Negacionismo y educación: ¿Juguetes para niños?

Salim Yubrán (1938) es un poeta palestino. En uno de sus poemas cuenta que en algunas ferias en Israel se venden juguetes para niños que representan a un árabe ahorcado. “Es un árabe de mi pueblo como yo/, ese que tus hermanos cuelgan/ perdón/ no tus hermanos sino/ los aspirantes a nazis/ en Sión…”, escribe en una parte. La muerte asociada al juego de niños es una industria rentable en todo el mundo. El negocio allí tiene un condimento étnico, pedagógico incluso: matar a un árabe asocia lo lúdico con un aprendizaje social basado en el prejuicio, en la xenofobia.

Recordé estos versos luego de leer dos declaraciones de funcionarios de alto rango del Estado de Israel. Una de ellas proviene, supuestamente, del ministro de Educación israelí, del encargado de la gestión de la política educativa del Estado, cuya creación en 1948 resultó en la expulsión y la muerte de palestinos en lo que estos denominan Nakba (catástrofe), hito de los conflictos en esa parte de Oriente Medio. Naftali Bennett –según el portal HispanTv– hizo un llamado al asesinato de palestinos que utilicen la violencia contra los soldados y colonos israelíes que incursionan en territorios ocupados ilegalmente por estos, a pesar de múltiples resoluciones en contra por parte de la ONU. “Nuestra estrategia contra la escalada de violencia en Cisjordania y Jerusalén se asienta en dos pilares fundamentales: primero, matar a los atacantes palestinos y, segundo, destruir sus viviendas”, catequizó Bennett en una entrevista en la televisión israelí.

Por otro lado, el primer ministro, Benjamín Netanyauh, afirmó en el 37º Congreso Sionista que el entonces muftí de Jerusalén, Han Amín al Husseini, en una reunión realizada en 1941, fue quien convenció a Adolf Hitler de realizar el genocidio de judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Lo que significaría una parcial exculpación del Reich en lo que estos llaman Shoah (también catástrofe). Algo que los historiadores más respetados consideran que está al borde del negacionismo, una estrategia discursiva que los neonazis suscriben. Los historiadores coinciden en afirmar que, además de que cuando se realizó el citado cónclave, la eliminación judía en Polonia y en la URSS ya estaba en marcha, es el propio Hitler el que en Mi lucha y en sus cartas hablaba ya de la necesidad de un exterminio del pueblo judío.

El poema escrito hace décadas por Yubrán es una perfecta síntesis de la política de Israel sobre Palestina, ahora que ha cercado Jerusalén Este con la excusa de ataques aislados de palestinos: una mezcla de nazismo negacionista y muerte naturalizada, como un educativo juguete para niños

Por Blas Brítez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s