“El 50% de la riqueza mundial, en manos del 1% de la población”

Las desigualdades entre ricos y pobres son cada vez más notorias. Ahora, es un nuevo estudio de investigación llevado adelante por el banco Credit Suisse el que afirma y demuestra que la mitad de la riqueza mundial está en manos del 1% de la población.

Varios índices de instituciones tanto privadas como públicas demuestran que desde el año 2008, es decir, desde el estallido de la crisis financiera, la desigualdad aumenta con gran rapidez en la economía mundial. O sea, los ricos son cada vez más ricos y los pobres, cada vez más pobres.

Según esta investigación, la clase media se ha reducido considerablemente a expensas de los más ricos, que han visto cómo su fortuna se multiplicaba hasta límites inimaginables tras la crisis. Las conclusiones del informe también revelan cómo, por primera vez, la clase media ha subido posiciones en países como China, que con 109 millones de ciudadanos bajo ese paraguas, ha superado a los Estados Unidos, cuya clase media alcanza, actualmente, a 92 millones de ciudadanos.

La investigación, que define la riqueza como el valor de los activos, incluyendo bienes raíces e inversiones en el mercado de valores, aunque excluyendo la deuda, muestra que el capital del 70% de la población adulta del mundo (entiéndase, aproximadamente 3,4 millones de habitantes) apenas alcanza los 10.000 dólares, mientras que un 20% de esa población mundial se encuentra en el sector que va de los 10 mil a los 100 mil dólares. El 8% que queda, unos 383 millones de adultos, tienen una riqueza de más de 100.000 dólares.

La estadística de Credit Suisse, una de las más confiables, solo deja una lectura posible: los ricos saldrán de la crisis con más riquezas, tanto en términos absolutos como relativos, y los pobres, relativamente más pobres.

En “La gran brecha, qué hacer con las sociedades desiguales” (Taurus, 2015), uno de los últimos libros de Joseph E. Stiglitz, el Nobel de Economía utilizaba una fuerte imagen de Oxfam para ilustrar la envergadura del problema de la desigualdad en el mundo: un autobús que transporte a 85 de los mayores multimillonarios mundiales contiene tanta riqueza como la mitad más pobre de la población global. Hoy, a esta impactante fotografía, muy vigente en la actualidad, se agregan otras que dejan latente la creciente inequidad entre los privilegiados y el resto del mundo: 1 de cada 100 habitantes del mundo tiene tanto como los 99 restantes; el 0,7% de la población mundial acapara el 45,2% de la riqueza total y el 10% más acaudalado tiene el 88% de los activos totales, según la nueva edición del estudio anual de riqueza hecho público este martes por el banco suizo Credit Suisse, elaborado con los datos de patrimonio de 4.800 millones de adultos de más de 200 países.

Ante estos datos se puede concluir que la acumulación acelerada de riqueza en el mundo sólo puede equilibrarse con políticas de redistribución. Y me pregunto: ¿qué efectos están teniendo las políticas gubernamentales y civiles ante este flajelo? ¿Podemos considerar como efectivas las acciones desarrolladas por los gobiernos y la sociedad civil organizada? ¿Podemos concluir, al igual que la investigación de Credit Suisse, que la desigualdad está ganando con holgura?

Mario Aníbal Romero Lévera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s