está leyendo ...
terrenal

Y vos, ¿cuántos libros llevás leídos este año?

Recuerdo una conversación ocasional que mantuve hace un par de años con un estudiante de los primeros cursos de la carrera de Periodismo. “A mí no me gusta leer –me decía, no sin cierto desenfado–: Yo quiero ser periodista de televisión”. Enmudecí de manera instantánea. Perplejo, pensé: “Este muchacho se equivocó de carrera”.

Un periodista que no lee, desinteresado de su formación –no digamos ya profesional sino humana–, es un cuerpo sin alma. Es un ciudadano incapaz de entender lo que acontece a su alrededor y lo que le sucede a sí mismo.

Porque, ¿qué llevó al más grande escritor de todos los tiempos, Jorge Luis Borges, a declarar: “Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mí me enorgullecen las que he leído?”.

Evidentemente, el hecho de que es absolutamente imposible comprender el mundo en el que vivimos, la realidad que nos circunda sin capacidad de abstracción, y eso, como bien lo dejó escrito el italiano Giovanni Sartori, en su libro Homo videns. La sociedad teledirigida, solo se consigue mediante la lectura.

Es más: Emil Michel Cioran, el filósofo maldito, el más iconoclasta de cuantos ha conocido Francia, escribió: “No hay que leer para comprender a los demás, sino para comprenderse a sí mismo”.

Desafortunadamente, la lectura no es una de nuestras obsesiones nacionales ni mucho menos. Tal vez eso explique cómo un individuo de la mediocridad intelectual de Alfredo Stroessner haya podido gobernar el país con mano de hierro durante 34 años. También ayudaría a comprender las razones por las cuales una clase política de baja estofa haya podido dominar la vida pública de los años que siguieron al derrocamiento del basto tirano. O el motivo por el cual personajes de opereta estaban –algunos continúan estando– al frente de la universidad pública.

Por eso es necesario leer; porque un pueblo instruido, formado, capaz de interpretar los fenómenos que transcurren en su entorno directo e indirecto, es apto para discernir las reformas que deben ser operadas a fin de hacer emerger una nueva sociedad.

Es oportuna y trascendente entonces la pregunta: Y vos, ¿cuántos libros leíste este año? Sobre todo si sos padre de familia, si ocupás una posición destacada en el ámbito profesional, si pretendés liderar los cambios que tan insistentemente reclamás.

Y si no leíste ninguno o apenas uno o dos, no te desanimes, todavía estás a tiempo. El libro, ese fascinante instrumento del cambio y de la superación personal, te espera.

Por Adrián Cattivelli

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

3 comentarios en “Y vos, ¿cuántos libros llevás leídos este año?

  1. 400 años

    Otelo pide “sangre, sangre” ante el dolor de la traición infestada en su corazón por el sórdido Yago. Cordelia deja en evidencia la malicia que se esconde en el falso amor filial y muestra dolorosamente a su padre, el Rey Lear, cuán inoportuno es repartir las riquezas y aún así querer mantener el poder y la estima de los seres queridos.

    Marco Antonio, en su magistral discurso tras el asesinato de Julio César, enseña cómo la plebe embravecida puede ser calmada a base de palabras melosas y golpes de efecto, y, además, da clase de cuán inconstante tiende a ser la opinión de la mayoría. Macbeth expone la ambición enferma que lleva a la muerte y Hamlet saca el velo del dolor y la locura que encierra cualquier venganza, inclusive las justas.

    El pobre Alonso Quijano, transfigurado en el inmortal Quijote, sale al mundo a deshacer entuertos, “prodigar el bien y evitar el mal”.

    Afiebrado por sus idílicas lecturas caballerescas, imbuido de la dignidad del noble de gran corazón y bendecido por la locura más hermosa que parió la humanidad, el Caballero de la Triste Figura sigue cabalgando desde hace siglos por un mundo en que los soñadores sufren aún la injusticia de ser considerados estúpidos porque sus planteamientos no encajan en los estándares de la época.

    Es tan grande su enjuto y marchito porte que hasta lo que no dijo –como el famoso: “Ladran, Sancho, señal que cabalgamos”– tiene una trascendencia universal.

    Aparte, son pocas las personas que no han visto aunque sea de casualidad a este par de personajes enfrentando los molinos de viento. Lo grandiosa es que esa imagen apenas merece menos de dos páginas en la obra inmortal de Cervantes.

    Sancho, su fiel escudero, a veces amigo, a veces verdugo, es un rechoncho ejemplo de que actuar con cordura no te libra de la estulticia. Él no era loco, apenas era un alma práctica, conocedor de los elementos básicos de la vida y únicamente con capacidad espiritual para desear su ansiada ínsula, su pedacito insignificante de posteridad.

    Si bien el Quijote recuperó su aparente lucidez en el lecho de muerte y volvió a ser el pedestre Quijano, nadie olvidará su hermosa locura.

    Hace 400 años murieron Cervantes y Shakespeare, por una casualidad fue casi al mismo tiempo. Ambos tienen críticos. Al primero lo acusan por falencias de concordancia y demás. Al otro, sus planteamientos estilísticos. Lo cierto es que, con errores y todo, hasta hoy nadie pudo igualarlos.

    Por Arnaldo Alegre

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 24 mayo, 2016, 07:10
  2. Ocho webs ideales para los amantes de los libros

    En papel, en tinta electrónica, en pantallas LED o en papiro. No importa cómo, pero siempre es mejor leer que no leer. Salvo algunas aberraciones, claro.

    Lo bueno de leer en esta época es que tenemos cantidad de servicios complementarios que hace diez o quince años eran impensables. El ecosistema del lector, otrora limitado al Círculo de Lectores, clubes de ídem y poco más, hoy está mucho más ampliado, y permite que éste disponga de posibilidades las veinticuatro horas del día en cualquier lugar en el que estemos. Vamos a ello.

    http://www.tecnovedosos.com/ocho-webs-ideales-para-los-amantes-de-los-libros/

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 13 mayo, 2016, 10:35
  3. http://culturacolectiva.com/100-cuentos-de-julio-cortazar-y-jorge-luis-borges/

    Si hoy día no leemos… es porque no queremos.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 13 mayo, 2016, 10:35

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

la frase

"Esta vida se va a ir rápido, no pelee con la gente, no critique tanto su cuerpo. No se queje tanto." "No se preocupe en comprar lujos y comodidades p/su casa, ni se mate dejandoles herencia a su flia. Los patrimonios deben ser ganados."22/05/17
Papa Francisco

archivos

estadísticas

  • 2,723,264 visitas

admin

Un jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: