está leyendo ...
terrenal

La corrección del debate

En medio de la caldeada polémica desatada a raíz de los deseos de un grupo de catalanes, de independizarse de España, se han registrado dos documentos que se pueden considerar esenciales. El primero: una carta dirigida a “los catalanes” por el expresidente de gobierno Felipe González y días más tarde, la respuesta: “A los españoles” firmada por quienes encabezan el movimiento independentista del cual Artur Mas, actual presidente de la Generalitat, es el más visible. Con este motivo, el pasado día 6, el diario “El País”, vehículo de estos documentos, publicó un editorial que podría ser considerado el tercero en importancia. Textualmente dice:

“Desde hace casi cuatro décadas es habitual en EL PAÍS publicar polémicas, controversias y opiniones dispares respecto a la línea editorial del periódico o contradictorias entre sus colaboradores. Los únicos límites que hemos puesto a dichos debates son el mutuo respeto a los pronunciamientos ajenos y una mínima corrección (cuando no calidad) argumental en los artículos. Ninguna de estas dos premisas reúne la carta “A los españoles” que hoy aparece en nuestras páginas….”

Este párrafo parece escrito a propósito de las declaraciones hechas por Jorge Rodríguez, uno de los vicepresidentes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en el poder, con motivo de un editorial del periódico norteamericano “The Washington Post” que cuestiona la condena del político opositor Leopoldo López quien deberá guardar casi catorce años de cárcel. Rodríguez calificó al periódico como “parte de la canalla mediática internacional” porque “se mete y agrede al Poder Judicial venezolano, se inmiscuye en el juicio que se realizó al señor Leopoldo López preservando todos los extremos legales contemplados en la Constitución”.

No quiero aventurar qué condena hubiera recibido López de haber sido juzgado en los Estados Unidos, incluso la pena de muerte, ¿por qué no? o quizá alguna otra. Lo qué sí estoy seguro es que antes de haber sido condenado hubiera recibido algunas garantías: el juicio habría estado abierto al público y a la prensa; el acusado habría estado preso en una cárcel común y no en una cárcel militar; habría estado en una celda humanamente habitable y no en una porqueriza en la que de tanto en tanto los carceleros tiraban agua con inmundicias; hubiera estado en libre comunicación con sus familiares y no en régimen de aislación en donde no podía ver ni hablar absolutamente con nadie, ni siquiera con los otros presos.

López habría sido juzgado en un sistema político en el que el presidente del Congreso norteamericano no hubiera dicho nunca que allí estaban para “permitir que el hermano Maduro lleve adelante sus planes de gobierno” como lo hizo pocos días atrás Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela (Poder Legislativo). Hubiera sido juzgado por un sistema de tribunales donde el presidente de la Suprema Corte de Justicia no hubiera dicho nunca que compartía y hacía suyos todos los principios ideológicos del presidente de la República como lo dijo y lo repitió varias veces Gladys María Gutiérrez Alvarado, presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela.

Un país no es una empresa, ni mucho menos una empresa de transporte sino es un fenómeno político, por lo que es aconsejable que la cosa pública esté manejada por estadistas y políticos debidamente preparados para el trabajo que deben hacer. Y Venezuela está en manos de gente que viene del mundo del transporte, por camioneros. Hagamos un pequeño ejercicio de imaginación y tratemos de ver cómo sería nuestro país gobernado por los choferes de la Línea 6. Además, no olvidemos que en su momento, Nicolás Maduro corría por los pasillos del Palacio de Gobierno, en Asunción, instando a los militares a dar un golpe militar para evitar que Fernando Lugo, entonces Presidente, no fuera destituido por un juicio político, que sí es constitucional.

Por Jesús Ruiz Nestosa

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/la-correccion-del-debate-1408915.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

La frase

“La calidad nunca es un accidente, siempre es el resultado de un esfuerzo de la inteligencia”23/03/17
John Ruskin

el clima

Click for Asunción, Paraguay Forecast

admin

Arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes. Desde Asunción/Paraguay. laovejacien@gmail.com

archivos

estadísticas

  • 2,673,606 visitas
Follow laoveja100 on WordPress.com

instagram

Twitter

Peichante-Py en FB

A %d blogueros les gusta esto: