está leyendo ...
terrenal

Zygmunt Bauman: “Soy pesimista a corto plazo, y optimista de largo recorrido”

El intelectual Zygmunt Bauman cumplió 90 años el 19 de noviembre. El sociólogo polaco no deja de observar la sociedad contemporánea y de denunciar su deriva.

En esta entrevista, concedida al diario italiano Avvenire, muestra su admiración por el Papa Francisco, y reclama de los jóvenes más responsabilidad para construir un mundo más justo y equitativo.

Usted ha sido testigo de las grandes tragedias del siglo XX: el Nazismo, la Shoa, Hiroshima, el comunismo. ¿Todos estos acontecimientos le han hecho perder el optimismo hacia el género humano?

Mientras tengo vida, tengo esperanza. Esta es la máxima que yo aprendí de pequeño y ahora creo al final de este “siglo breve” que he vivido, que además conservo esa esperanza en vida, que soy consciente. Me parece que en este siglo nos hemos tenido que arrojar a la espalda muchas clases de miserias humanas y las consecuencias de otras muchas catástrofes, como la leyenda de la cabeza de la hidra, que regeneraba cabezas por cada una que perdía. No niego que habría preferido terminar mi vida en un mundo menos oscuro y menos hostil hacia los seres humanos. No obstante, soy un pesimista a corto plazo, pero también un optimista de largo recorrido cuando se trata de luchar por un mundo más luminoso y más amigable. La frustración por cuanto se ama y se espera no es un motivo para abandonar este empeño y no debemos permitirnos la permanencia impotente en la resignación

En uno de sus textos sobre la posmodernidad del 2001, decía una frase que ahora el Papa Francisco recuerda siempre: “La globalización de la economía y de las finanzas presenta un ulterior aspecto que podemos definir como globalización de la miseria”. Usted denunciaba que caído el muro de Berlín se alzaba el nuevo muro del mercado, porque la solidaridad y la justicia no pueden vencer al egoísmo y la desigualdad.

El mercado del consumo es conocido por ser capaz de domesticar al hombre. Promete una vida basada en la explícita o implícita promesa de que todos los caminos hacia la felicidad humana llevan en su cometido un negocio. Esto ha causado el aumento de la desigualdad social, ha multiplicado las divisiones entre los hombres. La globalización así entendida significa la difusión de tales efectos en todo el mundo, la globalización de la miseria. El compromiso es su reforma en una globalización de la dignidad humana, de la moralidad y de la felicidad, cuestión que aguarda a los más jóvenes.

Su libro más reciente es “Conversaciones sobre Dios y el hombre”, junto al teólogo polaco Stanislav Obirek. Hoy asistimos a un recrudecimiento del desencuentro intraislámico entre chiíes y suníes.El nacimiento del Estado islámico es visto desde distintos observadores como un síntoma de tal ruptura intraislámica. ¿De qué modo el pensamiento secular puede ayudar al Islam a reconciliar religión y modernidad?

No es cosa pequeña la reconciliación de religión y modernidad. Ninguna religión puede ser frívola y convertirse en religión de moda. Pero debe haber principios básicos: la separación del marco religioso y los derechos humanos, el derecho universal de servir a Dios de diversas maneras, el mutuo respeto para su ejercicio, que Dios sea un Dios de humanidad no de tribu, enemigo y antagonista, en pocas palabras, un Dios de unidad no de división entre los hombres, de amor, no de odio.

Su reciente reconocimiento de la figura y pensamiento del Papa Francisco han encontrado mucho eco en Italia, ¿qué le diría o hablaría con el Papa si se lo pudiera encontrar en persona?

El Papa Francisco no tiene necesidad de mis preguntas, cada día aparece con respuestas a cuestiones que yo me hago. Mi interlocutor en el libro, Stanislav Obirek, dice que “el Papa demuestra una cierta empatía por la fragilidad humana y por el pecado. Todavía más, Francisco no se eleva sobre nosotros sino que se coloca a nuestro lado”. Poco después de septiembre de 1939, leí un libro de Emil Ludwig, “Hijo del hombre”, un estudio que me impresionó mucho y que leí durante mi viaje a través de una Polonia en llamas y ensangrentada. Ludwig hablaba de Jesús como un hombre entre pescadores, artesanos, pequeños comerciantes. Les ponía en actitud de oración. Las personas se acercaban a él porque no portaba una letanía de prescripciones o normativas, sino que anunciaba la buena noticia, era portador de esperanza.

¿Qué hay en común entre aquel libro leído hace 70 años y el Papa actual?

El Jesús del que el autor escribía, pedía un nuevo modo de ser escuchado. Esta es la impresión que los discursos del Papa transmiten. Saben focalizar las raíces humanas del mal y la miseria humana en nuestro mundo.

por Lorenzo Fazzini

fuente: Adiciones
Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Un comentario en “Zygmunt Bauman: “Soy pesimista a corto plazo, y optimista de largo recorrido”

  1. Zygmunt Bauman: “Las redes sociales son una trampa”

    Acaba de cumplir 90 años y de enlazar dos vuelos para llegar desde Inglaterra al debate en que participa en Burgos. Está cansado, lo admite nada más empezar la entrevista, pero se expresa con tanta calma como claridad. Se extiende en cada explicación porque detesta dar respuestas simples a cuestiones complejas.

    http://cultura.elpais.com/cultura/2015/12/30/babelia/1451504427_675885.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 12 enero, 2016, 09:25

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

la frase

"La soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes"24/05/17
Arthur Schopenhauer

archivos

estadísticas

  • 2,725,370 visitas

admin

Un jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: