está leyendo ...
terrenal

Desenmascaran a Maduro

Días atrás, el fiscal venezolano Franklin Nieves reveló que tuvo que huir de su país, junto con su familia, debido a la “presión” ejercida por el Gobierno y sus superiores para que siguiera “defendiendo las pruebas falsas” que sirvieron para condenar a Leopoldo López a 13 años, 9 meses, 7 días y 12 horas de prisión. En el día de ayer, confesó que el Gobierno de Nicolás Maduro ya había decidido el arresto de López dos días antes de que ocurrieron los hechos que luego le atribuyeron y por los cuales fue condenado el político opositor.

El dirigente fue hallado culpable de haber cometido los delitos de instigación pública, asociación para delinquir, incendio intencional y daños a la propiedad, cuando el 12 de febrero de 2014 se realizó en Caracas la primera de las varias marchas que se extendieron por todo el país, con un saldo de 43 muertos, 600 heridos y más de 3.500 detenidos.

Como desde un principio se sabía que los victimarios fueron los chavistas motorizados que balearon a manifestantes pacíficos y que la Justicia se halla totalmente sometida a la dictadura, la aberrante sentencia mereció el inmediato repudio de los demócratas venezolanos y de la opinión pública internacional. Días después de su condena, Felipe González, expresidente del Gobierno español, dijo que el sistema de justicia venezolano “era digno de la Stasi y de la Gestapo”, es decir, de los esbirros de la Alemania comunista y de la Alemania nazi, respectivamente. El juicio fue una “burla a la justicia independiente y democrática”, al decir de González, ya que se hizo a puertas cerradas y no se admitieron las pruebas de la defensa, crítica con la que coincidieron organizaciones como Human Rights Watch y Amnistía Internacional y el Grupo de Trabajo de la ONU sobre detenciones arbitrarias. El 18 de setiembre, este grupo instó al impresentable Maduro a liberar a López porque, entre otras cosas, no se publicaron los fundamentos de las imputaciones, no se permitió al acusado defenderse adecuadamente ni se admitieron sus pruebas de descargo.

Ahora resulta que las pruebas de la acusación, que sí fueron admitidas, implicaron la comisión de un delito. En efecto, lo novedoso es que el propio fiscal haya confesado que la condena se fundó en pruebas amañadas que él ya no quiso seguir invocando luego de que el fallo fuera apelado el último 16 de octubre: “No podía dormir sabiendo que estaba continuando con una farsa que violaba los derechos de López”, sostuvo en un video, en el que también instó a sus colegas y a los jueces a “perder el miedo y decir la verdad”, pese a las presiones. Ante tan reveladores comentarios, la inicua sentencia –resultado de un fraude procesal– debe ser revocada y López liberado de inmediato del calabozo en que purga su pecado de oponerse a los desmanes de Maduro y sus secuaces.

Lo que acaba de salir a la luz es una demostración más de la perversidad de un régimen que ha venido asesinando y hambreando a los venezolanos, ante el silencio cómplice de los Gobiernos latinoamericanos que se dicen democráticos. Seguiremos recordando que los de Argentina, Brasil y Uruguay aplicaron la “cláusula democrática” del Mercosur referida a la “ruptura del orden democrático”, para suspender la membresía del Paraguay en el bloque, porque su Congreso destituyó al presidente de la República mediante un mecanismo constitucional, y que además aprovecharon la ocasión para incorporar por la ventana a Venezuela, violando el Tratado de Asunción, como si ese castigado país tuviera un gobierno de impecables credenciales democráticas. Es de suponer que hoy se inquietarían bastante si un fiscal paraguayo declarara que fue obligado a presentar pruebas falsas para encarcelar durante años a algún dirigente de Frente Guasu y que luego escapara del país para salvarse de las represalias. Como los bolivarianos tienen un criterio muy sugestivo en cuanto a los derechos humanos, es poco probable que les conmueva la suerte de López: al fin y al cabo, él no es uno de los suyos. En todo caso, alegarán que no cabe inmiscuirse en los asuntos internos de Venezuela, argumento que el stronismo solía invocar para sí cuando desde el exterior se censuraban sus groseros atropellos.

Debe reconocerse, sin embargo, que no faltan plausibles actitudes en defensa de los demócratas venezolanos, como la de nuestro Senado que hace poco más de un mes exhortó a Nicolás Maduro a poner fin a las persecuciones políticas. En lo que al Brasil respecta, debe destacarse que ocho senadores, encabezados por el excandidato presidencial Aecio Neves, viajaron en junio a Caracas para visitar a presos políticos, entre ellos a López, pero su propósito fue frustrado a pedradas por una turba chavista; y hace unos días, el Tribunal Superior Electoral también del Brasil declinó participar en la misión que la Unasur enviará para los comicios parlamentarios del 6 de diciembre, debido a la falta de garantías para una “observación objetiva e imparcial” y al veto opuesto por el oprobioso régimen a que la misión fuera liderada por el jurista Nelson Jobim, expresidente del Tribunal Supremo del Brasil.

El chavismo quiere seguir perpetrando barbaridades sin ser molestado, y así se lo permiten los pusilánimes Gobiernos de la región reunidos en varios organismos creados para la supuesta defensa de la democracia y los derechos humanos, comenzando por la propia OEA y el Mercosur, para seguir con Unasur, Parlasur, Celac, Parlatino, que solo sirven para costosas reuniones y para pronunciarse sobre cualquier cosa, menos para defender a la democracia allí donde realmente se la ataca o se la viola.

Así como los paraguayos valoramos en su momento la solidaridad internacional, los demócratas de nuestro país, comenzando por políticos que conocieron en sus costillas los rigores de la dictadura, deben pronunciarse con firmeza y perseverancia en defensa de los hermanos venezolanos hoy sometidos y hambreados por el régimen del gorila Nicolás Maduro, tan oprobioso como el de Stroessner.

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La frase

"Puedes conocer mejor a una persona por lo que dice de los demás, que por lo que los demás dicen de ella".21/01/17
Audrey Hepburn

el clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

admin

Arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

archivos

estadísticas

  • 2,617,705 visitas
Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: