiene que encontrar un punto de equilibrio que la mantenga enfocada en la realidad, en lugar de proceder a aplicar recetas prefabricadas y de confundir necesidades inmediatas con objetivos a mayor plazo.

Por acá, en el Paraguay, no nos vendría mal, primero quitarnos del medio a los políticos sin otra ideología que el poder y el dinero; pero también seguir el ejemplo de Keynes y cambiar de ideas cuando la realidad se transforma.

Por Rolando Niella

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s