está leyendo ...
terrenal

Parálisis institucional

Si algo ha llevado al escaso desarrollo de nuestra democracia en América Latina, ha sido el hecho que hemos creado tantas instituciones inútiles e ineficaces a la hora de responder a las crisis de nuestros países. Unasur es un claro ejemplo en el conflicto colombo-venezolano donde su rol ha sido absolutamente nulo y ha confirmado su rol funcional a los intereses de Caracas y de sus socios antes que a los valores superiores que retóricamente hicieron parte de su fundación. Si a eso se le suma el hecho de que un expresidente colombiano como Samper lo dirija en esta situación particular, agudiza la incompetencia del mismo. Con tambores de guerra en la frontera entre ambos países y como telón de fondo el grave problema económico de Venezuela, lo único claro que vemos es que el conflicto seguirá en escalada en los próximos meses con un agravamiento de las condiciones de vida de los ciudadanos.

El nacionalismo más cerril se vehiculizará como mecanismo que intente hacer olvidar las penurias cotidianas por la pasta dental y el papel higiénico y, no habría que descartar algunas escaramuzas violentas entre países. Dentro de esta crispación y agresión sin instituciones en las que confiar podrán darse circunstancias como la prisión y condena de líderes políticos como Leopoldo López en Venezuela y otros ataques a los derechos humanos. Palabras como traidor, cipayo o vendido a alguna potencia extranjera ocuparán los espacios en los que anteriormente la generosa contribución de los fondos del petróleo hallaban su nicho de expresión.

Vamos a una escalada de la violencia con el fondo del nacionalismo y los conflictos de frontera en cuyo nombre la violación sistemática a los derechos humanos será la característica fundamental de esta situación de conflicto en varios países. Ni la OEA ni la Unasur, ni la Celac … ni ninguna otra construida en el ánimo de unir a los pueblos de América Latina serán capaces de hacer frente a esta estrategia de crispación, conflicto y violencia que se viene. Lo que acontece en la frontera entre Colombia y Venezuela es solo una muestra de lo que veremos. La ciudadanía deberá entender este juego macabro que fundamentalmente los tiene a ellos como protagonistas pasivos de una lucha por el poder que no reparará en medios ni en sofismas para mantener su nivel de presión y disuasión.

Era justamente ahora que requeríamos instituciones de verdad y de aquellas de fachadas que solo sirven para incrementar las apariencias y para evitar que el coraje de enfrentar a los autoritarios tenga un espacio de discusión democrática como la que se evitó por un voto recientemente en la OEA.

Los populistas se están quedando solos y requieren inventar enemigos a cualquier costa. La estrategia es un mecanismo de sustentación autoritario en detrimento del anhelo ciudadano no solo de vivir en democracia, sino de sobrevivir con dignidad. Ahora todo eso es secundario y el conflicto lamentablemente será la base que sustentará la relación ciudadano-gobierno en varios países de América del Sur.

Benjamín Fernández Bogado

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

archivos

Estadísticas del blog

  • 2,770,654 visitas

Clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

A %d blogueros les gusta esto: