está leyendo ...
terrenal

Se desinfla la burbuja bolivariana

El triunfo electoral de Mauricio Macri en la Argentina ha removido la piedra angular del monumento ideológico bolivariano edificado por Hugo Chávez. El cambio de Gobierno en el vecino país es el golpe de gracia asestado a la entente conformada por los gobiernos izquierdistas de la región. Es la recurrente confirmación de que el espíritu de libertad de los pueblos nunca muere. Gobiernos como los de los bolivarianos duran lo que dura la plata de que disponen para malgastar.

El triunfo electoral de Mauricio Macri en la Argentina ha removido la piedra angular del monumento ideológico bolivariano edificado por Hugo Chávez. El cambio de Gobierno en el vecino país es el golpe de gracia asestado a la entente conformada por los gobiernos izquierdistas de la región integrada actualmente por Brasil, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y, hasta cierto punto, Uruguay. Es la recurrente confirmación de que el espíritu de libertad de los pueblos nunca muere.

El caldo de cultivo para la emergencia de los regímenes autoritarios es invariablemente el populismo demagógico que se sustenta en la repartija descontrolada del dinero que los contribuyentes aportan para el sostenimiento del Estado. Tales gobiernos duran lo que dura la plata de que disponen para malgastar. El saldo es invariablemente la ruina económica del país. El ejemplo de Argentina es clarísimo. Tras el fin de la II Guerra Mundial emergió como el país más rico de América después de Estados Unidos.

Perón, el general político, se hizo con el poder supremo de la nación y se mantuvo en la cresta de la ola de popularidad hasta agotar los recursos económicos de su rico país. Cuando agotó el tesoro del Estado, se vino abajo su poder. Lo mismo les ha sucedido a los esposos Kirchner. Ahora, el nuevo gobierno que asume tiene la ímproba tarea de reactivar el aparato productivo y reducir el gasto público; ciertamente a disgusto de los sectores más pobres de la sociedad que han estado medrando a costa de la caridad de “papá Estado”.

Por si alguien pudiera tener alguna duda acerca de la futura política exterior de su gobierno, el presidente electo Mauricio Macri ha dejado en claro que no está dispuesto a hacer migas con sus colegas bolivarianos de la región. Anunció que en la próxima Cumbre del Mercosur a celebrarse en Asunción el 21 de diciembre va a solicitar que se aplique la cláusula democrática contra el Gobierno de Venezuela por la “persecución” a los opositores y a “la libertad de expresión”.

Este anuncio del nuevo mandatario argentino es la confirmación de que su gobierno hará un radical cambio de rumbo en el contexto geopolítico regional, apartándose de la deriva chavista seguida por el kirchnerismo. Este contragiro de la política exterior argentina tendrá profundas consecuencias en toda la América Latina, y sin duda repercutirá fuertemente en las próximas elecciones venezolanas.

Lamentablemente, el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, al parecer hasta ahora no ha conseguido superar el síndrome de servilismo que le inhibe contrariar a Itamaraty. En vez de alinearse con el cuadrante del nuevo gobierno argentino, opta por mantener su característica actitud timorata y acomodaticia que no juega a favor de lo que al país le conviene. Si la política exterior paraguaya sigue por ese vacilante derrotero que le viene caracterizando, podríamos perder la oportunidad de fortalecer nuestros lazos de amistad y cooperación con el nuevo gobierno argentino en provecho de nuestros intereses largamente perjudicados por el gobierno kirchnerista. Es hora de que la política exterior del Paraguay tome también el rumbo que le beneficie al país.

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Un comentario en “Se desinfla la burbuja bolivariana

  1. Camino a la tiranía en Ecuador

    El movimiento político del presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien ya no puede ser reelecto, impulsa un paquete de enmiendas constitucionales, entre ellas la que establece la reelección indefinida de todas las autoridades elegidas por el voto popular, con excepción del Presidente de la República. De esta manera, Correa se propone dejar la estructura funcionando en el intermedio para asegurarse que en las próximas elecciones salga el candidato que él y sus adláteres propongan. Se trata de un ardid político para seguir reteniendo el poder mediante una suerte de “nomenklatura” al estilo soviético.

    Alianza País, el movimiento político encabezado por el presidente Rafael Correa, ocupa 100 de las 135 bancas en la Asamblea Nacional. Cercado por una legión de obreros, el Congreso ecuatoriano se apresta a aprobar un paquete de enmiendas constitucionales, entre ellas la reelección indefinida de todas las autoridades elegidas por el voto popular, con excepción del presidente de la República, y la facultad para que las fuerzas armadas intervengan en la vida civil sin ninguna orden especial.

    A estar por lo que argumentan los asambleístas partidarios del Gobierno, supuestamente esta enmienda permitirá “ampliar” las libertades de los ciudadanos removiendo una restricción constitucional al derecho de elegir y ser elegido. Prohibición constitucional considerada por los seguidores de Correa como “discriminatoria”. En realidad, en un principio esa manipulación semántica del concepto democrático de libertad estaba enderezada a permitir que Correa, quien ya lleva más de ocho años en el poder, continuara gobernando indefinidamente como lo está haciendo su homólogo Evo Morales en Bolivia.

    Pero como las cosas están yendo de mal en peor para su gobierno, con el precio del petróleo en caída y las protestas de distintos sectores sociales en aumento, en el final el taimado gobernante ecuatoriano ha optado por un ardid político para seguir reteniendo el poder mediante una suerte de “nomenklatura” al estilo soviético, ya establecido por Morales en la nación del Altiplano.

    La inmensa popularidad que llegó a alcanzar Correa durante la mayor parte de su administración se acabó. El 55% de los ecuatorianos desaprueba su actitud, y al menos la mitad de ellos ya no cree en su palabra. De hecho, el pueblo ecuatoriano en mayoría está en contra de la reelección indefinida. O, en otras palabras, no quiere que se apruebe sin que se le consulte mediante un referéndum. Sondeos de opinión dan cuenta de que el 80% de los ciudadanos exige que se lleve el tema a consulta popular.

    Al no poder mirarse en el espejo de la perpetuidad en el poder, Correa se propone dejar la estructura funcionando en el intermedio para asegurarse que en las próximas elecciones salga el candidato que él y sus adláteres propongan. La historia demuestra que si no se limita el poder, no hay nada que impida que un gobernante se vuelva un tirano, más no sea por aproximación indirecta.

    Correa es un ejemplo más del derrumbe del “bolivarianismo” impuesto por la fuerza de los petrodólares que derrochó el fallecido Hugo Chávez y que su sucesor, Nicolás Maduro, ya no puede seguir sosteniendo por falta de capacidad y, sobre todo, por el agotamiento de los recursos que su predecesor y mentor distribuyó a manos llenas.

    Los pueblos de América comenzaron a despertar y ya no aceptan a gobernantes liberticidas, que solamente pueden permanecer en el poder o tener la manija desde las sombras mediante torcidos mecanismos, como el que está proyectando el devaluado Mandatario ecuatoriano.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 3 diciembre, 2015, 14:57

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

la frase

"Una de las alegrías de la amistad es saber en quien confiar".29/05/17
Alessandro Manzoni

archivos

estadísticas

  • 2,728,967 visitas

admin

Un jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: